Es noticia
Menú
Torres nunca habría tenido que irse de Madrid y por eso vuelve ahora al Atlético
  1. Deportes
  2. Fútbol
tres títulos frente a siete de su club sin él

Torres nunca habría tenido que irse de Madrid y por eso vuelve ahora al Atlético

Se fue del Atlético para ganar títulos, pero durante sus siete años fuera, Torres levantó tres trofeos, por siete del equipo rojiblanco. Ahora regresa a un club ganador

Foto: Raúl y Fernando Torres (Imago)
Raúl y Fernando Torres (Imago)

"Así nunca vamos a ser grandes", se lamentó Fernando Torres tras la sonrojante derrota en el Calderón contra el Barça por 0-6. "Algunos aficionados querían que perdiéramos para que el Madrid no ganara y eso nunca lo había vivido", añadió en aquel lejano mayo de 2007 el delantero de Fuenla, que debutó en el primer equipo rojiblanco con tan sólo 17 años y en Segunda División, dos circunstancias que curten a cualquiera.

Torres llevaba, lleva y llevará siempre el escudo del Atlético grabado en el pecho, su equipo, pero quería ganar títulos y creía que vestido de rojiblanco le iba a ser muy difícil, por no decir imposible. De ahí que decidiera quitarse las rayas, aunque no las rojas, sino las blancas, y aceptar una oferta que, además, fue recibida de buen grado por los dueños del Atlético, tan dados a hacer negocio, especialmente con sus delanteros.

Al igual que sucediera con Xabi Alonso, a quien el Real Madrid no se decidía a fichar por más que el entonces presidente de la Real Sociedad, José Luis Astiazaran, no dejara de ofrecérselo a Florentino Pérez, Rafa Benítez aprovechó el momento para llevarse al Niño a su 'Spanish Liverpool'. Aunque no ganó ningún título con los reds, el internacional español pronto se convirtió en uno de los ídolos de Anfield, donde aún resuena el 'Fernando Torres, Liverpool's number nine'. Eso sí, en Liverpool no gustó que se marchara al Chelsea, donde al final ganaría los títulos que tanto ansiaba.

"Voy al Atlético en busca de mi felicidad", dijo Fernando Torres en una conferencia de prensa celebrada ayer en Dubai, unas horas después de que su regreso al Calderón fuera oficial tras el acuerdo alcanzado con el Milan. "Cuando era niño mi sueño era jugar en el Atlético. Lo conseguí y volver ahora es lograr otro sueño que cumplo de nuevo", explicó el madrileño.

Torres se marchó de un Atlético en el que, salvo el Kun Agüero, no había más estrellas que él. Leo Franco, Seitaridis, Pernía, Pablo Ibáñez, Perea, Maniche, Costinha, Luccin, Maxi Rodríguez... Sólo Gabi, quien más tarde también emigraría, y Antonio López, además del propio Fernando, representaban a la cantera. Ahora, además del también retornado Gabi, ahí están Mario Suárez, Saúl y Koke. Este último tenía 15 años cuando Torres se fue, aunque algunos menos cuando se fotografió con él.

De haber sido canterano del Real Madrid, lo normal es que Fernando Torres nunca habría tenido que irse a otro club para ganar títulos. Otra cuestión es si hubiera tenido las mismas oportunidades. Y es precisamente por eso por lo que ahora regresa al Atlético, porque con el Cholo Simeone en su banquillo el equipo rojiblanco ha vuelto, no sólo a levantar trofeos, sino a aspirar a seguir ganándolos, algo tremendamente complicado con Madrid y Barça casi triplicando su presupuesto.

De hecho, mientras el Niño ha logrado tres títulos en los siete años que ha estado lejos del Calderón -una Copa inglesa, una Champions y una Liga Europa, los tres con el Chelsea-, el Atlético ha levantado siete, entre ellas una Liga, y se quedó a menos de dos minutos de ganar la Champions ante el Real Madrid en Lisboa. Curiosamente, el equipo blanco podía haber sido el último rival contra el que Fernando se enfrentara como efímero jugador del Milan y será el primero contra el que, si así lo considera Simeone, se enfrentará en su vuelta a casa. El 7 de enero en Copa, tres días después de su presentación, prevista para este sábado en el Calderón.

Miguel Ángel Gil Marín se encargó de recordarlo en la rueda de prensa conjunta que ofrecieron en Dubai. "Tanto Fernando como nosotros decidimos separar nuestros caminos para crecer cada uno por su cuenta y así lo hicimos. Él ganó entre otras cosas un Mundial, dos Eurocopas y la Liga de Campeones. Nosotros los cuatro títulos internacionales y tres en España, incluida la Liga. Ahora en 2014, volvemos a encontrarnos», comentó el consejero delegado del Atlético. "Nos fue bien por separado, pero la historia nos pide ir juntos de nuevo", añadió.

"En el Atlético era fácil criticarme", dijo Torres desde su 'exilio' en Liverpool. "El equipo no estaba bien y yo era la cabeza visible. Lo aceptaba, traté de cambiarlo, pero no pude. En lo colectivo, no conseguimos nada. Pero estoy contento de lo que hice a nivel personal. Ahí están mis números". Siete años después, el Niño regresa y es consciente de que no lo tendrá fácil. Se marchó de un Atlético sin ambición, pero vuelve a uno que la tiene. Ahora no hay excusas y hasta el Cholo seguirá un año más para estar junto a él.

"Así nunca vamos a ser grandes", se lamentó Fernando Torres tras la sonrojante derrota en el Calderón contra el Barça por 0-6. "Algunos aficionados querían que perdiéramos para que el Madrid no ganara y eso nunca lo había vivido", añadió en aquel lejano mayo de 2007 el delantero de Fuenla, que debutó en el primer equipo rojiblanco con tan sólo 17 años y en Segunda División, dos circunstancias que curten a cualquiera.

Liverpool FC Diego Simeone
El redactor recomienda