Tres pilotos buscan asiento en 2021

La revolución que prepara Ferrari en la F1 con Mick Schumacher a la cabeza

Ferrari se encuentra trabajando en que sus grandes promesas empiecen a pisar la Fórmula 1. Ilott, Shwartzman y Schumacher han tenido su primera de contacto esta semana

Foto: Mick Schumacher estará en el próximo Gran Premio al volante del Alfa Romeo. (Reuters)
Mick Schumacher estará en el próximo Gran Premio al volante del Alfa Romeo. (Reuters)

Si por una parte Ferrari ya está centrada en preparar un monoplaza competitivo para Carlos Sainz y Charles Leclerc el próximo año, también se encuentra trabajando en que sus grandes promesas empiecen a pisar la Fórmula 1 de cara a un 2021 que puede tener muchas caras jóvenes y nuevas. Callum Ilott, Robert Shwartzman y Mick Schumacher han tenido su primera de contacto esta semana con un monoplaza híbrido y son protagonistas por sus opciones de llegar al gran circo en 2021 con Alfa Romeo o con Haas.

Pero de estos tres pilotos, uno tiene muchas más papeletas que el resto para estar en la F1 en 2021, y ese es Mick Schumacher. El joven alemán, algunas veces criticado en su evolución por ser el hijo de Michael Schumacher, está demostrando este año el talento que atesora. Es líder de la Fórmula 2 con 22 puntos de ventaja y ya empieza a sentir que se le queda pequeña la categoría. El alemán en 2019 debutó por primera vez en F1 en el test de Baréin con Ferrari y con Alfa Romeo. Sin embargo esta semana ha vuelto a tener la oportunidad de subirse a uno de estos monoplazas en Fiorano. "Me encantaría dar las gracias a Ferrari y a la Ferrari Driver Academy por darme la oportunidad de ponerme al volante de un coche de Fórmula 1 híbrido, algunos días antes de mi debut en un fin de semana de Gran Premio en Nürburgring", compartió Mick tras su test en Fiorano, y añadió: "Fue muy útil acostumbrarse a todos los procedimientos de nuevo, que son bastante complejos y también con cómo trabaja un equipo a este nivel del deporte".

"Hace unas semanas en Mugello pude pilotar un F2004, un coche impresionante, pero desfasado hoy en día. Ponerme al volante de un coche híbrido de 2018 me permitió entender lo importante que es la electrónica para la unidad de potencia y cuánto ha progresado un Fórmula 1 en términos de aerodinámica", explicó. Además de Schumacher también estuvieron en la prueba Callum Ilott y Shwartzman. El británico calificó la sesión como buen entrenamiento de cara a lo que tendrán entre manos la semana que viene. Ambos participarán en la primera sesión de entrenamientos libres del Gran Premio de Eifel el 9 de octubre en Nürburgring, Schumacher para Alfa Romeo, Ilott para Haas. Shwartzman tendrá que esperar a la prueba de jóvenes pilotos en Abu Dabi.

Schumacher durante su prueba en Fiorano. (Ferrari)
Schumacher durante su prueba en Fiorano. (Ferrari)

"Fue un día inolvidable. Ya pude pilotar un coche de Fórmula 1 el año pasado, pero hoy pudo ponerme al volante a falta de diez días para mi debut en un fin de semana de Gran Premio", dijo Ilott. "Fue muy útil y le doy las gracias a Ferrari por darme esta oportunidad. Lo que me sorprendió del SF71H fue su eficiencia aerodinámica, lo que te hace tener niveles de agarre que no encuentras en otras categorías. Tienes una potencia extrema del motor y frenada instantánea", finalizó el británico.

Su primera toma de contacto oficial

A pesar de tener una dupla muy joven con Sainz (26) y Leclerc (22) Ferrari no quiere descuidar su futuro y perder potenciales campeones del mundo, en especial al hijo del káiser por todo lo que significaría su presencia y triunfos en la Scuderia. Eso sí, ser el más rápido o ganar la Fórmula 2 no significará ser piloto de Fórmula 1 en 2021, según aclara Laurent Mekies, Director Deportivo de la Scuderia. "Con nuestros pilotos no será un duelo de pistoleros, queremos asegurarnos de que crezcan como pilotos. Ya lo hemos visto con Charles y con otros pilotos excepcionales que han llegado antes que él, todo se trata de desarrollarse como piloto", reconocía Mekies en palabras para el portal web Motorsport Week.

Laurent Mekies ya había dicho el fin de semana pasado que “hay un plan para que estos tres muchachos mejoren con un coche de F1 y, con suerte, eso hará que puedan expresar plenamente su talento”, dijo. "El desarrollo como piloto no acaba cuando estás a las puertas de la Fórmula 1, es sólo una segunda parte. Nosotros queremos asegurarnos de que les ayudamos en su desarrollo, esa es una de las bases de nuestro programa de jóvenes pilotos", añadió.

Por otro lado el francés está contento con el éxito que ha tenido la Academia esta temporada 2020. ""No es un dolor de cabeza en absoluto", dijo Mekies. “En lo que respecta a los tres mejores chicos de la academia de este año, estamos muy contentos. Nos da mucha estabilidad y opciones para el futuro y es exactamente por eso que tenemos la FDA. es el tipo de cosas con las que nos gusta lidiar", comentó. "Los chicos están haciendo un muy buen trabajo, Mick y Callum han progresado mucho y son líderes sólidos en la Fórmula 2. Además, Robert en su primer año está compitiendo cuerpo a cuerpo con ellos. Tenemos muchas opciones para el futuro, de esto va nuestra academia", finalizó.

Potenciales campeones

La realidad es que Ferrari sabe que tiene potenciales campeones en su cartera. Mick desde pequeño tenía claro que quería llegar a lo más alto sin necesidad de crecer por ser el hijo de quien es, por ello empezó a competir bajo el nombre de Mick Betsch, apellido de su madre. Con 11 años ganó su primera carrera de karts en el Kerpen Kart Challenge, una prueba de Karting en Alemania. Nadie conocía en ese momento a aquel joven con un talento prodigioso. Poco a poco ese niño rubio empezó a llamar más la atención al ocupar siempre un lugar en el podio hasta que finalmente todo el mundo que seguía las carreras, empezaba a notar cierto parecido en su estilo de manejo y en sus gestos a alguien muy conocido para los grandes fanáticos del motor.

Una vez que se confirmó identidad, los medios comenzaron a seguir su carrera deportiva y no pudieron evitar una comparación con el campeón alemán. Con sólo 15 años se metió en el mundo del motor profesional, formando parte de la Fórmula 4. Empezó a sumar victorias, salió campeón de F3 y Mercedes lo tenía en su mano a pesar de no tenerlo firmado en su programa de jóvenes por todo el apoyo que le había dado en su evolución. Ese fue el gran error de Toto Wolff y ahora Ferrari puede disfrutar de una imagen histórica.

Ilott, por su parte llegó a Ferrari después de ser exjúnior de Red Bull. Marcha segundo en el Campeonato de Fórmula 2, a 22 puntos de Schumacher en su segundo año completo en F2. Cuando terminó cuarto la F3 europea, Ferrari se fijó en él y le fichó para su academia. El viernes del Gran Premio de Eifel se pondrá al volante del Haas VF-20 de Romain Grosjean. Shwartzman, en cambio, es quinto en el campeonato de F2, con 140 puntos. En su primera temporada en la categoría está teniendo mejores números que el primer año de Schumacher e Ilott. Ha conseguido tres victorias y ha subido en cinco ocasiones al podio. El ruso, a priori debería esperar un año en la F2, pero las decisiones en los próximos meses podrían cambiar.

Los grandes perjudicados de esta aparición de jóvenes talentos son los pilotos de Haas y Alfa Romeo. Tanto Kevin Magnussen como Kimi Raikkonen son los favoritos para seguir, en cambio Romain Grosjean ya parece tener un pie fuera de la F1. Antonio Giovinazzi, todavía mantiene esperanzas de continuar, pero la realidad es que ninguno de los cuatro está haciendo méritos deportivos para continuar. Haas marcha con un punto en el mundial y Alfa Romeo con cuatro. Ambos equipos solo por delante de Williams. No está claro cómo Ferrari ejecutará su plan para sus principales protegidos, pero hay que recordar que Haas tiene sus propios conductores afiliados en Pietro Fittipaldi y Louis Deletraz, por lo que puede tener acuerdos vigentes para presentar uno o ambos.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios