zubizarreta no estuvo a favor de su fichaje

La chulería de Luis Enrique incomoda a la directiva del Barça, que no quiere más líos

Segunda derrota consecutiva del Barça, que cae de la primera a la cuarta posición en Liga. Sin embargo, en el club preocupa que el técnico sea un foco de conflictos

Foto: La chulería de Luis Enrique incomoda a la directiva del Barça, que no quiere más líos

"Ahora es fácil decir que todo está mal hecho, pero firmaría siempre un partido de cuatro palos y 19 tiros, aunque con más efectividad". Es evidente que Luis Enrique no encajó bien la derrota ante el Celta, un tropezón que desciende a los azulgranas de la primera a la cuarta posición de la Liga. Su ex equipo, ahora dirigido y claramente mejorado por Berizzo, le ganó a su Barça en el mismísimo Camp Nou (0-1), lo que llevó a la grada a dedicarle los primeros silbidos de la temporada.

Sin embargo, más allá de las dos derrotas consecutivas y ceder el liderato al Real Madrid (que le ha sacado ocho puntos en siete jornadas y, para colmo, con un juego mucho más convincente), lo peor del equipo azulgrana es que cada vez se aleja más de su estilo, algo lógico, pues su técnico es el primero al que parece no importarle... o no es consciente de ello. 

“No es que me guste o no el juego. Simplemente no hemos sido efectivos”, fue toda su reflexión. Con razón un ex entrenador de Luis Enrique destacaba hace unos días que al ahora técnico del Barça "nunca le gustó mucho el fútbol. Prueba de ello es que después de entrenar prefería irse al gimnasio en lugar de quedarse a practicar con el balón".   

Con la chulería que le caracteriza cada vez que se pone delante de un micrófono, Lucho desafió a la Prensa diciendo que "ahora llega una semana simpática y en la que se abre la veda”. El asturiano asegura no estar preocupado, aunque quizás debería empezar a estarlo. “No lo estoy. Lo estaría con otra actitud de los jugadores, pero no es así. Lo que estoy es cabreado", dijo. 

Donde sí existe preocupación es en la Junta que preside Jospe Maria Bartomeu. Con demasiados frentes judiciales abiertos y la amenaza fantasma de Laporta, a los directivos del Barça no les gusta que su entrenador sea un foco de polémica. El Tata, por ejemplo, nunca lo fue, por más motivos que tuviera. Y es que además de los evidentes problemas futbolísticos, Luis Enrique está empezando a tener problemas disciplinarios. La ausencia de Piqué de la convocatoria contra el Celta, presumiblemente como castigo a estar con el móvil en el banquillo durante la Supercopa de Catalunya, es el último ejemplo. 

También podría hablarse del bajo rendimiento de Alves y del sorprendente ostracismo en el que vive Montoya, superior incluso al vivido por Pedro. De la sorpresa echa pública de Mathieu por jugar el Clásico de lateral. O la necesidad de recurrir a Xavi y la manera de ningunear una baja tan importancia como la de Iniesta, sobre todo con un Busquets que no es la sombra del que fue. Por no hablar de la actitud de Messi, denunciada por Jorge Valdano. Sobre Piqué, el técnico se limitó a echar el candado: "Se ha quedado fuera de la convocatoria por motivos técnicos. No voy a comentar las cosas del vestuario ni hoy ni nunca".

Johan Cruyff lo avisó en verano: "Kroos ha sido uno de los mejores del Bayern y también del Mundial, mueve el balón muy bien; James es un pelotero enorme. El Madrid tiene mucha calidad y lo que tiene delante y en el medio campo es muy bueno. El Barça siempre fichaba muchos peloteros y ahora los ha fichado el Madrid". La reflexión del holandés, además de certera, no ha tardado en ser evidente.

El holandés también vaticinó que Luis Enrique tendría problemas: "Lo veo con ganas de trabajar y hacerlo bien en su nuevo cargo. Lo que se espera de él es que pueda dar un empujón al Barça y convencer a los jugadores. A uno o dos previsiblemente no les convencerá y ahí es donde hay que tomar decisiones duras y fuertes". 

Tal y como informó El Confidencial, el Barcelona ya ha contactado con el director deportivo del Sevilla, Monchi. "Se ha gastado mucho dinero y esto siempre será un factor cuestionable y hay que ver cómo va", dijo Cruyff sobre los fichaje realizados por Zubizarreta. "Toda la gente tiene derecho a tener el beneficio de la duda", añadió el holandés. Parece que Zubi éste se le ha agotado, sobre todo después de haber aceptado el fichaje de Luis Enrique, cuando él era el primero que no lo tenía nada claro...

 

Fútbol
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
33 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios