fue despedido hace nueve días por la roma

Monchi, una semana en el paro: regresa para reflotar a un Sevilla en crisis

"Esto no quiero que sea un adiós, quiero que sea un hasta luego", dijo Monchi hace dos años cuando anunció su marcha del Sevilla. Ahora regresa para reflotar el equipo

Foto: Monchi ha sido el director deportivo de la Roma durante las dos últimas temporadas. (EFE)
Monchi ha sido el director deportivo de la Roma durante las dos últimas temporadas. (EFE)
Autor
Tiempo de lectura3 min

Ramón Rodríguez, Monchi, vuelve a casa. Nueve días después ser despedido de la Roma, regresa al Sevilla para ocupar el cargo de director general deportivo, según informó este domingo la entidad hispalense en un comunicado. Es el tercer movimiento importante en Nervión esta semana, tras el despido de Pablo Machín y el nombramiento de Joaquín Caparrós como entrenador.

"El Sevilla FC y Monchi han alcanzado un acuerdo para que regrese al que había sido su puesto hasta hace dos años, como director general deportivo de la entidad nervionense. Su incorporación se hará efectiva a partir del próximo 1 de abril", dice el Sevilla en su web.

"Esto no quiero que sea un adiós, quiero que sea un hasta luego", dijo Monchi hace dos años, cuando anunció su salida del Sevilla. Llevaba casi tres décadas en el club, desde su llegada en 1988. Tras su retirada como jugador pasó a la estrtuctura deportiva del club, donde se ocupó el puesto de director deoprtivo. Durante 17 años, él fue el gran responsable con sus fichajes y su planificación del crecimiento sevillista. El Sevilla se convirtió en uno de los equipos más éxitosos del fútbol europeo y Monchi, en uno de los directores deportivos más reputados del fútbol mundial.

Antes de marcharse en 2017 ya había rechazado muchas ofertas. En la primavera de ese año aceptó la de la Roma, donde ha estado las dos últimas temporadas. Allí le tocó el complicado papel de jubilar a Totti, leyenda romanista, y renovó el equipo. En su primer curso, la Roma dio el campanazo al eliminar al Barcelona en cuartos de final de la Champions League con una gran remontada en el partido de vuelta.

Este año, la trayectoria del equipo ha sido muy errática. Fuera de los cuatro primeros en la Serie A, eliminado en cuartos de final de la Coppa Italia con una sonrojante derrota ante la Fiorentina (7-1) y a casa en octavos de final de la Champions, donde fue superado por el Oporto. Ese resultado acabó con la paciencia de James Pallotta, dueño del club romanista, cuya relación con Monchi no era la mejor. El multimillonario estadounidense despidió al entrenador, Eusebio Di Francesco, y también al español.

Mientras su etapa en Roma se acababa, el proyecto del Sevilla en la era pos-Monchi naufragaba. El primero había comenzado con el Toto Berizzo, sustituido por Vincenzo Montella. El italiano también fue destituido y Joaquín Caparrós ocupó su lugar al final de la pasada temporada. Este año vuelve a hacer lo mismo, pero esta vez en lugar de Pablo Machín, que comenzó muy bien su etapa en el banquillo hispalense, pero que fue destituido el jueves tras la eliminación en octavos de final de Europa League ante el Slavia Praga.

El viernes, en la presentación de Caparrós como entrenador, el presidente del Sevilla, Juan Castro, dijo que las negociaciones con Monchi iban por buen camino. Dos días después, el regreso del hijo pródigo ya es oficial. A partir del 1 de abril, Monchi volverá a coger las riendas del equipo de su vida.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios