La Fiscalía investiga el caso Fuenlabrada

Todos contra Tebas: el Gobierno se mete de lleno en la guerra del fútbol

La denuncia del CSD a la Fiscalía por los vínculos entre Javier Tebas y el Fuenlabrada (donde está su hijo) es el episodio más grave de una guerra larga, que ha terminado de explotar este verano

Foto: Javier Tebas posa durante una entrevista en octubre de 2018. (Reuters)
Javier Tebas posa durante una entrevista en octubre de 2018. (Reuters)
El pasado mes de marzo, cuando Iker Casillas visitó a Irene Lozano para explicarle los motivos por los que quería presentarse a la presidencia de la Federación Española de Fútbol, el campeón del mundo se encontró a una secretaria de Estado inusualmente fría. Su relato sobre políticas ineficientes y posibles corruptelas en la RFEF no inquietó a Lozano, que defendió la idoneidad de Luis Rubiales y el trabajo de su equipo en la Federación, asegurando además que el Consejo Superior de Deportes realiza su preceptiva labor de supervisión.

Como todo el mundo sabe, Casillas retiró tiempo después su candidatura, dejando sin rival a Rubiales en las elecciones (en este caso, reelección) del próximo 21 de septiembre. El exportero abandonaba la carrera no por el voto asegurado de muchas federaciones territoriales y el sistema de regalías que articulan el fútbol no profesional en España. Casillas (al igual que Javier Tebas, patrocinador de su candidatura) comprendió que era imposible ganar unas elecciones muy difíciles sin el apoyo del Gobierno, ni siquiera con un mito futbolístico como cartel electoral.

El candidato Pedro Sánchez lo había dicho en una entrevista un mes antes de las últimas elecciones: había que equilibrar el reparto de poder entre la Liga y la Federación. De ninguna forma iba a permitir que el batallador Rubiales perdiera el control del único contrapoder al enorme peso de la Liga en la gestión del fútbol y sus apetitosos derechos audiovisuales. (De hecho, una cuarta parte del presupuesto del CSD procede de fondos de la propia Liga).
A este deseo de contrarrestar la influencia de un ente privado (mediante donaciones y subvenciones) en el resto del deporte se une la sintonía política entre Pedro Sánchez y Rubiales: el padre de éste, Luis Manuel Rubiales, socialista andaluz de toda la vida, es exdelegado de Empleo de la Junta de Andalucía. (Fue, además, procesado en la rama granadina del caso de los EREs). Frente a este parentesco ideológico, la conocida predilección de Tebas por el ideario de Vox no le ayuda en esta nueva versión de la eterna batalla Liga-Federación.

Paso adelante

La decisión del CSD de trasladar a la Fiscalía una oferta de asesoría al ‘Fuenla’ por 130.000 euros es el avance más claro del Gobierno en un proceso que dura ya muchos meses: el acotamiento del poder de la Liga en el mundo del fútbol (personificado en Javier Tebas). Para ello ha encontrado un socio inmejorable: Rubiales. El todopoderoso Tebas, por su parte, ha encontrado su debilidad donde más duele: en su hijo Javier.

Javier Tebas Llanas es secretario del Consejo de Administración del Fuenlabrada (equipo de Segunda División, y por tanto miembro de la Liga de Fútbol Profesional). Este hecho, como mínimo poco estético, hubiese seguido pasando desapercibido de no ser por los inolvidables positivos del ‘Fuenla’ en la última jornada de Liga, cuando los dirigentes del deporte preparaban el champán para celebrar el éxito de los costosos protocolos sanitarios en la vuelta del fútbol.

El ‘caso Fuenlabrada’ explotó en el corazón mismo de la Liga, rompió la frágil paz alcanzada con el CSD y la Federación durante el confinamiento y colocó a Tebas al borde del pánico: el domingo 26 de julio, en un tuit insólito, asumió toda la responsabilidad que pudiera derivarse de aquellos hechos.

Una hora después, en un tuit no menos sorprendente, el Fuenlabrada negó su competencia y aseguró que no renunciaba a jugar el partido aplazado ante el Deportivo. Algún medio especuló incluso con la dimisión después de un ridículo que demostraba una nueva debilidad. La presencia de su hijo en el Consejo de Administración del club madrileño le había abierto una vía de agua en el momento más difícil: con la crisis pandémica, en medio de la incertidumbre y con el Gobierno (es decir, el Consejo Superior de Deportes) acusándolo públicamente de grave negligencia en los positivos del ‘Fuenla’.

El revuelo por el caso incendió el verano futbolístico: el Comité de Competición propuso el descenso administrativo del Fuenlabrada (algo que no sucedió finalmente, por decisión del CSD), la Federación y el Deportivo y Numancia pidieron una Segunda División de 24 equipos, otros clubes llegaron a reclamar una liga de 26. El ‘Dépor’ pidió la inhabilitación de Javier Tebas por su presunto abuso de autoridad y su no inhibición en un claro caso de conflicto de intereses (dado que había firmado una promesa de inhibición en asuntos relacionados con el Fuenlabrada cuando ascendió a Segunda División). Finalmente, el Tribunal Administrativo del Deporte (TAD) decretó que la Federación no tenía competencias en el caso (lo que invalidó el expediente abierto por su instructor, en el que se proponía el descenso del club madrileño).

Bloqueo

El Ministerio de Cultura y Deporte solicita que se investigue, además de la actuación de Tebas en el ‘caso Fuenlabrada', la oferta de 130.000 euros realizada por el presidente de la Liga al club madrileño para efectuar unos trabajos de asesoría en 2018. La vinculación de la patronal del fútbol con un club en el que tiene un papel muy destacado el hijo de Tebas es francamente cuestionable. Sin embargo, la Liga tiene un clavo al que agarrarse: en el momento de la oferta, el Fuenlabrada jugaba en Segunda B, categoría no profesional (ascendió un año después, en julio de 2019). Según la Liga, no ha vuelto a haber ninguna otra vinculación de este tipo con el club madrileño desde esa fecha.

Irene Lozano, Javier Tebas y Luis Rubiales, en una reunión durante el confinamiento. (Efe)
Irene Lozano, Javier Tebas y Luis Rubiales, en una reunión durante el confinamiento. (Efe)

El Gobierno da este paso tras comprobar el bloqueo de cualquier decisión sobre el expediente, atascado en un laberinto de recusaciones y recursos que no podía llevar a ningún lugar, y espoleados por los clubes que descendieron en aquella última jornada. Los presuntos vínculos de Tebas y el Fuenlabrada, dice el CSD, habrían “generado alarma” en “numerosos ámbitos” del deporte español.

Pruebas

“Todo depende de las pruebas que tenga el Consejo”, dice a El Confidencial una fuente federativa. Y de las fechas: ¿es fiscalizable esa oferta cuando el Fuenlabrada estaba en Segunda División B y no entraba en el radar de la Liga? ¿Hay algo más que no haya salido aún a la luz? Si la Fiscalía ve indicios de delito e inicia una investigación judicial que pudiese conducir a una eventual inhabilitación, la presión sobre Tebas podría ser excesiva (si bien el oscense, que accedió a la presidencia de la Liga en 2013, es abogado fajado en peleas y acaba de ser reelegido además al frente de la patronal para los próximos cuatro años).

La investigación de la Fiscalía apunta al flanco más expuesto de Tebas, su hijo, en un contexto de probable depreciación de los derechos televisivos y la marcha de estrellas a otros campeonatos (una sangría frenada por la decisión final de Messi tras el culebrón barcelonista). Si a ello se le suma el vapuleo del fútbol español en la reciente Champions League y la incertidumbre económica ante el coronavirus, la crisis económica y los estadios vacíos, la posición de Tebas (cuyo sueldo supera los dos millones de euros anuales) parece menos envidiable que hace pocos años, cuando el aclamado gestor de la recuperación económica del sector a través de la comercialización de derechos audiovisuales vendía su producto por todo el planeta, risueño, casi evangelizador.

El Gobierno decidió la semana pasada confiscar los derechos audiovisuales de las federaciones (es decir, que los gestione obligatoriamente el Estado). La mayoría son comercializados por la Liga. Este lunes ha decidido llevar los vínculos oscuros de Tebas a la Fiscalía. La guerra del fútbol nunca para; sencillamente, los bandos se han redefinido.
Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios