No regresas a la F1 hasta que no vuelves a Monza (y más si eres Alonso)
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
UNA CARRERA MUY ESPECIAL

No regresas a la F1 hasta que no vuelves a Monza (y más si eres Alonso)

A pesar de dejar Ferrari en su día, Alonso es uno de los pilotos más seguidos entre los tifosi después de Sainz y Leclerc. Y disfruta en una pista singular y de alta adrenalina

placeholder Foto: Fernando Alonso logró en dos ocasiones la victoria en Monza
Fernando Alonso logró en dos ocasiones la victoria en Monza

El ambiente en Monza es inigualable, especialmente para alguien que goza allí de una enorme legión de seguidores. Fernando Alonso muy probablemente sea el piloto que en Italia tenga mayor seguimiento, pese a que ya hace muchos años dejara de formar parte de Ferrari. Obviamente, los tifosi anteponen el seguimiento a la Scuderia y sus preferencias siempre iran hacia los pilotos vestidos de rojo, sean quienes sean, pero cen cuanto el asturiano aparece en el circuito inmediatamente se percibe que con él existe una conexión especial.

Es conocido históricamente que cierta prensa italiana cortesana de la dirección de comunicación de Ferrari, siempre anda presta a criticar al piloto que deja Maranello, para ensalzar al piloto que lo sustituye. En su día no fue una excepción con Alonso y la llegada de Vettel. Sin embargo la prueba del algodón del profundo cariño y ausencia de animosidad hacia el español son los remolinos de aficionados que se forman en torno a la figura de un piloto. Nunca falla: fuera de los pilotos del 'Cavallino', es siempre con diferencia el piloto que más cariño recibe de los entusiastas aficionados italianos. La comparación, por ejemplo, es la huella que ha dejado entre la afición ferrarista el asturiano respecto a Sebastian Vettel, muy evidente para quien tuviera el jueves ocasión de presenciarlo en los alrededores del paddock de Monza.

placeholder Desde que hace más de dos décadas, Fernando debutara en F1 con el equipo italiano Minardi, siempre ha habido conexión especial con los transalpinos
Desde que hace más de dos décadas, Fernando debutara en F1 con el equipo italiano Minardi, siempre ha habido conexión especial con los transalpinos

Querido desde niño

Para el propio piloto español, ha debido ser especial reencontrarse con ese ambiente y esa adoración, que se remonta a su debut en un equipo italiano como Minardi hace dos décadas o incluso antes, ya que toda su infancia y adolescencia transcurrió en gran parte compitiendo en karting en el país transalpino. “Me encanta correr en Monza”, - afirmaba ayer un Alonso que en dos ocasiones ha vencido en este circuito. “La carrera siempre se me pasa muy rápida y con la increíble atmósfera que aquí se vive siempre hay que disfrutar cada minuto. Es un circuito como no hay ningún otro parecido, me encantan curvas como las de Ascari o Lesmo pero, por ejemplo, disfruto mucho del momento de la salida, porque con todo el ambiente que se vive siempre es un momento muy especial”.

La salida será para el piloto español un momento clave, porque es un circuito que ofrece pocas oportunidades para adelantar. Progresar en el pelotón siempre exige un extra de caballos en el propulsor, como es el caso de los Mercedes o incluso este año también del Honda. El motor Renault demuestra carrera a carrera sus progresos, pero en potencia máxima aún le queda espacio por mejorar. Los equipos con ese déficit de potencia siempre tienen que optar por reducir el ángulo de incidencia de sus alerones y ganar en las rectas por aerodinámica lo que por motor no se consigue. Pero rodar con poca supone falta de estabilidad en las curvas y frenadas. Por ello, la experiencia a la hora de encontrar ese equilibrio entre curvas y rectas es clave. Pero como el propio Fernando reconoce, tampoco hay recetas mágicas.

¿Como en Silverstone?

“La experiencia es importante, más aún en este Gran Premio, que con la carrera al sprint de clasificación el sábado no va a haber apenas tiempo para trabajar la puesta a punto. Va a ser muy importante acertar a la primera el viernes con los neumáticos y con el equilibrio aerodinámico del coche y aunque siempre ayuda la experiencia, siempre ayuda más en un circuito donde se va tanto tiempo con el pie a fondo el contar con 30 caballos más en el motor” afirmó entre risas el piloto español.

En Monza llega el segundo ensayo de clasificar para la parrilla a través de una carrera al sprint, un formato en el que a diferencia de otros pilotos, Alonso se ha mostrado favorable a probar. Sin embargo, parece que el piloto de Alpine vea más dificultades para sacar el petróleo de lo que logró en aquella primera vuelta mágica de Silverstone, donde ganó seis posiciones. “Ya me gustaría poder repetir aquello”. -comentaba el bicampeón mundial-. Aquí lo veo más difícil porque en Monza, aunque es posible adelantar, tampoco permite muchas líneas de trazada distinta y habitualmente se produce el cuello de botella de la primera curva. Tenemos que ser cautelosos en cierto modo porque la carrera es el domingo, no el sprint del sábado. Pero por supuesto que lo intentaremos y será también otra buena ocasión para seguir aprendiendo de este nuevo formato de clasificación, para ir mejorándolo en el futuro".

Difícil adelantar, no imposible

A pesar de sus largas rectas donde teóricamente los rebufos son factibles para adelantar, en Monza resulta obligado dejarse espacio entre los coches antes de las rectas para que las turbulencias no te saquen de pista si vas demasiado pegado al coche que te precede. A la espera de la solución con el reglamento del año que viene, toca a los pilotos gestionar lo mejor posible los neumáticos. No olvidemos,que al rodar durante muchos momentos de la vuelta a más de 300 kilómetros por hora de forma constante las ruedas también sufren mucho estrés.

A pesar de sus condicionantes para adelantar, Alonso reconoce que el simple hecho de competir en Monza es pura adrenalina: “La única referencia lejanamente parecida en cuanto a la baja carga aerodinámica que llevamos en los coche es Spa (Bélgica). Pero este circuito es muy particular por sus baches a alta velocidad, por la diferente visibilidad que tienes en algunas zonas del circuito, donde se te hace la pista muy estrecha, y por el mismo aire que te entra dentro del coche cuando vas a fondo. Si encuentras una buena puesta a punto y tienes buen ritmo, se disfruta muchísimo".

Ese disfrute en la pista más el indudable plus que aporta el calor de su legión de aficionados en Italia contribuirá a que el asturiano sea capaz de marcar diferencias y de obtener un buen resultado en un circuito que a priori no es de los mas favorables para su Alpine. Pero ya se sabe que cuando sientes que juegas ‘en casa’, soñar es algo más que posible.

Fórmula 1 Fernando Alonso
El redactor recomienda