el técnico de las palmas habla claro

Setién: "Ya me pueden dar diez millones, que si no soy feliz... y ahora no lo soy"

"En las últimas semanas ha habido muchas cosas que me han alterado y quitado el sueño, hay gente molesta y que además me lo demuestra", aseguró el técnico en la radio del club

Foto: Quique Setién, técnico de la Unión Deportiva Las Palmas. (EFE)
Quique Setién, técnico de la Unión Deportiva Las Palmas. (EFE)

El entrenador de la Unión Deportiva Las Palmas, Quique Setién, aseguró este jueves que su renovación no depende tanto de cantidades como de que solucionen determinadas cuestiones que han convertido su trabajo "en un sinvivir", porque él no quiere estar donde no sea feliz: "Y ahora no lo soy", advirtió.

"Ya me pueden dar diez millones de euros... no quiero estar aquí ganando mucho dinero si no soy feliz, y ahora no lo soy. En las últimas semanas ha habido muchas cosas que me han alterado y quitado el sueño, hay gente molesta y que además me lo demuestra. Esto ha dejado heridas que no son fáciles de curar", dijo el entrenador cántabro en declaraciones a la emisora oficial del club, UD Radio.

Setién expresó además su malestar porque desde la propia emisora del club se haya hablado de las cantidades que supuestamente ha pedido para renovar por tres años. En concreto, reprochó que en UD Radio se leyera el pasado lunes un mensaje de un aficionado en el que preguntaba si era cierto que había solicitado 2,4 millones.

El presidente del club, Miguel Ángel Ramírez, entrevistado ese día en directo en los estudios de la emisora, contestó: "¿Por los tres años? Si es por los tres años, lo firmamos ya... Pero, mire, yo no voy a hablar de las cantidades que el míster ha pedido".

Quique Setién remarcó que no entiende "cuál es el fin" de decir de manera pública esas presuntas cantidades que pediría por su continuidad, algo que no ha visto "nunca" en ningún sitio. "Era una negociación privada, así debía ser, y me ha molestado. No vengo aquí a venderme, ni a explicar por qué lo que pido lo considero justo o merecido", afirmó, para matizar que la cantidad que ha solicitado no solo es para él, sino para su equipo de trabajo, con dos ayudantes.

En cualquier caso, insistió en que el dinero "no es tan importante" como estar "a gusto" en un sitio, porque ahora mismo no es feliz tras lo acontecido en las últimas semanas con el comportamiento de algunos jugadores, y la reacción que han tenido desde que él lo revelara en una rueda de prensa. En el asunto económico dijo que hay equipos que le pagarían "bastante más", como ya le pasó la temporada pasada y decidió quedarse. "Si el dinero fuese lo más importante, seguramente me iría", aseguró.

El entrenador de la Unión Deportiva Las Palmas, Quique Setién, a su llegada a una rueda de prensa. (EFE)
El entrenador de la Unión Deportiva Las Palmas, Quique Setién, a su llegada a una rueda de prensa. (EFE)

El técnico montañés también reconoció que desde su entorno más cercano -familiares y amigos- le dicen que a sus 58 años "no sea tonto" y acepte una oferta mejor, "como haría el 99 por ciento de la gente en un caso así", pero él valora "otras cosas". Admitió que se siente "un privilegiado", así como "valorado y reconocido", porque nunca había "soñado" entrenar a un equipo en Primera, aunque también tiene claro que si los resultados no fuesen buenos, el mensaje de los aficionados el pasado viernes, cuando le pedían "Quique quédate" desde las gradas, se convertirían en un "Quique vete ya", porque su profesión es "de riesgo", aunque se congratula de no haber sido despedido en los últimos ocho años.

Ahora bien, Setién tiene la "sensación" de que su renovación "se va a arreglar" y no pone plazos ni tiene prisa. Incluso dijo que si solo le ofrecen un año de contrato, "quizá" lo aceptaría, pero pone como condición que se solucione el problema de comportamiento de algunos futbolistas. "Tengo mucha ilusión puesta aquí y quiero saber quiénes van a ser mis compañeros de viaje. Han pasado muchas cosas que no tienen que ver con el fútbol y quiero saber de verdad si van a cambiar o no, porque si no, no me compensa estar aquí", subrayó.

Setién quiere que sus futbolistas estén "igual de comprometidos" que él, y no pasar por "un sinvivir todo el día", porque él no es un "policía" y le gusta tener a su alrededor a "gente responsable y comprometida", pero no solo con palabras, "sino con hechos", tanto en el terreno de juego como fuera de él. Incluso aseguró que si esa situación no se arregla, puede influir en su decisión de continuar.

En el caso particular del argentino Sergio Araujo, cedido hasta final de esta temporada al AEK de Atenas, dijo que le convenía salir porque en Las Palmas está "señalado", pero no sabe si será la solución a su "problema", porque cree que "necesita ayuda" ya que él solo "no va a poder" superarlo, tras ser sorprendido, al menos en dos ocasiones, conduciendo bajo los efectos del alcohol.

Fútbol
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios