Ni la Copa del Rey ni la estelar aparición de Bale cambian el guión del Real Madrid
  1. Deportes
  2. Fútbol
la CHAMPIONS MARCARÁ EL FUTURO DE ANCELoTTI

Ni la Copa del Rey ni la estelar aparición de Bale cambian el guión del Real Madrid

La valoración sobre Carlo Ancelotti está pendiente de la Champions y de un posible milagro en Liga, algo que cada día se ve más complicado en el Real Madrid

Foto: Carlo Ancelotti junto a Florentino Pérez durante la presentación del italiano (EFE)
Carlo Ancelotti junto a Florentino Pérez durante la presentación del italiano (EFE)

La Copa del Rey no cambia el guion, salvo en lo referente a Bale, consagrado como una estrella, como un jugador capaz de ganar partidos y títulos. Al margen del hombre de los 92 millones de euros, la felicidad del madridismo tiene por delante un nuevo e importante examen, que no es otro que el de la eliminatoria ante el Bayern, prueba definitiva que servirá para aprobar o suspender a los de Ancelotti. La Copa no era el objetivo prioritario dela entidad madridista. "Lo más difícil está por llegar", afirmó Florentino Pérez al término del partido ante el Barcelona, con la copa de testigo a pocos metros.

El presidente lo tiene claro. Se lo dijo a los jugadores antes de la final y volvió a insistir nada más terminar el choque de Mestalla. El examen tendrá lugar ante el campeón alemán. No hay otra. La Champions es la que da y quita razones dentro de la entidad madridista. Se valorala Copa, pero la de Mourinho valió más, la lograron con un Barcelona metido en el papel de tirano. Ahora se ha logrado ante un equipo azulgrana en retirada.

La unidad pedida desde el club para el tramo final de la temporadaha tenido un importante respaldo con el triunfo de Valencia. La fiesta no ha tenido nada que ver con la de hace tres años. La Copa ha dejado de ser un objetivo prioritario, pero sí que ha servido para demostrar al grupo que pueden conseguir éxitos por encima de la presencia o no de Cristiano Ronaldo, jugador franquicia de la entidad. El equipo ha salido reforzado pese a que todo el mundo reconoce lo mucho que aporta CR7 a la plantilla madridista.

placeholder

Ancelotti ya sabe lo que es ganar un título en España, algo que ya había hecho en Italia, Inglaterra y Francia. La valoración sobre el ex del PSG está pendiente de la Champions y de un posible milagro en Liga, algo que cada día ven más complicado. En el haber del italiano está el movimiento táctico del miércoles, colocando a Di Maria como cuarto centrocampista a la hora de defender, algo que no sucedió en el partido de Liga.

La decisión respecto a su futuro no es definitiva. El club ha aplazado, esta vez sí, al término de la temporada cualquier movimiento que se pueda producir respecto al futuro del equipo o el banquillo. Las dudas siguen, pero los títulos cuentan, aunque el deCopano es el salvoconducto definitivo por el momento.

placeholder

El gol de Bale llenó de razón a Florentino Pérez. El presidente dio un estirón en el palco al lado del Rey Don Juan Carlos. La confianza en el galés es ciega. En elclub secree que puede llegar a superar a Cristiano Ronaldo. Lo increíble del caso es que jugó con molestias musculares en la pierna derecha. El umbral del dolor no lo tiene muy alto, pero ante el Barcelona volvió a demostrar que tiene un cuerpo y cualidades de atleta, combinadas en su justa medida para el fútbol.

La carrera que se da en el minuto 87 en el gol es de ser un auténtico privilegiado físico. Su partido, hasta ese momento, no estaba siendo el mejor. Sus elecciones en anteriores situaciones de golno habían sido buenas, lo que llevó al enfado a jugadores como Di Maria;sellegó a desesperar ante el egoísmo del galés en el choque del miércoles, algo que llama la atención porsu condición de mejor asistente blanco en la temporada.

Con su arrancada y posterior gol, el ex del Tottenham ha cerrado bocas, en ese duelo permanente con Neymar que está vigente desde que se inició la temporada. La Copa del Reyy esos 19 goles que ya adornan el blanco currículum de Bale, le van a servir de salvoconducto para su primer año. Lo quieran o no sus críticos, ha aparecido en el momento justo y lo hace para dar la razón a aquellos que aseguraron desde el primer día que valía los 92 millones que se pagaron por su fichaje.

Florentino Pérez Cristiano Ronaldo Gareth Bale
El redactor recomienda