va a pedir su "integración directa"

La Federación Vasca de Fútbol acuerda solicitar su oficialidad a la FIFA y la UEFA

La asamblea general aprueba reclamar a los organismos rectores del fútbol que la selección vasca pueda competir a nivel internacional con 43 votos a favor, ninguno en contra y una abstención

Foto: El entrenador José María Amorrortu (d) aplaude a sus jugadores durante el partido entre la selección vasca y Venezuela el 12 de octubre en Mendizorroza. (EFE)
El entrenador José María Amorrortu (d) aplaude a sus jugadores durante el partido entre la selección vasca y Venezuela el 12 de octubre en Mendizorroza. (EFE)

La Federación Vasca de Fútbol (FVF) ha acordado hoy en asamblea reclamar formalmente la “integración directa” en la FIFA y la UEFA de cara a que la selección vasca pueda competir a nivel internacional como una nación en igualdad de condiciones que el resto de países. La solicitud de la oficialidad del combinado vasco se ha aprobado con 43 votos a favor, ninguno en contra y una abstención.

Se trata, en todo caso, de un gesto de cara a la galería a efectos prácticos, ya que tanto los responsables de la FVF como el Gobierno de Vitoria y el resto de instituciones vascas que avalan esta solicitud son conscientes de que los organismos rectores del fútbol internacional no van a atender una reclamación que, además, no encuentra cobijo dentro del ordenamiento jurídico español. Sin ningún recorrido en el terreno deportivo, la solicitud formal de la oficialidad de la selección vasca se realiza en esencia por las connotaciones políticas que implica el dar este paso para atender la que es una vieja aspiración del nacionalismo.

Reclamar la "oficialidad internacional" de la Federación Vasca de Fútbol se ha aprobado esta tarde en la asamblea general ordinaria celebrada en Durango (Vizcaya) para abordar esta cuestión. La votación sobre esta petición constituía el tercer y único punto de fuste de la asamblea, que contaba con otros dos puntos en el orden del día: la "alocución" del presidente Luis Mari Elustondo y la designación de tres miembros para "verificar el acta". "Manifestando la voluntad de la Federación Vasca de Fútbol, en representación del fútbol vasco, de consecución de la oficialidad internacional de sus selecciones representativas, acuerda para su materialización solicitar formalmente la integración directa de la FVF en la UEFA y la FIFA", señalaba la propuesta sometida a votación.

Este paso para reclamar la oficialidad de la selección vasca ya se intentó dar el pasado año en la asamblea general celebrada a finales de junio en Bilbao, pero la votación finalmente no se llevó a cabo ante la falta de consenso por el rechazo de las federaciones territoriales de Vizcaya y Álava a abordar esta cuestión. Sin embargo, el panorama ha cambiado este año a raíz del respaldo dado por la territorial alavesa a someter a votación de la asamblea la solicitud formal de la oficialidad de la selección vasca, algo que siempre ha respaldado la federación guipuzcoana. Finalmente, 44 representantes han participado en la votación, con un apoyo prácticamente unánime entre los votantes, según los resultados dados a conocer por la FVF. La asamblea general de la Federación Vasca de Fútbol está compuesta por los representantes de los 87 clubes de los tres territorios, 16 personas en representación del estamento de futbolistas, nueve del de árbitros y diez del de entrenadores, lo que equivale a 122 miembros en total. Los clubes que rechazaban solicitar a la UEFA y la FIFA la inclusión de la FVF como una federación independiente de la española no han estado presentes en la asamblea.

La votación ha sido secreta, si bien se ha conocido que la Real Sociedad y el Athletic han avalado la solicitud, mientras que el Eibar y el Alavés no han participado en la misma. En la asamblea han estado presentes los jugadores de la Real Asier Illarramendi y David Zurutuza, el portero del Eibar Asier Riesgo, el capitán del Alavés Manu García y la portera del Athletic femenino Ainhoa Tirapu.

El presidente del PNV, Andoni Ortuzar, enseña la camiseta de la selección vasca de fútbol en un mitin. (EFE)
El presidente del PNV, Andoni Ortuzar, enseña la camiseta de la selección vasca de fútbol en un mitin. (EFE)

Ahora, una vez avalada la solicitud en asamblea sin ningún voto en contra, la FVF va a seguir los pasos de la Federación Vasca de Surf (EHSF), que este pasado mes de noviembre decidió solicitar oficialmente su oficialidad y su admisión en la Asociación Internacional de Surf (ISA) de cara a competir con representación propia en los torneos mundiales auspiciados por este organismo. La petición que va a formular la FVF ha contado con el impulso del Departamento de Deportes del Gobierno de Iñigo Urkullu, que ha maniobrado entre los diferentes estamentos del fútbol vasco de cara a reclamar su oficialidad.

El Constitucional determinó en 2012 que las selecciones vascas solo pueden participar en competiciones internacionales en aquellas disciplinas en las que no existan federaciones españolas

No obstante, la vía a las selecciones vascas se encuentra cerrada por el Tribunal Constitucional, que en abril de 2012 determinó que los combinados deportivos del País Vasco solo pueden participar en competiciones internacionales en aquellas disciplinas en las que no existan federaciones españolas. Este organismo se pronunció de este modo en respuesta a un recurso formulado en 1998 por el entonces Gobierno de José María Aznar contra la Ley Vasca del Deporte, que establecía que “la federación vasca de cada modalidad deportiva será la única representante del deporte federado vasco en el ámbito estatal e internacional”. Según determinó el Constitucional, las federaciones vascas pueden competir a nivel internacional “siempre que se trate de deportes en los que no existan federaciones españolas, y que, en ningún caso, se impidan o perturben las competencias del Estado de coordinación y representación internacional del deporte español".

Y más allá del ámbito jurídico español, la reivindicación de la FVF se topa a nivel deportivo internacional con el rechazo de la FIFA, que no va a reconocer a la selección vasca sin el aval de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), que no va a permitir esta pretensión territorial. Los estatutos de la FIFA establecen que la solicitud de admisión y, en su caso, el reconocimiento a la federación de fútbol de "una región que aún no haya obtenido su independencia" pasa por "la autorización previa de la federación miembro del país del que dependa". La Federación Vasca de Fútbol va a comunicar ahora a la Española el acuerdo adoptado en la asamblea general de cara a su posterior traslado a los organismos rectores del fútbol internacional. En las elecciones de mayo que auparon a la presidencia de la RFEF a Luis Rubiales, la FVF apoyaba de forma abierta al otro candidato, el donostiarra Juan Luis Larrea, quien lideró la Federación Española de Fútbol tras la salida de Ángel María Villar, ya que consideraba que el actual presidente de la territorial guipuzcoana podría ser un "aliado" en su pretensión de lograr la oficialidad de la selección del País Vasco, según señaló Elustondo.

Al margen del terreno de juego político, la oficialidad de la selección vasca ha sido defendida sobre el césped en los últimos años con los partidos amistosos que organizaba en Navidad la Federación Vasca de Fútbol, y que han dado pie a la exaltación del sentimiento nacionalista en las gradas. Sin embargo, la creciente pérdida de interés por este encuentro en estas fechas, evidenciada en el encuentro contra Túnez el 30 de diciembre de 2016 en un desangelado San Mamés, con las gradas semivacías –"hay que dar una vuelta a este partido porque ha sido muy triste”, se sinceró Aritz Aduriz–, llevó a los responsables de la FVF a no organizar las pasadas navidades este tradicional encuentro para reivindicar la oficialidad de la selección vasca.

Se puso así fin a siete navidades consecutivas con el combinado vasco sobre el césped para reclamar su oficialidad. En todo caso, casi dos años después de su último encuentro, la selección vasca ha vuelto a vestirse de corto recientemente, el pasado 12 de octubre, en un partido contra Venezuela en Mendizorroza, en lo que supuso su regreso a Vitoria después de 38 años de ausencia. Tras el fiasco que había supuesto el último partido en San Mamés, sede habitual de la selección vasca, la FVF decidió celebrar este encuentro en la capital alavesa ya que esta larga ausencia podría derivar en un gran ambiente en las gradas. Más de 15.000 personas acudieron al campo del Alavés, con una capacidad próxima a los 20.000 espectadores, para presenciar un choque que acabó con la victoria (4-2) del equipo entrenado por José Mari Amorrortu y Mikel Etxarri.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios