Es noticia
Menú
La campeona del mundo regresa al Soccer City, donde el sueño dejó de serlo
  1. Deportes
  2. Fútbol
116, EL MINUTO QUE HIZO A INIESTA EN INMORTAL

La campeona del mundo regresa al Soccer City, donde el sueño dejó de serlo

El minuto 116 sirvió para que toda España gozara, la futbolística o no, la entendida o no. Todo el mundo saltó, corrió... La selección regresa a su tierra santa

Foto: Andrés Iniesta, nada más marcar el gol que nos dio el Mundial de Sudáfrica
Andrés Iniesta, nada más marcar el gol que nos dio el Mundial de Sudáfrica

116. Minuto que sirvió para que toda España gozara, la futbolística o no, la entendida o no. Todo el mundo saltó, corrió, gritó y celebró lo hecho por unos jugadores y un cuerpo técnico que llevó a la selección española a vivir algo inimaginable, impensable. Ese grupo, el mismo que sacó a todo el mundo a la calle, ha vuelto a Sudáfrica. Villar prometió el regreso a la considera tierra santa y la España campeona del mundo está de vuelta. Ayer aterrizaron en Johannesburgo y hoy regresarán al entonces llamado Soccer City, ahora bautizado como FNB Estadium.

En ese minuto, Andrés Iniesta cazó un balón en el área y mientras le caía al pie tuvo tiempo de pensar que hacer, dónde enviar esa pelota que iba a significar el triunfo español en un Mundial, algo nunca visto. “Sabía que iba a ser gol. Tenía que esperar a que cayera. Ni el defensa ni el portero iban a llegar. Cuando vi que la pelota llegaba a Cesc, sabía que me la iba a pasar. Era cuestión de esperar. Me dio tiempo a pensar qué hacer. Solo había que aplicar el principio de la gravedad (ríe)”. El azulgrana sabe que fue el gol de todos, el de España entera. Y para ser igual que todo el mundo él hizo lo mismo que el resto del país. “Cantar gol. En esos momentos no puedes hacer otra cosa. Sabía lo que significaba pero en ese momento lo único que puedes hacer es gritar y gritar”.

Iniesta, tal y como confiesa a El Confidencial desde Johannesburgo, no tuvo tiempo de pensar en nadie. “No te da tiempo. En menos de un minuto pasan un montón de imágenes, pero sólo piensas en el gol, en lo logrado, en el éxito de los compañeros. Gritas y disfrutas. Era un gol para disfrutar”. Y lo mejor es que el jugador elegido para llevar a España a lo más alto parecía reñido con el acierto entre los tres palos. “Es el gol de todos”, afirma cuando reconoce que la emoción le hace sentir como especial el que será el regreso al ahora llamado FNB Estadium. El azulgrana sabe que los recuerdos se le van a amontonar primero en el entrenamiento de hoy y especialmente en el partido ante Sudáfrica. “Es bonito estar aquí”.

Paradas para la historia

Casillas con sus paradas ante Robben fue el otro gran protagonista del partido. Salvó a España y ayudó a la conquista de un título que él levantó al cielo de Johannesburgo. “Claro que recuerdo todo lo que sucedió. Tengo imágenes, fotos… dentro de un tiempo me daré realmente cuenta de lo que hicimos. Ojalá España pueda volver a ser campeona”. Su gran intervención llegó en el minuto 62, cuando sacó un mano a mano con el que fue su compañero en el Real Madrid. Un toque con el pie derecho sirvió para que el balón saliera fuera por poco. “Aguanté hasta el último momento, pero tuve suerte al tocar la pelota. La clave estuvo en esperar”.

“En el gol lloré de emoción y cuando el árbitro pitó el final del partido más todavía, pero lo más bonito llegó con la entrega de la copa, fue el reflejo de todo el trabajo, de los entrenamientos diarios”, señala el portero.

El tercer hombre, la tercera figura destacada por todos es Vicente del Bosque. Fue el único español capaz de mantener la calma en el momento en el que Iniesta logró batir al portero alemán. “En ese momento me acordé del seleccionador croata, que corrió a celebrar un gol de su selección quedando dos minutos y después fue eliminado. Buscaba mantener la calma, que todos volvieran a su sitio, que la final no había terminado todavía”.

Hoy los tres elegidos y el resto de grupos acumularán recuerdos, hablarán de lo vivido y, sobre todo, de lo que han hecho disfrutar a mucha gente, millones de españoles y de amantes del buen futbol.

116. Minuto que sirvió para que toda España gozara, la futbolística o no, la entendida o no. Todo el mundo saltó, corrió, gritó y celebró lo hecho por unos jugadores y un cuerpo técnico que llevó a la selección española a vivir algo inimaginable, impensable. Ese grupo, el mismo que sacó a todo el mundo a la calle, ha vuelto a Sudáfrica. Villar prometió el regreso a la considera tierra santa y la España campeona del mundo está de vuelta. Ayer aterrizaron en Johannesburgo y hoy regresarán al entonces llamado Soccer City, ahora bautizado como FNB Estadium.

Sudáfrica Andrés Iniesta Iker Casillas
El redactor recomienda