VALDÉS JUGÓ ANTE EL CERROJO DE BIELORRUSIA

Michu se 'comió el marrón' en la enésima repetición del mismo partido

La imagen de Del Bosque quizá no deja ver la severidad con la que decide. Son sus convocatorias y alineaciones las que marcan las opiniones que tiene

Foto: Michu tuvo un debut discreto en el difícil duelo ante Bielorrusia.
Michu tuvo un debut discreto en el difícil duelo ante Bielorrusia.

La imagen de Del Bosque quizá no deja ver la severidad con la que decide. Silencioso, son sus convocatorias y alineaciones las que marcan las opiniones que tiene sobre jugadores y sus estados de forma. En esa dinámica, el seleccionador puso en el once a Víctor Valdés en lugar de Casillas y al debutante Michu como delantero centro.

Lo del arquero tuvo más de significativo, por todo lo que conlleva sentar en el banquillo al capitán, que de decisivo en lo deportivo. Y es que España jugó este viernes en Palma la repetición de un partido muchas veces jugado desde que es referencia a nivel mundial. Bielorrusia, como tantas y tantas selecciones antes, planteó un repliegue intensivo constante, sin tapujos, pegando todo el esquema a su área y cediendo el balón sin complejos a la Roja. Y a esperar.

Con Valdés como un espectador privilegiado, la campeona del mundo trataba de abrir una nueva muralla de piernas y coberturas. Jugar en campo contrario y con casi un 80% de posesión no garantiza peligro, e incluso a veces, como pasó en Son Moix, llega a cansar al público y a desesperar a algún jugador, que se pierde en la maraña de adversarios.

En ese panorama le tocó estrenarse a Michu en la punta de ataque. El asturiano ha protagonizado una de las progresiones más llamativas del fútbol español reciente, pero el actual delantero del Swansea no es un nueve nato por mucho que en los últimos años haya avanzado su posición hasta el ataque. Así, estuvo en el campo 56 minutos sin apenas poder recibir un balón con claridad, marchándose todavía con 0-0. Antes, había caído en fuera de juego alguna vez, y en otras pareció entorpecer más los movimientos rápidos de los pequeños enganches de la Roja que en servir de solución finalizadora. En definitiva, un ‘marrón’ para alguien que fue llamado a última hora por la lesión de Villa.

Defensa de tres

Del Bosque rectificó y su sustituto, Negredo, hizo el segundo cuando ya habían aparecido los huecos al haber abierto la lata Xavi más por insistencia al merodear España el área que por ocasiones claras. El partido se había vuelto incómodo, sin apenas tiros a puerta, y con algún susto del rival. La habilidad de Pedro y de Silva no encontró apenas respuesta en sus compañeros, fallando el último pase en demasiadas situaciones favorables cerca de portería.

Del Bosque en el descanso arriesgó dejando defensa de tres y sacando a Iniesta, que no estaba de inicio por no encontrarse en plenitud física. Esa fue otra decisión del salmantino que demostraba las incomodidades que aparecen en este tipo de encuentros, mil veces visto. Los ejemplos de Suiza en el pasado Mundial o de Finlandia en la presente clasificación (logró el empate a uno en Salamanca pasando prácticamente una sola vez de medio campo) dan la razón a selecciones como Bielorrusia. A España no le queda otra que tratar de derribar el muro. “Cómodo no es, ya lo sabemos”, dijo Xavi tras el choque. Que se lo pregunten a Michu…   

Fútbol
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios