Es titular en Francia

Sarabia, la gran novedad en la selección y la alegría de un PSG a la gresca con Neymar

El madrileño debutará con la selección Española después de estar un año pendiente de la llamada. Llegó a París este curso tras su extraordinario rendimiento en Sevilla y ya se ha ganado a Tuchel

Foto: Sarabia, en acción durante el encuentro contra el Toulouse de la semana pasada en la Ligue 1. (EFE)
Sarabia, en acción durante el encuentro contra el Toulouse de la semana pasada en la Ligue 1. (EFE)

Al contrario que Neymar, Pablo Sarabia es feliz en París. El madrileño, gran novedad en la lista facilitada por Robert Moreno para los partidos que la Selección jugará el próximo mes de septiembre contra Rumanía e Islas Feroe, llegó a la entidad francesa este verano procedente del Sevilla -previo pago de 20 millones de euros- y no ha podido comenzar mejor la temporada dentro de las filas de un equipo de la máxima exigencia y que esta temporada, como las anteriores, aspira a todo.

Sarabia ha disputado dos de los tres partidos de lo que llevamos de Ligue 1 como titular, con asistencia de gol incluida a su nuevo compañero en la delantera, Kilyan Mbappé, el pasado fin de semana ante el Toulouse. Su relación y química con el joven galo, al igual que con el resto de sus compañeros, es total. El curso pasado sus estadísticas defendiendo la camiseta hispalense le elevaron a la categoría de crack: 23 goles y 19 pases de gol entre todas las competiciones. En aquel momento ya se mereció la convocatoria con el combinado nacional, pero la delicada situación hispalense lo impidió (pese a que Luis Enrique sí decidió contar con Jesús Navas y Sergi Gómez). Ha sido ahora de la mano de Robert Moreno cuando por fin el futbolista ha colmado su gran deseo: vestir los colores de España.

Finalmente, el madrileño se ha ganado la confianza de Moreno como antes hiciera con Thomas Tuchel, su nuevo míster en la capital francesa, que está encantado. En el debut oficial de su equipo contra el Rennes en la Supercopa de Francia fue clave partiendo desde la banda derecha por delante de Di María. Asistió a Mbappé para el empate y jugó unos extraordinarios 90 minutos, siendo un constante incordio para la defensa rival. "Es un jugador impresionante. Corre mucho con y sin balón. Su juego sin pelota es un ejemplo para todos. Aporta mucha intensidad en defensa y ataque", explicó el técnico tras el encuentro. Sarabia es, sin duda, ejemplo de compromiso en un Parque de los Príncipes a la gresca con su principal estrella, Neymar. Dos perfiles claramente contrapuestos en actitud. Sarabia es la alegría de Tuchel y la ilusión de los seguidores. "Él (Sarabia) nos da profesionalidad", remató el alemán con contundencia. Su buen momento también lo aprovechará 'la roja' durante los próximos días.

Monchi quiso que continuara

El futbolista quiere vaciarse, consciente de que este verano la Eurocopa puede ser un gran escapárate para él, y en el PSG le ven con la suficiente determinación como para ser decisivo en el corto plazo. El canterano madridista, que hizo méritos en el Getafe antes de fichar por el Sevilla, era feliz en Andalucía y, dado su gran rendimiento, durante un tiempo se rumoreó con su posible vuelta a Madrid, bien para acampar en el Bernabéu o en el Wanda Metropolitano. Sin embargo, el PSG se adelantó a todos, consciente del talento que atesora su zurda, y le ofreció un contrato irrechazable. Monchi, que regresó a Sevilla este mismo año, bregó por conseguir su continuidad, al igual que Julen Lopetegui, pero resultó imposible. Sarabia decidió dar un paso adelante en su carrera, salir de su 'zona de confort' y vestir el escudo de un top 5 europeo que buscará con ahínco la Champions con o sin su mediática estrella brasileña, cuya comunicación con el vestuario se ha resentido mucho.

En la capital francesa Sarabia presume de afinidad con todo el staff y se ha encontrado un club organizado, ambicioso y con una mecánica de trabajo favorable a sus condiciones. Además, no está solo: Ander Herrera, Bernat y el ex bético Jesé conforman un PSG más español que nunca, por lo que se siente muy arropado. Tras las lesiones de Cavani, Mbappé y las no convocatorias de Neymar, Sarabia cerrará la última jornada de liga este viernes (20:45 contra el Metz) antes del parón de selecciones como teórico titular, por lo que, salvo percances, llegará con el depósito de confianza a rebosar a la concentración del próximo lunes.

Fútbol
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios