Ramos & Cristiano, una sociedad ilimitada
  1. Deportes
  2. Fútbol
su ambición les unió para ganar títulos

Ramos & Cristiano, una sociedad ilimitada

Ambos decidieron, al inicio de la temporada, unir sus fuerzas y casi sus vidas. La ambición de uno y otro les llevó a tirar del carro del finalista de la Champions

Foto: Cristiano se acerca a Ramos para celebrar uno de los goles marcados en Múnich (Reuters)
Cristiano se acerca a Ramos para celebrar uno de los goles marcados en Múnich (Reuters)

Forman sociedad y no parece que sea limitada. Sergio Ramos y Cristiano Ronaldo decidieron, al inicio de la temporada, unir sus fuerzas y casi sus vidas. La ambición de uno y otro les llevó a, como vulgarmente se dice, tirar del carro. Español y portugués decidieron que era el momento de dar el golpe en la mesa y buscar cotas y títulos desconocidos para ellos vistiendo de blanco. Tanto es así, que se han convertido en íntimos. Compartes horas de vuelo, charlas de vestuario, cenas, partidas de póker y, especialmente, ese deseo de ganar que les distingue de otros jugadores.

El brazalete liguero de Ramos y el liderazgo asumido por Ronaldo a raíz de normalizar su situación dentro de la entidad madridista, llevaron a los dos a tirar de galones, a ponerse delante del grupo y exigir al resto del equipo idéntico compromiso al que ellos pretendían mostrar y que llevó a CR7 a vivir una situación límite con la tan mencionada tendinitis aguda de su rodilla izquierda.

Compromiso y rendimiento. El central superó el complicado arranque de temporada que tuvo como consecuencia de algún malentendido contractual y lo hizo con un abrazo y camiseta firmada para el presidente. La tensión llegó a presidir la situación, pero Ramos terminó, como hizo Ronaldo, firmando la paz tras aclarar los malentendidos aparecidos. A partir de ese episodio- finales de noviembre-, el Real Madrid varió el rumbo de los acontecimientos, iniciando 2014 con una racha de triunfos que le llevó a recortar la diferencia que tenía con el Barcelona, eliminar al Atlético en Copa y empezar a pensar en la posibilidad de saciar la ambición que los dos tienen y que han dado forma en noches de cenas, de confidencias y de buenos ratos con amigos de los dos.

Ramos fue de los primeros en pedir a Ronaldo que levantara el pie semanas atrás. Sabía el alcance de la lesión que tenía e intentó frenar al portugués, algo nada sencillo. De esos días de descanso, de reflexión sin pisar el césped, regresó un CR7 motivado al máximo. Por un lado para demostrar que, según él, el diagnóstico inicial no era el correcto; y por otro, para seguir en esa carrera que inició hace nueve meses y que pretende llevarle a serel número uno sin discusión alguna.

placeholder

Las dobles parejas de goles logradas en Múnich, no es más que el reflejo de esa sociedad formada por dos jugadores que parecen haber encontrado el sitio exacto en este Real Madrid. Respetando la figura de Iker Casillas, capitán que ha pasado dos temporadas complicadas desde que se enfrentó a Mourinho y que culminó con la ya famosa suplencia en Málaga, defensa y delantero han elevado su peso dentro del grupo y han llevado la voz cantante en los momentos complicados. Han encontradoen Ancelottiel técnico que ha sabido darles su cuota justa de protagonismo y que se ha visto reflejada en el rendimiento, tanto individual como colectivamente.

En los últimos partidos uno y otro se han buscado. Ante Osasuna, y con Ronaldo con un gol en su cuenta, el portugués se dedicó a buscar al campeón del mundo en su afán de marcar. Al final encontró el gol, pero llegó tras un pase de Di María. En el Allianz Arena, Ramos se acercó a Ronaldo para sugerirle que la falta del último minuto, la que sirvió para cuadrar la goleada, la lanzara rasa, buscando los pies de los jugadores que formaban la barrera. Pleno.

La confianza es total y como bien dijo ayer Del Bosque,"Ramos, centrado, es de los mejores del mundo. Lo hace bien de lateral, de central... Estoy tranquilo al verle con esa determinación". El que no está tan tranquilo es el seleccionador portugués. Y es que Paulo Bento sufre cada vez que le ve sobre el terreno de juego. Tiembla, pero CR7 no piensa en la selección y en el Mundial. Su prioridad, la Décima.

Cristiano Ronaldo Sergio Ramos Carlo Ancelotti Real Madrid
El redactor recomienda