4.211 firmas más de las requeridas

Bartomeu ya no puede seguir escondiéndose: 20.731 socios le dan el sopapo de su vida

Los promotores de la moción de censura entregaron este jueves en el Camp Nou nada menos que 20.731 firmas, 4.211 más de las requeridas. Necesitan ahora que 16.521 sean válidas

Foto: Los impulsores de la moción contra bartomeu presentan 20.731 firmas. (EFE)
Los impulsores de la moción contra bartomeu presentan 20.731 firmas. (EFE)

Acostumbrado a driblar las crisis y seguir adelante como si nada pasara, aún se desconoce cómo reaccionará ahora Josep María Bartomeu. El sopapo es gigante: los promotores de la moción de censura entregaron este jueves en el Camp Nou nada menos que 20.731 firmas, 4.211 más de las requeridas. Necesitaban que 16.521 fueran válidas y fueron 20.687 finalmente las válidas. Ahora según los Estatutos se abre un periodo de diez días como máximo para proponer un día para la votación que decidiría si él y su Junta directiva continúan al frente del Barcelona en un plazo de entre 10 y 20 días. Entonces, el voto de censura quedaría aprobado en el caso de que haya un 66,67% de votos en contra. Estos son los pasos formales, pero más allá de ellos existe la sospecha de que Bartomeu podría dimitir ante la sonora torta que acaba de llevarse.

En plena pandemia, sin partidos en el Camp Nou o en el Palau, en periodo vacacional y sin un nombre fuerte entre los promotores que arrastrara a las firmas o se llevara el foco en los medios de comunicación, la cifra de 20.731 firmas es una muestra evidente del descontento de los socios con Bartomeu y compañía. Nadie se esperaba una cifra semejante, ni siquiera los propios promotores por mucho que el último año haya sido un desastre total con el ‘Barçagate’, la dimisión de seis directivos durante el confinamiento, el 2-8 ante el Bayern y el burofax de Leo Messi, pero la masa social del Barça ha demostrado estar harta del presidente y de su gestión y se ha movilizado. Para hacerse una idea de la magnitud de lo que acaba de suceder, en 1998 Laporta (que encabezaba el grupo Elefant Blau) presentó 5.644 firmas en la moción contra Núñez. En el 2008, Oriol Giralt presentó 9.473 firmas contra Laporta. Y estos son los dos únicos precedentes.

Marc Duch, portavoz de Més una Moció, la plataforma promotora de la moción de censura que reúne a tres precandidatos (Jordi Farré, Víctor Font y Lluís Fernández Alá) y ocho grupos de opinión, manifestó: "Es una barbaridad. Con pandemia, sin partidos, con movilidad reducida... Es un escándalo conseguir casi 21.000 firmas. Significa que los socios están hartos. La gente no quiere que el club se degrade más. La reacción fría a esto es que habrá votación. La humana sería marcharse". Jordi Farré, representante legal de la moción e impulsor final del proceso, afirmó eufórico: "Creo que el presidente dimitirá hoy mismo, el número de firmas es brutal. Si no se va, supongo que el proceso irá al 1 de noviembre".

Bartomeu junto a Messi en su último acto de renovación. (EFE)
Bartomeu junto a Messi en su último acto de renovación. (EFE)

La incógnita Bartomeu

Nadie sabe ahora cómo reaccionará Bartomeu. Él, un maestro en el arte de la resiliencia, está más acorralado que nunca y el golpe moral es enorme. Después del ridículo en Lisboa y en una entrevista que se montó en su propia televisión (BarçaTV) y en la que comenzó diciendo: “Gracias por invitarme”, aseguró que no se le había pasado en ningún momento por la cabeza dimitir porque era “un acto de responsabilidad continuar”. Las elecciones estaban previstas para marzo y mientras el presidente tenía tiempo para cuadrar las cuentas antes de marcharse. Por el momento, no hay ninguna reacción por su parte, pero no se puede descartar que dimita antes de que se ponga en marcha la maquinaria para validar las 20. 731 papeletas que recibieron en el club.

El desbarajuste es tan enorme que aunque él mismo anunció una revolución tras el desastre de Lisboa, afirmó que la crisis era únicamente deportiva se ha mantenido en silencio a pesar de que Messi le llamara mentiroso ante todo el mundo y pretendía seguir como si nada pasara agarrado a la silla hasta poder cuadrar el ejercicio económico y agotar mandato, ahora ya le será imposible: o se constituye la Mesa del Voto de Censura que estará integrada por los dos primeros socios firmantes de la solicitud, dos miembros de la Junta directiva designados por la propia Junta y un delegado de la Federación Catalana de Fútbol, designado por la propia Federación Catalana, y que será el Presidente, o dimite ya.

Y por si fuera poco, mientras Farré presentaba las firmas, Quique Setién publicó un comunicado en su nombre y en el de sus ayudantes Eder Sarabia, Jon Pascua y Fran Soto asegurando que hasta este miércoles no habían recibido ninguna notificación del club respecto a su despido a pesar de que el 17 de agosto se anunció su despido en un comunicado. Además, y pese a que le queda un año de contrato, en el burofax que ha recibido no consta liquidación alguna y a sus ayudantes se les anuncia una “futura ubicación” en el club. Obviamente, han demandado al Barça. La crisis era y es claramente institucional y Bartomeu ya no tiene manera de seguir haciéndose el despistado ni de pasar de puntillas sobre ella invitándose a su tele.

Comunicado de Quique Setién.
Comunicado de Quique Setién.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios