Al Hebei de manuel Pellegrini

Dolido con el Madrid y Florentino, Pepe se va a China, donde ganará casi el triple

El portugués se habría quedado con un sueldo menor en la que considera su casa, pero en verano pondrá punto final a una etapa de diez años en el club madridista

Foto: Pepe llegó en 2007 al Real Madrid, que pagó 30 millones de euros al Oporto. (EFE)
Pepe llegó en 2007 al Real Madrid, que pagó 30 millones de euros al Oporto. (EFE)

Tras diez años jugando con la camiseta del Real Madrid, Képler Laverán Lima Ferreira, Pepe, se bajará del autobús madridista al final de esta liga. No hay vuelta atrás. Su sonrisa campechana desprende gotas de tristeza, porque Pepe esperaba “algo más” de parte de la casa blanca, en especial de Florentino Pérez, que ha mirado a otra parte en el asunto de la renovación, cuando el futbolista le pedía “un poco de cariño”. Parece que hay prisas en el club por zanjar este asunto y ver a Pepe lejos, en China.

Pepe (Maceió, 1983) asegura encontrarse en plenitud, lo ha demostrado siempre que las lesiones le han dejado tranquilo. Eso pasó la última vez, cuando el central marcó el gol que adelantaba al Real Madrid frente al Atleti. El cuadro blanco olía la victoria, pero un choque fortuito con su compañero Kroos dejó a Pepe con dos costillas rotas y la zaga madridista se resintió. Vuelta a oler la enfermería, nuevo reposo y a recuperarse en el gimnasio.

Pepe no arroja la toalla. Quiere seguir jugando al fútbol. Quería seguir en el Real Madrid, donde el jugador y el club lo han ganado todo (Champions, Liga, Copa del Rey, Mundial de Clubes…), pero en las oficinas de Concha Espina no han movido un dedo en la original oferta que le ofrecieron el verano pasado: un año y subida del IPC. Pepe pretendía dos años y en el último de ellos la posibilidad de anunciar su retirada del fútbol con la camiseta blanca. No ha podido ser, o no han querido que así sea. Pepe cerró las persianas de la negociación hace más de dos meses, cuando su agente, Jorge Mendes, avisó al club de que le llovían ofertas, sobre todo del fútbol asiático. En el Real Madrid escucharon, pero nadie movió un varal. “Parece que hace tiempo que decidieron cerrar la página de Pepe en el Real Madrid”, opinan en el entorno del jugador, un tipo racial, de costumbres sencillas y que ha echado raíces en Las Rozas.

Pepe se fracturó dos costillas en un choque con Kroos en el derbi de liga contra el Atlético de Madrid disputado el 8 de abril en el Santiago Bernabéu. (EFE)
Pepe se fracturó dos costillas en un choque con Kroos en el derbi de liga contra el Atlético de Madrid disputado el 8 de abril en el Santiago Bernabéu. (EFE)

De repente, Pepe se ha dado cuenta de que le abrieron la puerta. Florentino ya no quiere al emblemático jugador, el mejor zaguero de la última Eurocopa, que se marchará muy lejos, a la Superliga china, donde le ofrecen un contrato de tres años, a 15 millones de euros por cada uno ellos. Según sus agentes, el que más interés ha puesto en contratar a Pepe y finalmente ha convencido al jugador es el Hebei de Manuel Pellegrini, que ya tuvo al portugués a sus órdenes en su fugaz etapa como entrenador del Real Madrid. Ese equipo es el que parece que tiene todas las papeletas. El otro que ha llamado a las oficinas de Mendes es el Shanghái SIPG que dirige André Villas-Boas y donde apura sus últimos días como futbolista otro viejo conocido por el madridismo: Ricardo Calvalho. En Shanghái también juegan los brasileños Hulk y Oscar.

La mareante oferta china que habría desechado

La mareante oferta china resolverá el futuro de Pepe y su familia, pero el jugador la habría descartado con gusto, porque siempre ha antepuesto la estabilidad de la familia por encima de todo. Pepe habría preferido ganar menos y seguir un par de años más en la que, en su opinión, siempre ha sido su casa: Madrid, el Real Madrid. Ni un gramo de esperanza en el caso de que el equipo ganara las dos competiciones en las que se encuentra inmerso (Champions y Liga). Una persona cercana al jugador lo ha dicho: “No hay vuelta atrás”. Las puertas están cerradas. Pepe está dolorido porque piensa que merecía más. Muy pronto será historia (brillante) del Real Madrid y vestirá otra camiseta que no será la blanca. El portugués gritará gol muy lejos, donde quieren verlo.

Fútbol
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios