tiene una cláusula de 26 millones

Pablo Fornals, el niño que quiere toda Europa solo cuesta 26 millones de euros

Luis Enrique lo convocó con la Selección española y, con solo 22 años, es el líder de Villarreal, equipo que lo fichó hace año y medio del Málaga

Foto: Pablo Fornals es el jugador más utilizado del Villarreal esta temporada. (Reuters)
Pablo Fornals es el jugador más utilizado del Villarreal esta temporada. (Reuters)

Pablo Fornals (Castellón, 1996), como la inmensa mayoría de los seguidores del Villarreal, no piensa que el amarillo es color de mal fario y confía en resolver muy pronto la mala situación del equipo de La Cerámica. Este joven mediocampista de mirada de águila y hombros afilados es el objeto de deseo de varios equipos 'top' del continente. Su juventud, su talento y el montante de su cláusula (26 millones de euros) hacen de Fornals un mirlo blanco para los depredadores del fútbol en Europa.

Luis Enrique, el seleccionador, no miró la clasificación del Villarreal para llamar a Fornals en la última convocatoria y hacerlo jugar contra Bosnia en Las Palmas de Gran Canaria (ya había debutado en mayo de 2016, también ante Bosnia, en un amistoso previo a la Eurocopa). El castellonense lució con brillo y dejó su tarjeta de visita para nuevas convocatorias. Pablo Fornals siente cómo su trayectoria futbolística vuela más que corre. Se hizo al fútbol en Villarreal, pero el trabajo de sus padres, funcionarios ambos, lo llevó a militar en el Castellón. A los 15 años, los ojeadores del Málaga vieron el talento de Fornals y el chaval emigró a la Costa del Sol. Salva Ballesta, el exfutbolista del Sevilla, Atlético y Valencia, lo hizo debutar en el filial cuando apenas contaba con 17 años. Y Javi Gracia le dio plena confianza para que, con apenas 18, tocase el cielo en la división mayor. El hoy técnico del Wattford inglés tiene un lugar en el corazón de Pablo. "Javi Gracia fue muy valiente al confiar en un chaval como yo y siempre le estaré agradecido. Me alegro que le vaya muy bien en Inglaterra", dice Fornals.

Pablo Fornals fue una de las novedades en la última lista de convocados de Luis Enrique. (Reuters)
Pablo Fornals fue una de las novedades en la última lista de convocados de Luis Enrique. (Reuters)

El Villarreal tiró de chequera y repescó a Fornals en el verano de 2017. Tuvo que abonar 12 millones de euros, cantidad de su cláusula. Dinero muy bien invertido, porque desde el primer momento, el '8' del cuadro amarillo agarró la etiqueta de titular y nunca más la soltó. Fornals, un centrocampista que tira para las bandas, realiza peliagudas diagonales y lanza misiles con su pierna derecha, también se hizo un fijo con la selección sub-21 y ahora, casi sin pestañear, ha llegado a la absoluta. “Debutar con la Selección es un paso muy importante, algo que ya no se olvidará nunca, ahora hay que seguir trabajando para que el seleccionador te tenga en cuenta más veces”.

Pablo Fornals, que de pequeño admiraba a Zidane y a Ronaldinho, arruga el entrecejo cuando habla sobre la pobre trayectoria liguera del Villarreal, vacilando con los puestos de descenso. Asume que el equipo no ha estado a la altura esperada. "Pero en el próximo partido, el que juguemos (será el aplazado contra el Real Madrid, el 3 de enero), el Villarreal saldrá con todo, y estoy seguro que borraremos la mala imagen que hasta ahora se ha visto de nosotros".

West Ham, Barça, Bayern, Arsenal…

Pese a que el equipo amarillo anda en horas bajas, el papel de Pablo Fornals se cotiza muy alto. Movidos por la asequible cláusula rescisión para un futbolista en plena erupción de talento, el West Ham, a instancias de Pellegrini (el chileno sigue muy de cerca al Villarreal), se ha mostrado dispuesto a pagarla de inmediato, pero Fornals ha frenado en seco su salida. "No puedo dejar a mi equipo tirado. Y mucho menos ahora". El Barcelona, hace muy poco, envió a un emisario a 'tocar' al futbolista y al club. De momento, el interés azulgrana anda al descubierto. También el Arsenal de Unai Emery y el Bayern de Múnich (en pleno proceso de reestructuración de su plantilla) han mostrado interés en Fornals, cuyo nombre copará titulares en los próximos meses.

El jugador, muy implicado en achicar agua de la semihundida nave del Villarreal, anhela llevar su vida más tranquila que nunca. No le verán de farras por la noche y sí paseando a sus tres perros (Will, Rocky y Kira) por la urbanización playera donde habita. Si acaso, recibiendo la visita de sus amigos de siempre. Profesional íntegro, es un obseso de la recuperación tras el esfuerzo y los buenos alimentos. "La vida del futbolista no es muy larga y debemos cuidarnos al máximo para luego rendir a tope en el campo", asegura Pablo. En la grada, decenas de ojeadores de los grandes depredadores del fútbol escudriñando cada acción de Fornals. El futbolista, a su bola. El Villarreal, ahora entrenado por Luis García Plaza, necesita un millón de piernas y manos.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios