se defendió de todos los ataque recibidos

Marcelino exculpa a Roig y amenaza a Presa: "Ni soy un asesino ni estoy loco"

"Quiero que Raúl Martín Presa se retracte de sus palabras en las próximas horas", manifestó el ex entrenador del Villarreal en una rueda de prensa

Foto: Marcelino García Toral, durante la rueda de prensa que ofreció en Madrid (EFE)
Marcelino García Toral, durante la rueda de prensa que ofreció en Madrid (EFE)

"Quiero que Raúl Martín Presa se retracte de sus palabras en las próximas horas". Marcelino García Toral ofreció una rueda de prensa en un hotel madrileño para defenderse de todos los ataques recibidos tras ser destituido del Villarreal hace algo menos de un mes. El presidente del Rayo Vallecano, que emitió antes un comunicado de aclaración, comparó al entrenador asturiano con el piloto suicida de Lufthansa, lo que encendió al entrenador asturiano.

"En este momento requiero públicamente al señor Martín Presa para que se retracte en las próximas horas por su desafortunada opinión publica, por la comparación entre mi persona y un individuo que se llevó por delante la vida de 149 personas. Ni estoy loco, ni soy un asesino, mi profesión es ser entrenador de fútbol, honrado y profesional. El señor Presa me ha insultado y ofendido. Si no rectifica de inmediato, ejercitaré las opciones legales oportunas", afirmó con rotundidad Marcelino, con visible enfado. Al conocer la matización de Presa sobre sus palabras, Marcelino entendió que "no ha rectificado, sino que se ha ratificado". 

Además, explicó que llamó personalmente a Fernando Roig, presidente del Villarreal y según Marcelino, el dirigente le manifestó que "nunca dudó" de su profesionalidad y su honestidad. "Jamás se me expresó que el motivo por rescindir mi contrato fuera mi falta de honradez ni lo acontecido en la última jornada de Liga", dijo Marcelino como parte de un comunicado que leyó ante los numerosos medios de comunicación que nos dimos cita en el hotel. "Es por eso que llamé a Roig para clarificar esta desagradable situación. Me atendió con el respeto y cariño que siempre me había demostrado y me reconoció que nunca dudó de mi honradez y profesionalidad. Hago pública esta llamada personal porque me autorizó para hacerlo. Escuchar a Roig decirme que nunca había dudado de su honradez y que si lo hubiera notado, me habría destituido inmediatamente es lo único que necesitaba. Ese era el hombre con el que había tratado estos años", continuó.

Además, por si siguiera existiendo alguna duda sobre su comportamiento y el de su exequipo, el Villarreal, en la última jornada de la pasada Liga (en la que el Villarreal perdió contra el Sporting de Gijón después de que el técnico comentara que no quería que descendiera el Sporting, el equipo del que es seguidor), Marcelino se pone "a entera disposición de los organismos competentes tanto deportivos como judiciales para aclarar la más mínima duda". También recordó el mensaje que mandó su mujer en las redes sociales, la cual dijo que volvían de Gijón "con el trabajo hecho. Os dejamos en Primera". "El tuit de mi mujer fue muy desafortunado, lo pasó muy mal. Pero si yo tuviera algo que ocultar, ¿iba a escribir ella eso? Sería del género tonto", dijo.

El propio presidente del Villarreal reconoció este martes que no echó a Marcelino por aquel encuentro contra el Sporting. "En mis declaraciones nunca dije que lo despidiera por ello. No pronuncié ni la palabra Gijón ni nada parecido. Lo que sí dije es que hubo cosas en el final de temporada y el inicio de la actual que no me gustaron", pero que se produjeron un cúmulo de circunstancias que le recordaban a una situación que ya vivió el club, en alusión al descenso del Villarreal en la temporada 2011-12, y que ha pretendido cortar con la marcha del entrenador.

Marcelino no echa en cara nada al presidente del Villarreal (Santi Donaire/EFE).
Marcelino no echa en cara nada al presidente del Villarreal (Santi Donaire/EFE).

"Nada tengo que ocultar ni que esconder", dijo. Por otro lado, respondió a la reacción de Javier Tebas, presidente de LaLiga, que aseguró que "en la NBA lo de Marcelino no habría pasado jamás". "No soy entrenador de baloncesto y mucho menos de la NBA, pero repito que si hay dudas de mí, o si alteré la competición, me pongo a disposición de los órganos competentes para esclarecer cualquier duda de mi profesional". 

Marcelino quiso dejar claro que, si bien le pilló "por sorpresa" la destitución de su cuerpo técnico, no guarda rencor a nadie, y menos al presidente Roig, con el que tuvo una despedida de lo más "cordial". No entiende por qué ha pasado todo esto, pero exculpa al dirigente amarillo. "En ningún momento dijo mi nombre ni ese partido, sino que se refiere a algún momento del tramo final. Estaba convencido antes de hablar con él de que no dudaba de mi honradez, porque no habría estado conmigo 44 meses". 

Entonces, si no fue destituido por el comportamiento poco apropiado en el partido Sporting-Villarreal, lo que no queda claro en absoluto es por qué Roig le echó y sus palabras posteriores. Marcelino sólo se lo puede explicar de la siguiente manera: "Hemos tenido diferentes puntos de vista en la planificación de la temporada. Quedó claro que la visión del cuerpo técnico no coincidía con la del club. Una postura firme que yo consideré fundamental para cumplir los objetivos pudo ser detonante de que nos destituyeran como cuerpo técnico". 

Tampoco cree que la razón de su salida del club fuera su mala relación con los futbolistas. "Mi relación con todos los jugadores fue honesta, sincera y dialogante. Ni un jugador del Villarreal podrá decir que Marcelino o su cuerpo técnico le engañaron. Podrán decir que somos exigentes, que no tenemos ni idea de fútbol, pero en ningún caso he tenido desavenencias grandes con ninguno", reconoció, aunque no quiso entrar en detalles sobre su enfrentamiento personal con Mateo Musacchio.

Esta situación ha dejado en entredicho su futuro como entrenador. Ahora, en el paro y con muchas dudas todavía por resolver, Marcelino afirma no tener "ningún miedo" de que este embrollo haga disminuir sus opciones de encontrar equipo. "No tengo ninguna duda de que después de esta comparecencia apoyada en la persona que estuvo conmigo durante 44 meses ni siquiera por un momento duden de mi honradez ni de mi profesionalidad". 

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios