HA DESBARATADO TODA LA ESTRUCTURA DEPORTIVA

Los 55 despidos en el Arsenal ponen al director del fútbol Sanllehí bajo sospecha

Al exdirector de fútbol del Barça y ahora del Arsenal se le relaciona con un agente de jugadores e incluso el propietario del club inglés ha enviado un emisario de su confianza desde Estados Unidos

Foto: El catalán Raül Sanllehí, director de fútbol del Arsenal, junto al agente Kia Joorabchian.
El catalán Raül Sanllehí, director de fútbol del Arsenal, junto al agente Kia Joorabchian.

Lo contamos en El Confidencial el pasado mes de abril y el tiempo no ha hecho sino confirmar los peores presagios. El director de fútbol del Arsenal, el español Raül Sanllehí, está bajo sospecha por su pésima gestión del club londinense que, de momento, le ha costado el puesto a 55 trabajadores, entre ellos muchos de los que formaron la estructura deportiva con Arsène Wenger. Cómo será de preocupante la situación, además de turbulenta, que el propietario del Arsenal, el magnate estadounidense Stan Kroenke, ha enviado a Londres a un hombre de su confianza para controlar a Sanllehí.

El directivo catalán llegó al FC Barcelona en el verano de 2003 procedente de Nike y durante cinco años trabajó en el departamento de marketing. Sin embargo, desde septiembre de 2008 y hasta finales de 2017 ejerció como director de fútbol, precisamente el cargo para el que su amigo Ivan Gazidis le fichó para el Arsenal tan solo unos meses después, aunque al poco tiempo él se marchó al Milan y le dejó aún más poder. Si recuerdan las recientes declaraciones de Pep Guardiola en las que al ser preguntado por los gunners dijo "les tengo respeto en el campo, fuera de él no tanto", aquí tienen la respuesta...

El Arsenal es el tercer club del mundo con el mejor contrato con una marca deportiva, Adidas, que le paga 67 millones de euros al año. La aerolínea Fly Emirates le da 45 por temporada por ser su patrocinador principal, además de otros 30 más por dar nombre a su campo. El gobierno de Rwanda paga 10 millones por anunciarse en las mangas de su camiseta y los ingresos por televisión, marketing y premios deportivos de la Premier en la temporada 2018-19 le reportaron 160, a los que sumó 25 más de la UEFA. Con las entradas más caras del fútbol inglés, es el segundo club que más ganó en este concepto, con cerca de 100 millones, más otros 30 por la Europa League.

Es decir, que en total el Arsenal CF ingresó el año pasado 445,6 millones y se situó undécimo en el ranking elaborado por Deloitte de los clubes más ricos del mundo en 2020. Sin embargo, casualmente desde la llegada a la gestión del club londinense del mencionado Raül Sanllehí los números son cada vez peores, y no solo a causa de la pandemia del Covid-19, que evidentemente ha afectado. Así, en un extenso comunicado emitido este miércoles, el catalán explicó que "en los últimos años, hemos invertido constantemente en personal adicional para hacer avanzar al club, pero con la reducción esperada de ingresos, ahora está claro que debemos reducir aún más nuestros costes para asegurar que estamos operando de manera sostenible y responsable, y que nos permita seguir invirtiendo en el equipo".

Según puede leerse en el comunicado que Sanllehí firma junto al gerente, Vinai Venkatesham, "nuestro objetivo ha sido proteger los empleos y los salarios base de nuestra gente durante el mayor tiempo posible. Desafortunadamente, hemos llegado al punto en el que proponemos 55 despidos. No hacemos estas propuestas a la ligera y hemos analizado todos los aspectos del club y nuestros gastos antes de llegar a este punto. Ahora estamos entrando en el período de consulta requerido de 30 días para estas propuestas. Sabemos que esto es molesto y difícil para nuestro dedicado personal y nuestro objetivo es gestionar esto de la manera más sensible posible".

Tal y como explican los medios ingleses, se entiende que los recortes afectarán a algunos departamentos de fútbol, ​​así como comerciales y administrativas. Si bien el anuncio no detalló el impacto financiero que tendrán tales despidos, las estimaciones iniciales sugieren que el Arsenal podría ahorrar alrededor de 2 millones de libras sobre la base de 55 empleados con un salario medio de 35.000 libras anuales. Sin duda, un pequeño porcentaje de la masa salarial del club, que la temporada pasada fue de 232 millones de libras. Algo no cuadra...

Raül Sanllehí, junto a Edu, ex jugador del Arsenal y ahora director deportivo
Raül Sanllehí, junto a Edu, ex jugador del Arsenal y ahora director deportivo

Vender el coche para comprar gasolina...

Lo destacaba el diario 'The Guardian': "El jefe de reclutamiento del Arsenal, Francis Cagigao, se encuentra entre los 55 miembros del personal que dejarán el club después de que se anunciaran una serie de despidos. Cagigao se ha forjado una reputación formidable durante los 24 años de servicio al Arsenal, para quien también jugó cuando era joven, aunque ahora le han comunicado que sus servicios ya no son necesarios y se irá cuando negocie su salida. La decisión de liberar a Cagigao será objeto de una observación particular dado su brillante historial, que le ha ganado una reputación entre los mejores captadores de talentos del mundo. Cesc Fàbregas, Héctor Bellerín y Gabriel Martinelli se encuentran entre los jugadores jóvenes que descubrió, y ha sido fundamental en muchos otros acuerdos en las últimas dos décadas". Y eso que no destacan que Cagigao fue quien apostó por fichar a Mikel Arteta como sustituto de Unai Emery...

Claro que en el mismo medio, sin duda uno de los más prestigiosos de la prensa británica, se explica que, igual que "dentro del club hay sorpresa y un enfado considerable con respecto a estos despidos, también existe cierta sensación de que había ganas de cambiar el departamento de exploración y captación de jugadores. Se percibe que la cúpula directiva del Arsenal ha optado por un enfoque más dirigido por agentes para asignar jugadores en los últimos 18 meses, con la influencia de Kia Joorabchian, cada vez con una mayor presencia en las operaciones". Y es aquí donde todos los dedos acusadores apuntan al catalán Raül Sanllehí, además de al brasileño Edu, exjugador de los gunners y ahora director deportivo.

En otro comunicado, los aficionados del Arsenal criticaron duramente los recortes y destacaron que "los jugadores han contribuido a ahorrar en el club al tomar recortes salariales voluntarios. Esperábamos que estos ahorros se utilizaran para garantizar que todo el personal del Arsenal esté bien cuidado en estos tiempos difíciles". Sin embargo, no ha ido así y la sospecha de la duda se cierne sobre Sanllehí y su cercanía al agente Kia Joorabchian, quien casualmente representa a algunos de los jugadores que suenan para el Arsenal, aunque en el caso de no hacerlo ya se encarga él de que así sea. Ya es triste que mientras un catalán como Pep Guardiola está haciendo un gran trabajo en el Manchester City, otro catalán se esté cargando el Arsenal...

Fútbol
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios