Es noticia
Menú
Así arrasa Álex Palou en USA: "¿Salarios? Los que vamos delante estamos contentos"
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
ENTREVISTA AL CAMPEÓN ESPAÑOL DEL INDYCAR

Así arrasa Álex Palou en USA: "¿Salarios? Los que vamos delante estamos contentos"

Campeón en vigor, Palou lidera de nuevo el IndyCar en 2022 tras cuatro carreras, y se prepara para su gran cita: lograr la victoria en las 500 Millas que se escapó en 2021. Así se lo cuenta a El Confidencial

Foto: Palou, ganador del título en 2021, ya lidera de nuevo el IndyCar en 2022 (Ganassi)
Palou, ganador del título en 2021, ya lidera de nuevo el IndyCar en 2022 (Ganassi)

Álex Palou logró el pasado año ganar el Indycar americano, uno de los mayores hitos del automovilismo español, además de ser uno de los más jóvenes en lograrlo. Pero su equipo, Ganassi, no ha sido el más fuerte en el comienzo del presente campeonato. Después cuatro carreras, de los cuatro pilotos mejor clasificados, tres pertenecen al mítico equipo americano. ¿El líder? Palou.

El piloto catalán comienza ahora el "mes mágico", mayo, que termina con las 500 Millas de Indianápolis. El año pasado, Palou fue adelantado en la penúltima vuelta. Este año vuelve para lograr un triunfo que se le escapó -por ahora- incluso a Fernando Alonso. Asentado en la heladora Indianápolis, integrado en el estilo de vida americano ("hay cosas buenas y malas, como en todo") y en la cresta de la ola, Palou hace un hueco a El Confidencial en su apretada agenda.

PREGUNTA: A ver cuéntanos como es capaz de ponerse primero Álex Palou por delante de los Penske que están ganando las carreras.

RESPUESTA: Es verdad que nos ha faltado ese extra para estar delante en esta primera parte del campeonato, pero hemos sobrevivido. No era la mejor combinación de circuitos para nosotros hasta ahora, y Penske ha estado muy muy fuerte en todas las carreras, hemos tenido que luchar en todas contra los tres coches del equipo. Pero no puedo estar más contento, llevamos tres podios en cuatro carreras, vamos mejorando cada vez más. Después de un buen año nunca sabes si el siguiente será bueno, pero la verdad es que hemos empezado mejor que el año pasado, a estas alturas tenemos más puntos. Y ahora estamos en mayo, el mejor mes del año para nosotros, con las 500 Millas de Indianápolis, que tenemos algunas cositas pendientes (del pasado año).

P: Con Ganassi lleva casi el cincuenta por ciento de carreras corridas el equipo subido al podio…

R: 58 por ciento, me lo dijeron ayer en el equipo.

P: En el IndyCar es una cifra increíble, lograr algo así es muy complicado en un campeonato con un coche igual para todos y con tanta competitividad.

R: La verdad es que no te das cuenta, tampoco lo había mirado. Sabíamos que eran muchos, porque lo vas viviendo, pero me lo dijeron después de la carrera de Barber. Es un dato bueno, bonito, y difícil de conseguir aquí en Indycar. En otras categorías hay muchas diferencias entre equipo, pero aquí todo el mundo compra el mismo coche y tiene las mismas partes. Es difícil mantenerte ahí arriba, pero sin el equipo no lo hubiera conseguido.

P: Después de ganar el título, parece que la experiencia, la madurez, lo que sea, le ha permitido sacar algo extra, estar ahí arriba cuando el coche no estaba para ello, mientras sus compañeros de equipo (Dixon, Ericksson, Johnsson) están lejos...

R: Creo que sí, el título te da confianza, todos los pilotos confiamos mucho en nosotros mismos, tienes que hacerlo, pero creo que haber ganado después de un año entero luchando te hace tener más confianza contigo mismo y el equipo. No me han cambiado las personas con las que trabajo, y hemos conseguido esa energía diferente que se necesita. Yo, personalmente, creo que estoy en mi mejor momento ahora mismo.

P: El año pasado era el joven recién llegado al equipo del piloto campeón, con varios pilotos veteranos. ¿Es ahora un poco más ‘jefe’ después de haber logrado el título? ¿Ha cambiado su relación con sus compañeros?

R: No ha cambiado mucho, y me alegro de eso. Cuando entre en Ganassi sin haber ganado ninguna carrera y con Dixon como compañero, que ha ganado más de 50 carreras y seis campeonatos, esperaba que me trataran un poco inferior a él, como sería normal. Pero me trataron como uno más, y su opinión no contaba más que la mía. Pero sí es verdad que ahora tengo un poco más de experiencia y a veces puedo opinar más que antes, no porque sea campeón, Marcus (Ericksson) no lo es y no por eso tengo yo más poder o Jimmi o Scott. Eso nos hace trabajar juntos e intentar mejorar, y me alegro de que sea así.

P: Los pilotos habláis de que el invierno os sirve para aprender, para hacer ajuste fino, para evolucionar. Cuando además se ha sido campeón, ¿a qué os referís? ¿Es algo personal, mental? ¿Cuestión de usar mejor el neumático, temas de puesta a punto, pequeños trucos que se incorporan?

R: En todos los deportes, como la vida misma, siempre puedes mejorar cosas. Después de una temporada te paras a analizar tú solo o con el equipo. Yo me centré bastante en analizar cosas que me faltaban, como las clasificaciones, algunas otras cosas más técnicas de conducción, como las frenadas en las que Dixon era mejor…Esos pequeños detalles que siempre puedes mejorar. Siempre se puede frenar un metro más tarde, nunca hay un límite en el que no puedas mejorar. Es cierto que no puedes frenar quince metros más tarde, pero siempre hay ese metro, y la forma en la que llegas a ese límite, la forma en la que sigue siendo rápido pero gastando menos gasolina, que es muy importante en el Indycar.

Durante el invierno analicé todo lo que podía mejorar, las más importantes y fáciles de arreglar, y siento que han funcionado algunas cosas, otras no. Lo bueno de esto es que no hay un límite. Lo escuchas en pilotos como Alonso, que llevan 25 años en este deporte y hay carreras ahora que dice que han sido la mejor de su vida, y te dices ¿cómo puede ser? Es un deporte que no tiene límites, por eso sigues buscando mejorar el siguiente fin de semana. Hay mil cosas, pero priorizas las más obvias y que se van a notar un poco más.

placeholder Palou busca la revancha del pasado año, cuando perdió las 500 Millas a falta de dos vueltas (Mike Dinovo-USA TODAY Sports)
Palou busca la revancha del pasado año, cuando perdió las 500 Millas a falta de dos vueltas (Mike Dinovo-USA TODAY Sports)

P: Dentro de poco, las 500 Millas, y llega con la espina clavada del año pasado ¿Se la podrá sacar, en una carrera tan abierta y complicada de ganar?

R: Estoy más confiando que el año pasado, cuando solo había hecho una carrera y no sabía qué nivel iba a estar. Sabía que tenía un coche rápido, pero nunca había liderado un oval. Ahora ya sé de lo que somos capaces, aprendí mucho de Helio y de la carrera en general, y espero poder poner en práctica todo lo que aprendí. Luego, al final, lo que importa es sobrevivir y preparar tu coche para las últimas 25-30 vueltas, el último stint, e intentar estar entre los dos o tres primeros. Por detrás es más difícil estar en la lucha. Voy con más confianza y con muchas ganas.

P: Este año, con la experiencia y el ritmo que lleva ahora, se ve capaz de repetir. Porque es muy difícil ganar dos años seguidos en el Indycar. ¿Y si tuviera que elegir uno de los dos triunfos, el título o las 500 Millas?

R: El título va a ser complicado, pero lo veo muy posible. Tenemos un equipo muy, muy fuerte, y yo estoy bastante cómodo con el coche, hay épocas en que no lo estás tanto, y ahora estamos en el momento en el que todo va bien, hay que aprovecharlo, hay que ir a por las 500 Millas y el segundo título. Siempre he dicho que el campeonato iría primero, porque es más difícil ser el mejor durante 17 carreras y no las 200 vueltas de las 500 Millas. Aunque como ya tenemos el campeonato, si hubiera que elegir, quiero las 500 Millas, así tenemos una de cada. Pero si se pueden las dos, las dos, está clarísimo.

R: Cambiando de tercio ¿Cómo es la vida social en Estados Unidos cuando uno se convierte en campeón del IndyCar?

R: Es increíble, le dan mucha importancia, es un campeonato americano y, además, aquí donde vivo, en Indianápolis, casi todo el mundo va a ver las 500 Millas. Aquí sí que te reconocen un poco más que en otras ciudades u otros estados. Es muy bonito. Luego, hay muchas entrevistas, más trabajo, pero es bueno. A veces tengo que ir unos días antes de una carrera porque quieren hacer cosas de medios para prepararla. Esto es lo que siempre había querido, que te presenten como campeón, y quieres repetir para volver a vivir esta experiencia.

P: Siempre quiso vivir en Estados Unidos, y lleva ya dos años ¿Se ha adaptado al estilo de vida americano? ¿Qué le gusta de vivir aquí? ¿Echa de menos España?

R: Hay cosas buenas y malas, como todo. A mí siempre me había llamado la atención por las películas y la cultura americana, quería la experiencia de vivir aquí y me encanta vivirla. Me he adaptado bastante rápido, creo que es más fácil vivir aquí que en Japón, una cultura tan diferente a la nuestra. Lo único que me cuesta es el frío, que aquí en Indianápolis hace un frío que no te puedes ni imaginar, nieva a todas horas. Es duro, pero aparte de eso lo demás me gusta.

Echo mucho de menos cosas de casa, la comida, la forma de vivir, el ir a un bar de toda la vida a desayunar no tiene precio, y aquí esas cosas no las hay. Pero esto me ayuda a valorar más cuando estoy en casa, pero estoy muy feliz. Aquí, al ver cómo trabajan en America y cómo funciona todo, ves que aquí funcionan mejor en algunas cosas, aunque en otras fatales también, pero a mí me gusta mi casa, donde me he criado y donde más cómodo me siento.

P:¿Se puede ganar uno bien la vida en el Indycar, y más si es el campeón?

R: Sí, se vive muy bien (risas) Hay gente que traen dinero, como en la Fórmula 1, pero no hay nadie que cobre 30 o 50 millones como en la Fórmula 1, pero el salario de la gente que está delante es muy alto, como los de la mitad de la parrilla en la Fórmula 1. Los que estamos delante estamos bien, contentos. Luego, dependiendo del contrato que tengas, también puedes tener tus propios patrocinadores. Aquí, si eres espabilado, tienes más cosas (risas).

Álex Palou logró el pasado año ganar el Indycar americano, uno de los mayores hitos del automovilismo español, además de ser uno de los más jóvenes en lograrlo. Pero su equipo, Ganassi, no ha sido el más fuerte en el comienzo del presente campeonato. Después cuatro carreras, de los cuatro pilotos mejor clasificados, tres pertenecen al mítico equipo americano. ¿El líder? Palou.

Fórmula 1
El redactor recomienda