Tras el batacazo financiero del coronavirus

El Liverpool y el United fracasan en su intento de rentabilizar la crisis de la Premier

El fallido 'Project Big Picture' ha despertado críticas por la falta de solidaridad de los dos clubes ingleses más potentes de la historia. Hasta el primer ministro, Boris Johnson, se mostró decepcionado

Foto: Pogba y Alisson, abrazados en un pasado Liverpool-Manchester United. (Reuters)
Pogba y Alisson, abrazados en un pasado Liverpool-Manchester United. (Reuters)

Las propuestas del ‘Project Big Picture’ sacudieron el fútbol inglés esta semana en un intento por parte de los clubes más poderosos de la Premier League de perpetuar su posición dominante. Actualmente la crisis del coronavirus ha golpeado de lleno a las distintas competiciones de las islas británicas. El foco de atención se lo ha llevado su liga principal, la primera división masculina, que desde hace varios años es considerada como la mejor liga del mundo.

Su músculo financiero está en entredicho, a pesar de haber sido la liga que más ha gastado en este mercado de fichajes de verano (con amplia diferencia en relación a las grandes de Europa: 1.394 millones de euros empleados en fichajes en la Premier, por los 763 de la Serie A y con LaLiga en cuarto posición con 405 millones de euros, según valores de Transfermarket).

Salah, pensativo tras un partido del Liverpool. (EFE)
Salah, pensativo tras un partido del Liverpool. (EFE)

Una exclusiva de ‘The Daily Telegraph’ hizo saltar todo por los aires. Liverpool y Manchester United habían conducido varias reuniones bajo radar sondeando la posibilidad de un acuerdo con las competiciones menores que inyectara una gran cantidad de dinero para paliar la difícil situación económica de las divisiones bajas. Una investigación de ‘The Independent’ en el 2019 demostró que un 75% de los clubes Championship, League One y League Two (similar a la Segunda División española y a los grupos de Segunda B) estaban en riesgo de desaparición a largo plazo.

El fútbol sin aficionados desde el pasado mes de marzo no ha hecho sino agravar la principal fuente de ingresos de las categorías inferiores, así como del fútbol femenino en Reino Unido. Una reforma solidaria era necesaria, pero es en la letra pequeña donde los dos clubes del norte de Inglaterra ponían el verdadero precio a pagar: una serie de privilegios para los clubes más poderosos que abrirá aún más la brecha social del fútbol inglés.

Poder anti veto del Big Six

En esta propuesta de United y Liverpool, supuestamente apoyada en la sombra por Manchester City, Chelsea, Tottenham Hotspur y Arsenal, el Big Six podría tomar cualquier tipo de decisiones organizativa en la nueva Premier League y ni una mayoría podría negársela. David Lynch, encargado de cubrir la información de los 'reds' en el periódico británico ‘Evening Standard’, confirma a este medio cuál ha sido la reacción social y de la prensa tras conocerse la noticia: “Similar a la que se ha tenido Europa. Liverpool y Manchester United han quedado como los malos de la película”. Otra de las polémicas medidas sería la reducción de la Premier League de 20 a 18 clubes, lo que provocaría que cuatro equipos descendieran y dos ascendieran en la temporada anterior a la reforma

“Creo que no trataron de hacer amigos con esa propuesta sobre la mesa. Simplemente querían sacar ventaja de la peligrosa situación en la que se encuentra el fútbol inglés”, expone Lynch. Tras conocerse la noticia, las críticas han sido feroces y mordientes contra el United y Liverpool. La propia Premier League tumbó el proyecto a los pocos días, tras una oleada de crispación que fue desde la afición hasta el propio Gobierno británico, con Boris Johnson, primer ministro, a la cabeza: “Está claro que la propuesta no cuenta con el apoyo de Premier y es exactamente este tipo de acuerdos secretos los que socavan la confianza en la gobernanza del fútbol”.

Solskjær, técnico del United, en una imagen reciente. (Reuters)
Solskjær, técnico del United, en una imagen reciente. (Reuters)

El proyecto ha fracasado con fuerte oposición, pero no resta razón a los que apuestan por un cambio. La Premier League nació en 1992 y la crisis del coronavirus hace necesaria una reforma. “Varios elementos de estas propuestas que serían de mucha ayuda para preservar la pirámide del fútbol en Inglaterra. Pero Liverpool y Manchester United han sido criticados, con razón, en este intento de perseverar su posición en la cima”, asegura el citado periodista.

Dos eternos rivales más unidos de lo que parece

La rivalidad del Manchester United con el Liverpool es el gran clásico de Inglaterra. Dos ciudades del norte, que centraron su economía en la industria hasta la crisis de los años 70. Estos problemas económicos se cebaron especialmente con la ciudad del rio Mersey. Dos ciudades que, con el tren más rápido, apenas media hora las separa.

Los reds fueron el club más dominador de la liga antes de la era Premier League, pero sería destronado en número de títulos gracias a la era de sir Alex Ferguson al frente de los diablos rojos, que acabaron por acumular 20 triunfos. El Liverpool encontró en Klopp el heredero perfecto de un equipo ganador que no lo había conseguido desde la fundación de la Premier League, obteniendo su primera copa en la pasada temporada 19/20, quedándose a tan solo uno de su rival, con 19.

“Son feroces rivales sobre el césped, pero no nos debería sorprender ver a Manchester United y a Liverpool con opiniones similares. Son los dos clubes más grandes de Inglaterra y con cierta ventaja, además ambos tienen dueños americanos que se han visto sorprendidos por la naturaleza igualitaria del fútbol inglés, al menos en términos de ingresos televisivos, desde que llegaron a estas costas”, expone David Lynch. Fenway Sports Group es la compañía que manda en el Liverpool, con LeBron James como participante. A los diablos rojos los dirige la multimillonaria familia Glazer.

Un calendario exhaustivo… ¿Que necesita reforma?

En la serie de reuniones secretas lideradas por directivos de ambos clubes, la parcela deportiva no quedaba extinta de medidas. Una de las que más polémicas ha suscitado es la de los recortes de partidos, que se haría a través de una remodelación histórica de diferentes competiciones. Las más afectadas, la Carabao Cup y la Community Shield, que desaparecerían. No le pasaría lo mismo a la FA Cup en esta propuesta, el torneo de mayor prestigio en Inglaterra, pero que habría dejado de dar una plaza europea al vencedor de haber salido adelante el ‘Project Big Picture’.

Arsenal, último campeón de la FA Cup. (Reuters)
Arsenal, último campeón de la FA Cup. (Reuters)

“Esta es la parte que tiene más sentido, siendo honestos. La copa de la liga (Carabao Cup por temas de patrocinio) se ha convertido en esencia en una competición para equipos B e incluso los equipos más bajos de la liga prefieren ser eliminados a la primera oportunidad para evitar un atasco en su calendario. Y lo mismo para la Community Shield, que raramente ofrece partidos entremetidos ya que viene justo después de un período de pretemporada agotador, y pocas personas recuerdan quién gana al final. Ambas podrían ser sacrificadas con pocas objeciones”, argumenta el periodista de ‘Evening Standart’, acostumbrado a seguir la actualidad de los reds.

El pasado enero, Jurgen Klopp decidió que el calendario impuesto por la federación inglesa era demasiado duro para sus jugadores. La FA Cup no tiene en su sistema de competición más alternativa que un replay, jugar un nuevo partido, si se llega en empate al final de los 90 minutos. Klopp mandó al Liverpool Sub 23 a jugar un nuevo encuentro contra el Shrewsbury en dieciseisavos de final de la copa.

La competitividad de la Premier, el deseo de sus rivales

Si hay algo que ha caracterizado el éxito mediático de la liga inglesa en los últimos años frente a LaLiga o a la Serie A es su competitividad. Una ventaja que está en juego a raíz del intento de reforma. “La Premier League está lejos de ser perfecta y creo que todos aceptamos que hay varios equipos que no tienen prácticamente ninguna oportunidad de ganarla, pero sigue siendo una de las ligas más competitivas de Europa. Hemos tenido cinco ganadores diferentes en los últimos 8 años, ¿qué otra liga top puede igualar eso?, y una de ellas fue el milagro del Leicester City campeón”, valora David Lynch, antes de añadir: “Cualquier cosa que ponga más poder en las manos de los clubes grandes y que haga más probable la repetición de un ganador debería confrontarse”.

Las quejas no se hicieron esperar. Liverpool y Manchester United solo tuvieron un apoyo importante en el escenario británico, Rick Parry, presidente de la English Football League. “La afición del fútbol se ha unido contra ‘Project Big Picture’, incluso seguidores de los seis clubes que, aparentemente, se iban a beneficiar más en esos planes, decidieron realizar comunicados condenando las propuestas. Lo que espero es que la mayoría de elementos negativos de las proposiciones no enmascaren las buenas, y que por lo menos se pueda tener una conversación honesta sobre la salud del fútbol inglés y la necesidad de crear una solidaridad a través de las ligas”, sentencia el periodista británico.

Boris Johnson se mostró disgustado por la propuesta. (EFE)
Boris Johnson se mostró disgustado por la propuesta. (EFE)

El fuerte apoyo por parte de equipos de Championship, League One y League Two durante las reuniones recientes que se filtraron a la prensa no fue una sorpresa dada sus necesidades económicas. De momento, la Premier League ha aprobado un paquete económico de 50 millones de libras para ayudar a estos clubes, tumbando las pretensiones iniciales tanto de Liverpool como de Manchester. Pero es solo un parche temporal al problema.

La polémica llega solo días después de conocerse los nuevos precios que un espectador británico tendrá que pagar para disfrutar de la Premier a través de la televisión. Una aprobación por parte de los clubes de 19-1 (sólo se negó el Leicester City) ha provocado que la mitad de cada jornada se retransmitirá vía pay per view a través de Sky Sport y BT Sport, a un precio de 14,95 libras (16,5 euros) cada uno. Por supuesto a esto hay que añadirle el coste de cada las suscripciones, en torno a 20 libras por mes según los diferentes paquetes disponibles.

Fútbol
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios