Por qué Fernando Alonso no está disfrutando ahora mismo, aunque nos diga lo contrario
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
CIRCUITO MÁS FAVORABLE A ALPINE

Por qué Fernando Alonso no está disfrutando ahora mismo, aunque nos diga lo contrario

Fernando Alonso explica antes del GP de Azerbaiyán la raíz de sus problemas, con la confianza de que será cuestión de tiempo superarlos. Y, sobre todo, disfruta con el placer de volver a pilotar

placeholder Foto: Fernando Alonso sigue trabajando para superar una de las mayores limitaciones con el Alpine, que explicaba en la rueda de prensa
Fernando Alonso sigue trabajando para superar una de las mayores limitaciones con el Alpine, que explicaba en la rueda de prensa

“Estoy disfrutando mucho cada fin de semana, disfrutando mucho de la conducción. Incluso los fines de semana no tenemos carreras, ¡echo de menos el gran premio! Ahora que tenemos tres - Francia y dos Austria-, voy a disfrutar porque me gusta mucho eso de las carreras en fines de semana consecutivos”.

Aunque esté poniendo su mejor cara frente a la adversidad en su difícil regreso a la Fórmula 1, la procesión sin duda va por dentro. En la rueda de prensa previa al próximo Gran Premio de Azerbaiyán, Alonso reconoce que está disfrutando más de lo esperado en su regreso a la Fórmula 1. A la vista de las dificultades experimentadas en las cinco carreras que se llevan disputadas hasta la fecha, cabe preguntarse cuánto hay de verdad en esa afirmación.

En cierto sentido, el español no miente: conducir estos monoplazas de casi 1000 caballos para él significa vivir intensamente, y es puro tiempo de espera (como diría Steve McQueen), todo lo que pasa antes y después de bajarse la visera del casco. Desde este punto de vista, Alonso está disfrutando, pues nada le llena más en la vida que correr al límite con un Fórmula 1. Sin embargo, esa intensidad hacia su oficio de piloto que le ha convertido en alguien tan especial, aunque no lo reconozca, también tiene que hacerle pasar malos ratos por mucho que quiera hacernos creer lo contrario.

Aquí está el problema

Cómo Alonso avanzó en Bahrein hacia la Q3 confirmaba que, efectivamente, no había perdido un ápice de su velocidad. Pero que en las siguientes cuatro carreras no superara a su compañero Esteban Ocon confirma sus dificultades para extraer el 100% del potencial de su máquina. En este sentido, el asturiano parece tener claro donde está la raíz del problema: "Hay un par de cosas en las que tenemos que seguir trabajando. La principal es la gestión de los neumáticos, cómo obtener el rango ideal de temperatura, especialmente los sábados. Los domingos, estoy más o menos contento con el rendimiento en carrera".

Efectivamente, en las carreras Alonso ha estado a la altura de Ocon e incluso varias veces con mejor ritmo. Por ello, no se muestra inquieto al haber comprobado que, una vez encontrado la ventana de rendimiento de sus neumáticos, se ve en condiciones de ganar a cualquier piloto de la parrilla. "He estado en los puntos dos veces, defendía el piloto de Alpine-, pero las tres veces que no estuvimos en los puntos terminamos a unas décimas de los puntos porque estábamos en ese grupo que rodaba detrás del último par de coches entre el décimo y el decimotercero”.

Alonso ya se lo intuía

Además de mejorar en clasificación, el objetivo en Bakú pasa también por reincorporarse a esa lucha con McLaren y Ferrari de la que los pilotos de Alpine se descolgaron estas dos últimas carreras. "Es un circuito urbano, como una mezcla de Monza y Mónaco donde puede pasar cualquier cosa -resaltó Fernando-. La larga recta crea oportunidades de adelantamiento y la velocidad es muy diferente aquí que en Mónaco. Frenar es un poco más complicado y es más fácil cometer errores". Su inteligencia y experiencia ya le permitían intuir que no resultaría fácil regresar a la competición. Se entiende mejor aquel enorme interés en participar en el test de jóvenes pilotos de Abu Dhabi del año pasado, en los ‘filming day’, en las exhibiciones, etc. Cualquier kilómetro sería crucial para afrontar el enorme reto que tenía por delante.

Precisamente, cuando fue preguntado por los recuerdos de sus duelos con Michael Schumacher, otro titán que tampoco tuvo un regreso fácil tras una primera retirada, el asturiano ofreció una de las claves de por qué no duda que su pico de forma antes o después va a llegar. "Cualquier piloto en el paddock piensa que con un coche competitivo puede estar en una pelea por el campeonato, al menos me gustaría imaginar que todos lo pensamos porque, si no, no hay razón para estar aquí”.

¿Recuerdan aquello del ‘correr es vivir’ de McQueen?¿O fue Rudi Caracciola el autor de la cita? Da igual. El mensaje es que si hay ‘vida’ en Fernando Alonso, hay esperanza de que el sufrimiento poco a poco se disipe y el asturiano vuelva por sus fueros. ¿Por qué no en Bakú? De momento, el asturiano ha logrado el sexto mejor tiempo de los entrenamientos libres. ¿Punto de inflexión?

Fernando Alonso Fórmula 1 Ferrari McLaren Michael Schumacher
El redactor recomienda