Es noticia
Menú
Por qué Alpine suscita dudas en su bautizo de 2022: ¿está tan mal como parecía en Montmeló?
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
KILÓMETROS, PERO NO GRANDES PRESTACIONES

Por qué Alpine suscita dudas en su bautizo de 2022: ¿está tan mal como parecía en Montmeló?

El equipo francés no pudo completar el programa previsto debido a diferentes problemas. La cuestión es saber si solo fueron puntuales y existe un potencial a desbloquear

Foto: Más que expectativas, Alpine propició algunas dudas iniciales. (Javier Rubio)
Más que expectativas, Alpine propició algunas dudas iniciales. (Javier Rubio)

Primera jornada, rueda de prensa oficial de varios jefes de equipo en Montmeló. Encogido en su silla, el CEO de Alpine respondía con gesto enfurruñado y serio. Al día siguiente, Fernando Alonso mostraba gesto de estar en otra parte, y no precisamente de castañuelas. El lenguaje corporal de ambos, en días distintos, indicaba que no había alegría en el bautizo del A522. Tras unos tiempos más que discretos las dos primeras jornadas, en la última el monoplaza francés duró doce vueltas en la pista.

Idéntica prudencia que en pretemporada obliga a no lanzar las campanas al vuelo con un monoplaza, también obliga a no sentenciar prematuramente a otro. Quién no tuvo que afrontar problemas de juventud con los nuevos monoplazas. Pero solo Haas y Alfa Romeo terminaron por detrás de Alpine en Montmeló, tanto por cronos como en número de vueltas. El equipo francés dejaba en el aire algunas incertidumbres a despejar imperiosamente en Baréin si quiere insuflar mayor optimismo de cara a sus opciones en 2022. Para Fernando Alonso era clave en su retorno un monoplaza competitivo propiciado por el reseteado de 2022.

placeholder El A522 acumuló muchas vueltas durante los dos primeros días. (Javier Rubio)
El A522 acumuló muchas vueltas durante los dos primeros días. (Javier Rubio)

Un programa improvisado

No se trata solo de nuevo chasis para Alpine, que también introduce un motor radicalmente distinto ras retrasarlo un año para coincidir con el nuevo reglamento aerodinámico.

Con solo seis días de pruebas ante el mayor cambio reglamentario en décadas, sorprende un programa de perfil tan bajo para empezar. Como también que Alpine no pudiera usar el DRS dos días seguidos a no ser que hacerlo tuviera, como así dejaba entrever Permane, consecuencias en el terreno aerodinámico. O, quizás, no utilizarlo ayudara a enmascarar otros problemas.

El motor, clave para Alpine

Alpine introduce este año unidad de potencia totalmente nueva, que el 1 de marzo ha de ser homologada y congelada hasta 2025 en términos de rendimiento. Este apartado, como es lógico, debía ser prioritario en el esquema de trabajo en Montmeló. "El motor ha sido rediseñado por completo. Y cuando digo nuevo, es incluso en el concepto. En primer lugar, el turbocompresor está separado, pero es solo uno de los elementos visibles que lo harán más compacto. Nos permitirá acercarlo al piloto y, por lo tanto, cambiar el centro de gravedad del automóvil", explicaba una semana antes del test Laurent Rossi, el responsable del equipo. "Es más ligero y capaz de operar en una gama mucho más amplia de condiciones, temperatura y presión. Por lo tanto, es un cambio de juego para nosotros".

Rossi también reconocía que había exigido que los técnicos rompieran barreras en su desarrollo. "Durante el año experimentamos un par de momentos en los que no había fiabilidad, pero esa es nuestra elección, porque la única opción que tendríamos a nuestra disposición este año es la fiabilidad. Así que le dije al equipo: expriman los límites, no me importa. Prefiero tener que reducir el rendimiento, pero saber que he alcanzado el máximo que puedo obtener, a ser fiable y solo sentirme cómodo con un motor que no ofrece rendimiento. Era, por cierto, el enfoque del pasado. Así que presionamos en la otra dirección. Y la buena noticia es que hemos estado haciendo miles de kilómetros con esta nueva PU en las últimas semanas". Se entiende por tanto el valor de la primera sesión de pretemporada en este apartado. Después de rodar pisando huevos dos días, cuando Alpine quiso 'apretar la tuerca' el último, el A522 duró doce vueltas.

¿Faltan prestaciones en el motor?

"Una tontería, un conducto roto en el sistema hidráulico que causó un gran daño, pero un problema fácilmente arreglable", justificaba Permane. De nuevo, problemas menores, todos rápidamente solucionables. El equipo francés ni mostró el potencial de su nuevo motor ni, lógicamente, el de un chasis que no pudo ser exprimido al rodar 'capado' mientras se mantuvo en pista. ¿Tiene problemas de juventud Alpine con su nueva unidad de potencia?

Preguntado por esta área en la rueda de prensa, Alonso dejaba entrever dos factores clave: "Queremos, si podemos, ser un poco más competitivos por este lado y seguir manteniendo la fiabilidad del pasado año, que fue uno de nuestros puntos más fuertes al acabar casi todas las carreras sin tener casi problemas. Así que se trata de combinar estas dos cosas, rendimiento y acabar las carreras. Hasta ahora, va todo bien con toda la información que recogimos ayer (primer día de pretemporada) y en los dinos (bancos de pruebas de motores). Pero hasta que no lleguemos a Baréin, no sabremos lo que han hecho los otros en la vertiente del motor y cuál ha sido el progreso que han hecho. También hemos perdido todos rendimiento con el nuevo combustible y hemos intentado recuperarlo, así que veremos en Baréin".

Es decir, dudas sobre el rendimiento y nuevo combustible, factores quizás interrelacionados. ¿Ha logrado recuperar Alpine la pérdida de rendimiento que ha supuesto incrementar un 5 por ciento el contenido de biocombustible? Algunas voces recogidas por este medio apuntaban que, en este sentido, Alpine va por detrás de sus rivales. Puede que el banco de pruebas ofrezca datos satisfactorios del motor, pero Montmeló no los corroboró. Quién sabe, un DRS 'inutilizado' también ayudaba a maquillar o justificar la importante falta de velocidad punta del monoplaza francés, a pocos días de homologar su unidad de potencia.

¿Como el Red Bull de Verstappen?

En el terreno aerodinámico, como el propio Permane reconocía, la ausencia del DRS tampoco ayudó a calibrar en el A522 el impacto del 'porpoising' que ha afectado a todos los monoplazas. "No sabemos si empeora con el DRS abierto o es mejor". De modo que, según Permane, se dedicaron a jugar con las alturas. Un monoplaza 'alto' (una forma de solucionar el problema) es también un coche más lento. En definitiva, por diferentes razones, el primer test de pretemporada supuso un serio tropezón para Alpine, con problemas posiblemente solubles. Pero el panorama no resulta positivo a fecha de hoy.

"No quiero que parezca que estoy poniendo excusas, no estoy diciendo que vayamos a batir a Mercedes o Red Bull. Pero creo que estamos en una posición razonable", explicaba Permane al finalizar. Porque Ocon no habló, y Alonso, casi tampoco. ¿En qué se basaba Permane? "El tiempo de vuelta que Fernando hizo esta mañana (primeras horas del viernes), aunque fuera solamente una vuelta, es muy comparable al de Max Verstappen, aunque Verstappen con el DRS. Así que si sobrepones el GPS, algo que puedes hacer con los sistemas que tenemos de la FIA, las trazas son idénticas aparte de las rectas, donde perdemos una enorme cantidad de tiempo". Si este es el consuelo de Alpine, en Baréin habrá que esprintar para posicionarse en la línea de salida del campeonato.

Primera jornada, rueda de prensa oficial de varios jefes de equipo en Montmeló. Encogido en su silla, el CEO de Alpine respondía con gesto enfurruñado y serio. Al día siguiente, Fernando Alonso mostraba gesto de estar en otra parte, y no precisamente de castañuelas. El lenguaje corporal de ambos, en días distintos, indicaba que no había alegría en el bautizo del A522. Tras unos tiempos más que discretos las dos primeras jornadas, en la última el monoplaza francés duró doce vueltas en la pista.

Fernando Alonso Fórmula 1 Max Verstappen
El redactor recomienda