Alonso: "Os veo el jueves, habrá muchas noticias en Qatar". ¿De Mercedes y Red Bull?
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
Red Bull duda del rendimiento del Mercedes

Alonso: "Os veo el jueves, habrá muchas noticias en Qatar". ¿De Mercedes y Red Bull?

La tensión entre Red Bull y Mercedes siguió alcanzando nuevas cotas en Interlagos. Ya vale todo en la lucha por el título. ¿Se refería Alonso a algo en concreto el pasado fin de semana?

Foto: El intenso fin de semana de Interlagos ha incrementado la espiral de tensión dentro y fuera de la pista. (Reuters/Amanda Perobelli)
El intenso fin de semana de Interlagos ha incrementado la espiral de tensión dentro y fuera de la pista. (Reuters/Amanda Perobelli)

La rueda de prensa de Fernando Alonso tras el GP de Brasil había terminado. Pero justo después de despedirse dejaba caer con una sonrisa, enigmática y deliberada, la frase que titula este artículo. Poco antes se había explayado en la falta de noticias en torno a su equipo a estas alturas de temporada. Por lo que cabía deducir que Alonso se refería a terceros dado el contexto del fin de semana brasileño.

¿Tendría que ver de nuevo con la etiqueta de las peleas en la pista entre los pilotos? No parecía. Ni siquiera había observado el duelo entre Hamilton y Verstappen de la vuelta 48. ¿O quizás se refería, divertido, al ambiente respirado entre Red Bull y Mercedes en Interlagos?

Nunca se había visto a Toto Wolff en semejante escalada de declaraciones tras los episodios vividos por Mercedes el pasado fin de semana, donde logró una aplastante victoria a pesar de ellos. Red Bull duda del espectacular rendimiento del monoplaza alemán, bien por los motores, bien por los alerones. Al margen de que Alonso tuviera información o intuyera que algo se avecina en Qatar, ambos equipos siguen alimentando la beligerante espiral en la que todo vale para lograr el título.

"Que se jodan todos"

"Lewis, brillante trabajo, limitación de daños. Que se jodan todos". Así cerraba Toto Wolff la carrera sprint de Hamilton tras remontar este hasta la quinta posición. Antes, los comisarios determinaron que el alerón del monoplaza alemán contravenía el reglamento por no pasar el test de los 85 mm (de apertura del DRS) por 0,2 mm debido a una avería en el mismo. Wolff se quejaba de que "en vez de dejarnos arreglarlo como sería el protocolo normal en vez de informar a los comisarios, se disparó la bala y puso a estos en una difícil situación para llegar a la decisión adecuada". Wolff recordaba las "tres veces" que se había permitido a Red Bull una reparación en semejantes condiciones, especialmente en el parque cerrado del sábado en el GP de México.

El responsable de Mercedes comenzó a traspasar una línea poco frecuente desde que llegó al equipo. "Hay que reconocer que hay una lucha feroz entre diferentes entidades o participantes interesados, así que encajamos el golpe", dejando entrever que el responsable técnico de la FIA, Joe Bauer, había obligado a los comisarios a estudiar el caso, quizás a instancias de su gran rival. Wolff amenazó de nuevo, señalando indirectamente al equipo austríaco: "Os puedo asegurar que en las próximas carreras vamos a analizar cada cinta adhesiva que se caiga de un coche y vamos a pedir explicaciones".

El 'mosqueo' de Red Bull

"No es normal cómo adelanta el coche en la recta", denunciaba Horner después de la carrera sprint. Para quien habitualmente analiza al rival con todo tipo de sofisticadas herramientas, incluso para Red Bull el rendimiento del W12 de Hamilton resultaba sorprendente. De aquí el gesto de Verstappen en el parque cerrado, porque su equipo algo sospechaba cuando le pidieron que verificara el alerón trasero del W12.

"Algo permite al coche alcanzar ese tipo de velocidad, algo debe ocurrir, porque la física no lo permite. El diferencial de potencia que necesitas para lograrlo sería muy significativo", explicaba Horner el sábado. "Así que estamos intentando entender qué es y partir de aquí actuar. Es algo sobre lo que vamos a estar pendientes, particularmente con Lewis hoy, que juega en otra liga. Creo que fue 27 km/h más rápido que Norris cuando le adelantó (el sábado), lo que es otra fórmula, aunque ha sido un gran pilotaje". Y dejaba caer el mensaje: "creo que sabemos claramente lo que es, y queda a discusión de los ingenieros".

Red Bull podría haber intervenido de este modo (a través de Adrian Newey) para que los comisarios justificaran la inspección y no la reparación, como denunciaba Wolff. De aquí que el austríaco adoptara el rol de víctima por la actuación de "diferentes entidades". Un papel que el domingo acabaría por explotar.

El gesto de Wolff

El gesto de furia de Toto Wolff hacia la cámara en plena carrera se hizo viral. Quienes le conocen de cerca hablan del alto octanaje de su temperamento, atemperado exteriormente estos años en el plácido dominio de su equipo. Tras el duelo de Verstappen y Hamilton en la vuelta 48, los dos equipos se dirigieron al director de carrera, cada uno defendiendo sus intereses. Con flema, Michael Massi denegó la investigación sobre el incidente. "Mi discusión con el director de carrera no fue emitida, pero sí mi reacción. Entendemos que lo discutiremos a puerta cerrada", justificaba el austríaco tras el gran premio.

Tras el incidente entre los dos pilotos y la sanción a Hamilton por aflojarse el cinturón de seguridad Wolff acentuó su postura victimista con calculado posicionamiento. "Todo el fin de semana ha ido en contra nuestra", recordando también el episodio del alerón. "Esto es una cosa, y obviamente fue el colmo con la decisión en la carrera, la defensa cuestionable de Max, absolutamente en el límite, aunque necesitara defenderse".

"La diplomacia se ha acabado hoy"

Wolff navegaba entre dos aguas, porque mientras intentaba justificar que el incidente era 'hard racing' (como en Movistar) aprovechó para arrimar el ascua a su sardina en otros momentos. "Por lo menos debía haber sido una penalización de cinco segundos". Y seguía jugando su papel. "Escondiéndolo bajo la alfombra es solo la punta del iceberg". Quizás, Michel Massi le devolvía así el "fuck then all" del día anterior a Toto Wolff. "Defenderé a mi equipo, mis pilotos, lo que venga. Siempre ha sido muy diplomático en cómo discuto los temas, pero la diplomacia se ha acabado hoy".

placeholder Toto Wolf ya no se anda con bromas. (EFE/Szilard Koszticsak)
Toto Wolf ya no se anda con bromas. (EFE/Szilard Koszticsak)

"Estas decisiones nos han unido totalmente. Es contra nosotros, creo que es lo que Lewis ha sentido toda su vida, y ahora sentimos lo mismo como equipo, y no vamos a ser víctimas", declaraba Wolff apretando la tuerca ante Sky al final de la carrera, una hipérbole coherente con el contexto en el que Wolff ha situado a su equipo en Interlagos. ¿Tiene Red Bull preparada alguna reclamación técnica contra Mercedes? ¿Qué sorpresas deparará el GP de Qatar? Quien escuchara a Fernando Alonso el pasado domingo no podía evitar la sensación de que el piloto español sabía algo… sobre algo.

Red Bull Fórmula 1 Max Verstappen Fernando Alonso
El redactor recomienda