Crisis simultáneas que se retroalimentan

'Rastreadores de covid' | Informe UK: cuatro crisis y un funeral (cada siete minutos)

Pablo Pombo se sumerge en la prensa internacional y selecciona los artículos imprescindibles para estar bien informado sobre la pandemia. Una 'newsletter' diaria solo para suscriptores

Foto: Imagen: Laura Martín.
Imagen: Laura Martín.

Crisis simultáneas que se retroalimentan. En Europa, solo hay un país que afronta un curso más endemoniado que España. Reino Unido. La crisis sanitaria parece fuera de control, el Gobierno desoye a los expertos que reclaman mayor contundencia. La crisis económica, ya severa, corre serio riesgo de empeoramiento. El malestar general sube la temperatura de la crisis social. Y la crisis territorial amenaza con reactivarse. Por debajo de todo, una crisis en las élites desde hace años. Un deterioro de la racionalidad política que se encuentra ahora frente a un desafío de magnitud histórica.

Crisis sanitaria: la secuencia de la segunda ola. Últimas dos semanas, secuencia de titulares en 'The Guardian' que refleja la gravedad de la situación. No faltan, por cierto, coincidencias con lo de aquí. La diferencia está en que nuestros números son todavía peores.

Día 6: “Miedo a que el Gobierno haya perdido el control según suben los casos”.

Día 8: “El Gobierno avisa: todo el Reino Unido encara el gran reto de frenar la segunda ola”.

Día 9: “El primer ministro anuncia la regla de seis” (máximo de personas en encuentros sociales).

Día 12: “Padres desesperados: los test y el rastreo son un desastre”.

Día 15: “3.105 casos nuevos, aumento de hospitalizaciones y del número de pacientes que necesitan respiradores”.

Día 18: “Boris Johnson: estamos entrando en la segunda ola”.

Día 19: “Los expertos piden medidas más contundentes”.

Día 21: “El Reino Unido podría tener 50.000 casos al día a mediados de octubre, según los asesores científicos del Gobierno”. “Seis meses de restricciones”. “Estimación de 200 muertes diarias”.

¿200? ¿200 muertes diarias? Tanto sufrimiento nos está llevando a obviar el significado de las cifras: 200 fallecimientos diarios, puestos sobre la línea del tiempo, equivalen a una muerte por covid cada siete minutos.

Día 22: “Boris Johnson establece nuevas restricciones que durarán 'quizá seis meses”.

Crisis económica: máximo riesgo. Entre las desarrolladas, solo hay una economía más golpeada que la española por la primera ola vírica: la británica. Un pequeño collage del 'Financial Times' puede ayudarnos a apreciar los niveles de riesgo. Previsión —hace una semana— de que allí se pierda en torno a medio millón de empleos a lo largo de este otoño.

Mientras tanto, el Gobierno desestima el consejo de los especialistas científicos: “Haría falta un confinamiento nacional de 15 días en octubre para frenar la enfermedad”.

Y para rematar, Boris Johnson amenazando con volar el acuerdo Brexit. ¿Por qué? Este análisis profundiza en la lógica del 'Britain first' —soberanía, intervencionismo populista estilo Trump— y sostiene que la economía británica puede salir peor que mal parada. Un escenario que podría llevarles hasta una caída de ingresos del 7,7% durante los próximos 15 años.

Crisis territorial: el fuego se reaviva. Pasamos a Bloomberg. Como consecuencia de lo anterior, dos crisis más. Dos rebeliones. La primera, política y probablemente coyuntural: una rebelión en el interior del Partido Conservador. La segunda, más grave: aumento de los problemas para el encaje de Gales, Irlanda y sobre todo Escocia.

“La apuesta de Johnson en el Brexit fermenta una rebelión escocesa”. “Escocia ha reafirmado su intención de forzar otro referéndum sobre la independencia después de criticar la postura del Gobierno británico. El apoyo para separarse de Inglaterra ha ganado apoyo popular durante la pandemia de coronavirus”. La nacionalista Sturgeon ha anunciado que planea movimientos en los próximos meses para que haya otra votación.

Crisis social, malestar multiorgánico. Se mire por donde se mire, la flemática y civilizada sociedad británica viene emitiendo preocupantes señales de malestar. Cuatro muestras publicadas en 'The Times'.

Represión: 10.000 libras de multa a quien se salte el aislamiento.

Movilizaciones sociales “hostiles y violentas” de negacionistas del virus y de quienes se oponen al confinamiento.

Servicios públicos: “Las escuelas están cerrando y los hospitales están colapsando”.

Seguridad: “Las disputas por drogas y el abuso doméstico alcanzan su punto más alto en una década”.

Texto muy recomendable. “Conservadurismo revolucionario”. Si Reino Unido está hoy frente al abismo es, en buena medida, por la ideología. ¿Es verdaderamente nueva esta enloquecida deriva de los 'tories'? “La naturaleza intransigente de los conservadores de Boris Johnson tiene profundas raíces históricas (...) Los conservadores de hoy están siempre rompiendo cosas: la BBC, la función pública, el Parlamento, la Corte Suprema, ahora la legislación internacional (...) ¿De dónde viene esto?”. Hay una explicación. Lectura para gozar. Útil.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios