El brasileño quiere suceder a Messi

¿El mejor del mundo? Neymar y la corona que buscaba tras su marcha del Barcelona

El astro brasileño dejó el Barcelona con el objetivo de emprender un camino solo que lo llevara a ser el mejor jugador del mundo y este domingo tiene la oportunidad de conseguirlo

Foto: Neymar tiene ante sí el momento de consagrarse en el fútbol mundial. (Reuters)
Neymar tiene ante sí el momento de consagrarse en el fútbol mundial. (Reuters)

“Una de las razones por las que Neymar deja el Barça es porque el juego se dirige completamente hacia Leo Messi y Neymar se ve obligado a trabajar para él”. Es lo que aseguró Unai Emery cuando el técnico español se marchó del PSG. La realidad es que el astro brasileño fue convencido por su entorno para coger las maletas y dejar Barcelona, lugar donde estaba cómodo junto a sus amigos Luis Suárez y Leo Messi, con el objetivo de emprender un camino solo que lo llevara a ser el mejor jugador del mundo, porque ese camino con el argentino al lado era imposible. Ahora después de tres años de lesiones, polémicas y fracasos en el PSG, tiene la oportunidad de colocarse la corona de rey del fútbol ganando la final de la Champions League. Y más, después del estrepitoso fracaso tanto de Messi como de Cristiano Ronaldo. Dos jugadores que parecían inalcanzables.

Tras la vuelta a la competición todo apuntaba a una nueva decepción del PSG. Volvían a caer en cuartos de final de la Champions League. Ni Neymar, ni Mbappé eran capaz de solucionar el desastre contra el Atalanta, pero el brasileño se echó el equipo a la espalda en el peor momento y logró una remontada mágica. El muro de cuartos estaba derribado y el Red Bull Leipzig no pudo frenar en semifinales la ambición de un equipo que se siente imparable liderado por un jugador que se encuentra en uno de los mejores momentos de su carrera. Lo de Neymar en esta final a ocho en Lisboa es de otro planeta.

Era cuestión de tiempo

Era cuestión de edad que un jugador de la calidad de Neymar alcanzara el trono de Messi y Cristiano Ronaldo. Esto era lo que esperaba el propio Ney. Alzarse como el líder del PSG y aprovechar como Messi acababa humillado por el Bayern, y Ronaldo y su Juve decepcionaban frente a un flojo Lyon. Este domingo Neymar tiene la oportunidad de conseguir lo que tanto tiempo lleva buscando. Ser el mejor jugador del mundo. Ante él solo 90 minutos, pero enfrente no estarán ni el Atalanta ni el Leipzig. Llega una apisonadora llamada Bayern Munich con un cañonero como Robert Lewandowski que también quiere esa corona. El partido determinará quien es el mejor jugador del momento.

Pero para Neymar esto es mucho más importante que para el polaco después de su criticada salida del Barcelona. El futbolista brasileño dijo en una entrevista con el periódico británico Daily Mirror que quiere ser el mejor del mundo. Además habló de lo lastrado que ha estado estos últimos años por las lesiones para la búsqueda de ese objetivo. “Son los peores momentos en la carrera de un deportista”, confesaba. ”Tuve dos lesiones de gravedad en dos años y estuve fuera de los terrenos de juegos durante, prácticamente, seis meses. Echaba de menos marcar goles. Las lesiones son parte de la vida de un atleta e intentamos prepararnos para ellas. Si ocurren, es importante mantenerse bien mentalmente durante la recuperación”, aseguraba el astro brasileño.

La realidad es que el brasileño cayó en una espiral que parecía no tener fin. Ya no solo por las lesiones y su constante infelicidad e interés en volver a Barcelona, sino que a su lado crecía cada vez más un jugador llamado Kylian Mbappe. Muchos decían que en ese momento el brasileño se hundiría mientras aparecía una nueva estrella para dominar el mundo del fútbol los próximos diez años: “Neymar ha pasado de ser la sombra de Messi a ser la de Mbappe”. Un duro golpe que no iba a permitir ‘O rey’.

Este último año pudo centrar más la cabeza a sus 28 años. Le ha venido de perlas el final de la Ligue 1 antes de tiempo y se ha esforzado al máximo para evitar un nuevo fracaso del PSG en la Champions League. “Muchas veces me he equivocado y recuperar toda la confianza que tenía cuesta mucho. Hay que pagar un alto precio. Creo que es normal que los seres humanos fallemos, es parte de la vida y por esos errores creces y aprendes”. Gracias a entender su importancia en el PSG el brasileño ha brillado tras el confinamiento y ha asumido todos los galones.

Neymar y Mbappé serán las principales amenazas del PSG contra el Bayern. (EFE)
Neymar y Mbappé serán las principales amenazas del PSG contra el Bayern. (EFE)

¿El mejor del mundo?

Le ha costado, pero parece que ha conseguido esa madurez deportiva que le ha faltado en París todo este tiempo. El brasileño, en incidencia en el juego, se ha convertido en el jugador más decisivo del mundo. Esta Champions ha servido para demostrarlo. En la actualidad nadie es capaz de superar las defensas de los equipos con la verticalidad y el descaro del brasileño. En plena madurez futbolística, asiste a su gran oportunidad para ser considerado el mejor jugador del mundo. Lisboa dictará sentencia, pero Neymar lo tiene todo para ser el nuevo rey e incluso sus compañeros en el PSG saben lo que ha trabajado para cumplir el sueño del jeque.

"Es muy agradable jugar con un jugador como Neymar, uno de los mejores del mundo. Si ganamos la Champions League, seguramente estará en condiciones de ganar el premio. Naturalmente, está destinado a ganar este tipo de trofeos", dijo Mbappé en la rueda de prensa tras la victoria por 3-0 sobre el RB Leipzig. El capitán del PSG, Thiago Silva, también cree que Neymar merece ganar el premio FIFA este año. "Gane o no gane (la final) creo que tiene potencial para ganar el premio", dijo. "Sabemos que es su objetivo, porque es un excelente jugador, este año hizo cosas increíbles. Ha estado motivado desde el regreso de la pandemia", comentó Silva. "Creo que llegará su momento, solo tiene que seguir trabajando de la forma en que él trabaja. Espero que pueda ser bendecido el domingo. No anotó en esos partidos (cuartos de final y semifinales), pero le dio tranquilidad al equipo. Creo que ese momento llegará”.

Aunque Thiago Silva crea que es indiferente si gana o no la Champions para considerarlo el mejor, la realidad es que lo logrado este año ha sido frente a equipos de un escalón menor. El Bayern es el mejor rival para consagrarse, pero si pierde la oportunidad, el sueño de ser el mejor del mundo se puede volver a esfumar porque una vez más el PSG y sus estrellas fallarían contra los grandes de esta competición. Si eso ocurre Lewandowski sería el rey en Lisboa.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios