su adiós en junio parece inevitable

El tremendo rebote de Pepe

Varane se asienta como central titular y el brasileño/portugués comienza a hacer sus maletas para viajar lejos de Madrid. Se siente engañado por el club que preside Florentino Pérez

Foto: Todo apunta a que Pepe se despedirá del Real Madrid cuando acabe la actual temporada (Reuters)
Todo apunta a que Pepe se despedirá del Real Madrid cuando acabe la actual temporada (Reuters)

Hace cuatro meses, Pepe (33') hacía cuentas del gran año que le tocó vivir como profesional: campeón de la Champions con el Real Madrid y campeón de Europa con Portugal. Pero en este año histórico para el veterano zaguero una piedra en su zapato avinagró tanta gloria: su contrato. Tras diez años como jugador del Real Madrid, el último finaliza en junio próximo, y el central, que esperaba renovar como siempre había sucedido, con apenas dos palabras protocolarias, se topó con la cruda realidad. El club solo le ofrece un año de contrato y la opción de pelear por otro. En medio del drama para Pepe, Varane se asienta como central titular y el brasileño/portugués comienza a hacer sus maletas para viajar lejos de Madrid.

Raphael Varane ahora es titular. Le beneficia en parte que Pepe se encuentre lesionado. Atraviesa una mala racha. No sale de una dolencia y se mete en otra. Pero lo que le enerva es que su futuro se dibuja lejos de la que fue (y él considera) su casa desde hace más de diez años. Se siente engañado por los dirigentes del Real Madrid, que nunca dejaron de palmotearle el hombro y que en la hora de la verdad le han dado la espalda. El club blanco solo quiere a Pepe un año más. Si durante esta temporada juega un mínimo de partidos, automáticamente renovaría por otra más.

El veterano jugador (cumplirá 34 años a final de febrero) piensa que merecía mejor trato, recuerda que siempre dio la cara por el club. Pero el fútbol no entiende de sentimientos y la zona noble del Real Madrid no está, no contesta, para el portugués. Éste, aconsejado por su agente (Jorge Mendes), tiene decidido hacer las maletas y atender a una tentadora oferta que le ha llegado desde el fútbol chino (dicen que el Hebei, donde entrena Pellegrini). Nada menos que un contrato de tres años a diez millones de euros netos cada uno. Su agente le ha dicho que todavía pueden venir un par de clubes más del gigante chino y puede que sus emolumentos se disparen.

En la imagen, Raphael Varane y Pepe durante un entrenamiento (Reuters)
En la imagen, Raphael Varane y Pepe durante un entrenamiento (Reuters)

Los consejos de Zidane a Varane

A Pepe, un tipo familiar, asentado desde hace años en Las Rozas, donde es frecuente verlo por los establecimientos comerciales y cines de la zona en compañía de su mujer e hijos, le duele dejar esta vida tan apacible de Madrid y emprender una aventura millonaria en la Liga China. Pero quiere apurar tres años y retirarse a los 36 o 37. Después, quién sabe, retornar a Las Rozas.

Raphael Varane (23') lleva seis años en el club blanco. El francés, que debutó en la Ligue 1 con tan solo 17, aterrizó en el Real Madrid con 18 años. Zinedine Zidane, en aquella época consejero deportivo de Florentino Pérez, recomendó expresamente su fichaje. Zizou, con fama de tener buen ojo para los futbolistas, fue muy insistente: “Fiche a Varane, presi, es el central del futuro”. Y el joven futbolista del Lens aterrizó en el Bernabéu con ganas de “comerse el mundo”. Pero Varane se topó con dos rocas que pulverizaban sus sueños. Las lesiones y Pepe.

Varane, un jugador portentoso en lo físico y una técnica más que aceptable, se vio acorralado por sus frágiles rodillas que le han impedido hasta el momento una progresión más firme para alcanzar el puesto de defensa top. Pero cuando relamía la gloria, una lesión le ponía en la barrera y daba paso a Pepe. El francés ha tenido picos de desesperación, ganas de hacer las maletas y marchar a buscar otros horizontes. En la primavera última, el jugador recibió una llamada de José Mourinho, que lo invitaba a sumarse a su nuevo proyecto en Manchester, pues buscaba un central derecho de sus características. Pero Zidane, el hombre que apadrinó su fichaje y siempre acompañó en las horas más bajas del jugador, le aconsejó que no cambiara de escudo, que con él jugaría muchos partidos. Zidane convenció a Varane y Mourinho terminó llevándose a Manchester a Eric Bailly, del Villarreal.

Liga

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios