Mick Schumacher o cuando llevas una pesada alforja para poder pelear con Carlos Sainz
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
DIFICIL DEBUT DE 'SCHUMI JR.'

Mick Schumacher o cuando llevas una pesada alforja para poder pelear con Carlos Sainz

Tras su paso por la Ferrari Academy, Mick Schumacher ha debutado en la F1 con grandes dificultades en Haas. El alemán vive bajo la gran sombra de su padre, para lo bueno y lo malo

placeholder Foto: Mick schumacher cuando ganó el título de Fórmula 2
Mick schumacher cuando ganó el título de Fórmula 2

Mick Schumacher, hijo del mítico heptacampeón mundial no está decepcionando en su debut en la máxima especialidad, pero tampoco está demostrando nada especial. Simplemente cumple. A nadie se le escapa que resulta una losa muy pesada ser hijo de una de gran leyenda, sea cual sea el orden de la vida al que te dediques. Las comparaciones son continuas hasta el hartazgo, la sospecha de estar en un puesto gracias a un apellido y no por méritos propios minan la autoconfianza del más templado y, por supuesto, la crítica es inmisericorde si lo haces mal. Y si rindes, las felicitaciones llegan cargadas de ‘peros’ o halagos excesivos, que no se sabe qué es peor.

Es inevitable recordar que en el equipo Haas es Nikita Mazepin quien paga la fiesta y Mick Schumacher cobra un buen sueldo (de Ferrari entre otros). De Mazepin ya intuíamos que no iba a deslumbrar al paddock, pero ‘Schumi Jr’ también ha cometido su buena dosis de errores, y tampoco ha arrasado a su muy poco valorado compañero de equipo. El alemán necesita mejorar y pronto. Así de cruel e impaciente es siempre la Fórmula 1.

Una situación que Mick Schumacher vive prácticamente desde que tiene uso de razón y montara por primera vez en un kart de competición. Hay que felicitar el trabajo en su día hizo Schumacher padre y, desde siempre Corina, su madre. Por el propio Mick ha demostrado siempre saber llevar esa carga, además de ser un chaval muy educado y comprometido con su profesión. Y ojo, no es nada fácil, pues de juguetes rotos está el mundo lleno en jóvenes de situación parecida a la suya.

placeholder El debut en Fórmula 1 de Mick Schumacher se ha puesto mas cuesta arriba de lo esperado
El debut en Fórmula 1 de Mick Schumacher se ha puesto mas cuesta arriba de lo esperado

En la F1, por méritos propios

Pero a partir de su debut esta temporada en Bahrein nada de todo lo anterior cuenta ya en la Fórmula 1, pues eres desde ese momento juzgado como uno más. Para lo bueno y para lo malo. A pesar de las facilidades por ser hijo de un mito del deporte en un país poderoso como Alemania, cuando eres campeón de Fórmula 2 nadie puede discutir que tienes tu derecho para formar parte del club de pilotaje más exclusivo del mundo. Pero tan destructivo como la crítica desmesurada puede ser el halago excesivo que tan rápido dispara las expectativas. Ejemplo de esto último se dio cuando, medio en broma medio en serio, el día de la presentación de Carlos Sainz como piloto de Ferrari Mattia Binotto le vino a decir al madrileño que ya podía espabilar, porque estaba Mick Schumacher en la recámara.

Ese escrutinio, especialmente por parte de la prensa italiana, como el de piloto español desde el primer día, también lo está sufriendo Mick Schumacher. Carlos Sainz también es hijo una leyenda y ha debido lidiar con todos esos interrogantes consecuencia de ser ‘hijo de’. Pero el madrileño tiene la ventaja de que su padre labró todo su impresionante palmarés en una especialidad distinta a la Fórmula 1 y por tanto, siempre ha tenido cierto respiro en las comparativas. Mick no, y desde el karting ya se le venía comparando con su padre a su edad en cada categoría en la que estuviera compitiendo. Y no olvidemos que el accidente del padre se ha vinculado con el posible triunfo en Fórmula 1 del hijo.

placeholder Ponerle demasiado rápido a Mick Schumacher como sustituto de Carlos Sainz, no le ha hecho ningún bien.
Ponerle demasiado rápido a Mick Schumacher como sustituto de Carlos Sainz, no le ha hecho ningún bien.

La exigencia de Ferrari

Su entrada en la Ferrari Driver academy es uno de los ejemplos más visibles de lo arriba comentado. Sin entrar a valorar cuánto hubo en aquel fichaje de oportunismo comercial o de romanticismo en la narrativa, ingresar en la academia de pilotos del Cavallino tiene indudables ventajas, pero también mucho de regalo envenenado. El debut ideal es como el de Fernando Alonso en Minardi, un equipo pequeño, acostumbrado a hacer crecer el talento de jóvenes estrellas y sin una excesiva presión mediática. Pero integrarse en la estructura de Ferrari inmediatamente te pone competencia de brillantes ‘compañeros de clase’ como Callum Illot o te pueden comparar con el mejor de los antiguos alumnos de ese ‘colegio’, como es el caso de Charles Leclerc.

Cada talento o necesita su tiempo de cocción, y Mick Schumacher no parece un talento explosivo, sino más bien un piloto de forjarse a fuego lento. Apresurarse demasiado en ‘cocinar el plato’ puede acabar por estropearlo, lo que sucede a menudo cuando hay que manejar unas expectativas disparadas. Como ejemplo, en apenas unos meses los mismos ‘insiders’ que vaticinaban el paso de Carlos Sainz como un mero trámite hasta la llegada de Mick ahora lo cuestionan, no ya como un ‘cuando’, sino siquiera como si alguna vez llegará a ocurrir. Las excelentes prestaciones del madrileño y el rendimiento decente pero no espectacular del alemán han cambiado el panorama de luminoso a sombrío en apenas tres meses. Para un debutante con sus condicionantes, puede ser terriblemente dañino. Ni tanto ni tan calvo.

placeholder Michael Schumacher fue el ídolo de juventud de Sebastian Vettel , igual que él lo fue para Mick
Michael Schumacher fue el ídolo de juventud de Sebastian Vettel , igual que él lo fue para Mick

Sebastian Vettel como mentor

Un aliado inesperado le ha surgido a Mick en forma de ídolo de su niñez como es Sebastian Vettel, como Schumacher padre lo fue para el tetracampeón alemán. “Estoy feliz de poder acudir a alguien con tanta experiencia y que a la vez es tan amable. Muy contento de tenerle cerca", explicaba ‘Baby Schumacher’. como a él le llama Vettel. El piloto de Aston Martin, por ejemplo, estuvo hace un par de carreras observando el puesto de conducción de Mick y le sugirió varios cambios, pues pensaba que su posición de pilotaje no era la correcta. Sorprende que sea un piloto de una escudería rival y no algún miembro de Ferrari quien le hiciera este tipo de observaciones. Más sorprendente aun cuando la relación entre el equipo italiano y el piloto alemán terminó bastante mal, pero demuestra que a sus 22 años Mick ya tiene la personalidad suficiente como para imponer su criterio sobre lo que cree que es mejor para él.

Quizá con los consejos de Sebastian Vettel y la paciencia para poder desarrollarse puedan convertir a Mick Schumacher en un extraordinario piloto, pero necesita liberarse cuanto antes de la pesada alforja que arrastra, incluída quizá su vinculación con Ferrari. Cuanta más trabaje su propio destino y menos comparativa tenga con su ilustre padre y con la Scuderia lo ascendió a leyenda, mejor será para "Baby Schumacher".

Michael Schumacher Carlos Sainz Ferrari Sebastian Vettel
El redactor recomienda