El gran sueño de Cristina Gutiérrez: competir para Lewis Hamilton y con Sebastian Loeb
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
lograron el podio en la primera cita

El gran sueño de Cristina Gutiérrez: competir para Lewis Hamilton y con Sebastian Loeb

La mejor dakariana española en cuatro ruedas debutó en el Extreme E con el equipo de Lewis Hamilton compartiendo vehículo con Sebastian Loeb, el piloto con más títulos en los rallies

placeholder Foto: Cristina Gutierrez ha debutado en Arabia Saudi con su nuevo equipo, el X44 de Lewis Hamilton, y con Sebastian Loeb
Cristina Gutierrez ha debutado en Arabia Saudi con su nuevo equipo, el X44 de Lewis Hamilton, y con Sebastian Loeb

El tuit de Sebastian Loeb recogía la fotografía del piloto francés subido en la rueda del Oddisey 21. Le pasaba el testigo tras su relevo a Cristina Gutierrez, pero antes limpiaba el cristal del coche, mientras en el interior la española se preparaba para salir al recorrido. ¿El texto del tuit? “A tu servicio”.

No tiene cualquiera a Lewis Hamilton como dueño de equipo y a Sebastian Loeb como compañero al volante, el piloto de mejor palmarés en la historia de los rallies. Es el caso de Gutiérrez, elegida por el británico para integrar su equipo del Extreme E, el nuevo campeonato organizado por Alejandro Agag que acaba de comenzar en Arabia Saudi. La filosofía mixta del certamen obliga a compartir volante con un piloto masculino y femenino, Hamilton se decidió por la burgalesa para su escuadra.

Loeb y Gutiérrez terminaron en tercera posición cuando una avería mecánica torpedeó su actuación en la final. El Confidencial ha charlado con la española para conocer su experiencia inicial, cómo llegó hasta Lewis Hamilton, cómo se vive compartir volante con una leyenda como Loeb, y cómo está viviendo la nueva experiencia del Extreme E, un certamen distinto a todo lo conocido hasta ahora en el mundo de la competición.

"Me ayuda en todo"

En una de las mangas, la entrevistadora le preguntaba a Loeb por sus tiempos recién llegado a meta. El francés aprovechó para deshacerse en elogios hacia la piloto española, alabando su velocidad a la vez que su seguridad. Compartir montura con un nueve veces campéon del mundo de rallies y que ha probado todo tipo de disciplinas (hasta incluso quedar segundo en las 24 Horas de Le Mans) debe impresionar sobremanera, cuando tus tiempos se unen a los suyos en el resultado final. Para Cristina Gutiérrez, la experiencia de trabajar con el francés ha ido más allá de lo esperado.

“Me sorprendí con el desde el principio. Para mí es una leyenda. Cuando me subí de copiloto la primera vez flipé, porque es una persona que va muy limpio, muy metódico, la limpieza y la sencillez con la que conduce parece que no hace nada y luego va a tope. Cuando me subo de piloto la primera vez con él al lado, me decía “verás, ahora me va a decir de todo” Y qué va, me dijo que muy bien, me corrigió un par de cosas”, explica la piloto burgalesa. “Me gustó mucho por el pilotaje, sino también la forma de ser. Hemos congeniado mucho y de cara a trabajar en un equipo tan profesional como el que estoy es muy bueno, porque ven la buena onda de los dos. Me ayuda a mí todo el rato, y están muy contentos. Aparte de una oportunidad, es que es un gusto.

. Incluso en las palabras que tiene hacia mí, que no tendría por qué decirlas, porque incluso a veces corta entrevistas para resaltar mi figura, y es de valorar. Es muy educado, tiene detalles que te dices, “no tendría por qué”. Y luego es muy inteligente, tengo mucha suerte”.

"No me creía que fuera verdad"

¿Y cómo se llega a que Lewis Hamilton se fije en Cristina Gutiérrez para subirla a un equipo tan mediático, y con Loeb al lado? La suya es una historia de apuestas personales y perseverancia. “La verdad es que el año pasado fue muy curioso. Se me cayeron casi todos los patrocinadores por el covid y no podía correr ni el Dakar. En septiembre aposté personalmente el correr una prueba que hice en Galicia, y luego me decidí a preguntar en Mini si me hacían una oferta para correr con ellos e la Baja Andalucía. Aposté también, y al final fue bien, salieron muy buenos tiempos. Lo que no sabía es que entonces había muchas personas ojeando a chicas para el Extreme E. El primer día, que hice cuarta, me escribieron un mensaje de Facebook, era el manager de Lewis Hamilton. Y no me creía que fuera verdad. Me pidió una reunión, era verdad, nos reunimos con el manager, y con el dueño de Prodrive, David Richards. Me dijeron que querían contar conmigo para le Extreme E. Yo me sorprendí, parecía muy fuerte. Dije que sí, claro”.

Loeb hizo algo más por Gutiérrez. “En noviembre tuvimos los primeros test en noviembre, me junté con todo el equipo y Sebastian. Desde el primer momento hubo un ‘feeling’ muy bueno, es un tío fantástico que me ayuda en todo lo que necesito. Como no hacia el Dakar, llamó a Red Bull para pedir que me ayudaran. Hicimos una prueba en Dubai y me dijeron que sí, y a las dos semanas era el Dakar. Había que asimilar lo que estaba ocurriendo”. Gutiérrez se convirtió en la primera mujer en ganar una etapa desde Jutta Kleinschmidt, hace casi veinte años. “Al pasar el Dakar lo he empezado a asimilar todo, ha sido increíble”.

El Extreme E consta de nueve equipos mixtos, que compiten con un SUV eléctrico de casi 600 CV enfrentados en mangas y clasificatorias a sus rivales, en entornos espectaculares, pero también singularmente amenazados. ¿Qué llamó más la atención a Gutiérrez, desde el punto de vista deportivo y personal? “Para mí todo ha sido nuevo. Lo que me sorprende es que estoy acostumbrada a etapas larguísimas y no sabes qué vas a pasar durante un día. En el Dakar dosifico mucho la energía para aguantar siempre al mismo ritmo durante mucho tiempo, y salir a tope desde el principio es lo que más me ha resultado diferente. Aquí tienes que reconocer el tramo, que es nuevo, y luego hay pilotos que están acostumbrados a trabajar todo con videos y cámaras y salen a muerte desde el minuto cero”.

Chicos y chicas, en equipo

Todos los protagonistas recibieron charlas previas por parte del comité de científicos que acompaña al Extreme E. Desde este punto de vista, también fue una nueva experiencia para la piloto burgalesa. “Muchas veces piensas que sabes y estás informado, te enteras de cosas en la prensa, pero luego cuando te metes en el tema y empiezas a preguntarte cosas te empiezan a sorprender. Esto es lo que pretende también el Extreme, que además del deporte seamos conscientes de que a cada sitio que vamos ocurre una cosa. Estos científicos que dedican su vida a esto son los mejores en lo suyo, enseñan muchas cosas que no sabíamos y esta es una de las partes fundamentales del Extreme E. Al final, son muchos problemas los que te van contando, y cada vez te preocupas más, e intentas acciones por ti mismo que no cambian el mundo, pero ayudas a acercar el problema a otros. Es dar voz a través de nosotros. A raíz del Extreme estoy mirando muchos más temas medioambientales, y documentales. Me hace dar el paso a mí, y yo también voy a intentarlo para que otra gente pueda ser consciente de ello”.

En el Extreme E las mujeres son tan protagonistas como los hombres. Carlos Sainz explicaba a El Confidencial que incluso más decisivas en el resultado final. "Venimos de disciplinas diferentes y con distintos niveles, y entre algunas hay saltos grandes en los tiempos. Pero al final se unen con los de los chicos y las chicas, y parece que no importa tanto. Lo bonito de este formato es el trabajo en el equipo, no es Loeb que gana a Carlos, sino que son los dos tiempos de chico y chica. Estoy trabajando muchas cosas con Sebastian para entender dónde se puede sacar, y esto para mí es una gran oportunidad”. También compartió tiempo y experiencias con Laia Sanz, la estrella de la moto que ha dado el paso a las dos ruedas. “Es muy competitiva, se está adaptando muy bien a los coches, lo está haciendo muy bien y todavía tiene margen de mejora. Vamos a tener algo duro de pelar con ella (risas) Esta contenta, tiene que estarlo, ya se lo dije”.

"Hamilton llamó todo el rato"

¿Ha notado Cristina Gutiérrez una trato especial ahora que es protagonista en igualdad de condiciones que un piloto masculino? “Cuando me preguntan por el hecho de ser chica, es verdad que yo nunca he tenido problema alguno, también porque mi personalidad es un poco así. Pero a la gente le cuesta un poco entender al principio que puedes hacer un buen tiempo por ser mujer, como que no cuadra la figura femenina con estar ahí arriba. Por eso lo que está haciendo el Extreme E, ademas de darnos a conocer a los mejores equipos, es que hay muchas mujeres para elegir. Esto nos ayuda a ponernos en el mundo del motor y demostrar que podemos estar arriba y no se vea el tema de que compitamos las mujeres como algo raro”.

¿Y cómo se portó el jefe Hamilton durante el fin de semana? Loeb y Gutiérrez fueron aspirantes a la victoria final en el desierto de Alula. “No vino porque no podía, sigue compitiendo y tiene que tener cuidado. Durante todo el fin de semana estuvo llamando y mandando ánimos. Sus palabras emocionan mucho, porque eran más profundas, de lo orgulloso que estaba de nosotros, y de que quería venir a Senegal. Hemos tenido todo su apoyo desde el principio. Allí estará también Rosberg …(risas) Nos dijo que iba a venir a todas las que pueda ”.

Lewis Hamilton Fórmula 1 Alejandro Agag Carlos Sainz Laia Sanz
El redactor recomienda