Cesc Fàbregas aparca el 'falso 9' y plantea a Xavi un cambio de jerarquías
  1. Deportes
  2. Fútbol
SE ASIENTA COMO LÍDER EN LA SELECCIÓN

Cesc Fàbregas aparca el 'falso 9' y plantea a Xavi un cambio de jerarquías

Cesc Fábregas ha dado un paso al frente. Su espléndido momento de forma va ligado a una madurez que le ha convertido en el referente

Foto: Cesc, en pugna con el chileno Vargas
Cesc, en pugna con el chileno Vargas

Cesc Fàbregas ha dado un paso al frente. Ya no hay ningún género de dudas. Su espléndido momento de forma va ligado a una madurez que le ha convertido en el referente tanto del Barcelona como de España. Sus dos partidos con la Selección ante Finlandia y Chile han dejado claro que se avecinan tiempos de cambios. De relevo en las jerarquías del equipos. Mientras Xavi sigue en terreno de nadie, Fàbregas ha asumido con naturalidad su nuevo papel de líder. Da igual dónde juegue, todo le va bien. El ‘falso 9’ ya no tiene secretos para él y Del Bosque le ha invitado a sumarse a tareas de construcción desde el centro del campo a camino entre Xavi e Iniesta. Siempre buscando sus opciones de tiro, que las tiene y muy buenas. Chile no se llevó para casa un golazo suyo gracias a la cruceta, que repelió con violencia su tremendo zapatazo. El seleccionador le pide que se atreva, y lo hace.

Mientras la chispa de Xavi parece languidecer, el fútbol de Fàbregas parece cada día más fulgurante. “Sabemos que es un jugador vital para nosotros”, ha admitido Del Bosque desterrando tiempos pasados en los que Cesc era poco más que un suplente de lujo para España. Basta con recordar su discreta aportación en el global del Mundial de Sudáfrica. Quizá entonces estuviera demasiado verde, pese a ser su segunda cita mundialista con la Roja.

Claro que tampoco gozó de demasiado crédito por parte de Del Bosque en la clasificación para la pasada Eurocopa. Cesc no terminaba de cuajar en el Barcelona, y en la Selección parecía apático. Pero eso se acabó. En la ‘Euro’ explotó como ‘falso 9’ y ahora parece haber cogido velocidad de crucero para liderar al equipo en el Mundial de Brasil. Si se clasifican, claro.

No sólo Cesc parece abanderar esos vientos de cambio que soplan en la Selección. Cambios tranquilos, claro, que con Vicente del Bosque nada es traumático. La presencia en el equipo de Navas, autor del gol del empate anoche, también adquiere cada vez más relevancia. Más con su socio Negredo. La pareja del City gusta, y mucho, a los técnicos como alternativa real al juego de toque y el ‘falso 9’. Ante Chile no hicieron más que darles la razón. Como ellos, Pedro no deja de ser el ojito derecho del técnico salmantino. Su entrega y derroche durante los 90 minutos le hacen acreedor de una titularidad que cada vez es más complicado arrebatarle con España.

La duda de todos estos pequeños cambios es si inducirán uno más gordo: el de Iker Casillas como titular de la portería de España. La respuesta, de momento, es que no. Pero la temporada es larga y las decisiones de ahora no valen para dentro de unos meses, cuando se perfile la lista. El Mundial de Brasil está en juego y mientras el Real Madrid siga mirando para otro lado con su capitán, los números de que Valdés sea el inquilino de la portería crecerán. No habrá mucha más escapatoria para Del Bosque. Las críticas, de continuar este panorama, pueden ser inaguantables. Pero aún queda mucho, no adelantemos acontecimientos.

Cesc Fábregas Vicente del Bosque Xavi Hernández Iker Casillas
El redactor recomienda