Cuarta victoria de la temporada

El épico y sufrido triunfo de Hamilton o por qué Niki Lauda estaría orgulloso

Lewis Hamilton se llevó un triunfo épico y lleno de sufrimiento en Mónaco después de aguantar más de 60 vueltas a todo un Max Verstappen a su rebufo y con las gomas destrozadas

Foto: Hamilton sufrió más que nunca en Mónaco. (EFE)
Hamilton sufrió más que nunca en Mónaco. (EFE)

"Ha sido mi carrera más difícil”. Lewis Hamilton se llevó un triunfo épico y lleno de sufrimiento en Mónaco después de aguantar más de 60 vueltas a todo un Max Verstappen a su rebufo. Un aguante que llegó a flaquear en diferentes momentos de la carrera, pero que finalmente pudo resistir. Sacó fuerzas de donde no había y cuando sus neumáticos delanteros estaban destrozados. Una victoria de la que estaría orgulloso el gran Niki Lauda.

Me mantuvo el espíritu de Niki. Ha sido como tener una influencia en el equipo y sé que su voluntad estará fuera y se quitará el sombrero. Traté de concentrarme para hacerlo sentir orgulloso de que haya sido el objetivo toda la semana y realmente lo extrañamos. No había pilotado con neumáticos tan destrozados desde 2009 cuando McLaren me dejó en Shanghái tanto tiempo fuera. Aquí hay mucha gente y espero que no haya sido aburrido", explicó el inglés.

El sufrimiento de Hamilton

La plácida carrera de Hamilton se vio perjudicada por su propio equipo. En la vuelta número once se desplegó el coche de seguridad después de los restos de neumático que dejó Charles Leclerc tras su pinchazo. En ese momento, los de Brackley llamaron a los dos monoplazas a boxes y, en el caso de Lewis, tomaron una decisión un tanto arriesgada. Montaron los medios, cuando el resto de rivales por la victoria decidían que los duros eran la mejor opción para aguantar las más de 60 vueltas que quedaban por delante.

El británico empezó a marcar un ritmo más lento de carrera en la cabeza con el objetivo de no destrozar las gomas, pero fue inevitable. Alrededor de la vuelta 20 empezó a tener dudas de la estrategia. “¿Creéis que estoy en peligro con estas ruedas? No sé cuanto me van a durar”. 30 giros después el drama se apoderaba de Hamilton. Tenía graining en sus ruedas delanteras y en la mente del campeón del mundo ya no veía posible aguantar hasta el final. La radio del piloto británico se llenaba de continuos mensajes quejándose de las gomas. “El neumático izquierdo delantero está muerto. Vamos a perder esta carrera. No puedo sujetar el coche atrás”.

Las últimas vueltas se convirtieron en auténticos reproches a su equipo, sobre todo, cuando veía que Verstappen empezaba a enseñar el morro de su Red Bull y que quedaban todavía veinte giros. “No sé en qué estabáis pensando cuando me pusisteis este neumático. Necesitamos un milagro”. Un milagro que apareció en la salida del túnel.

El intento desesperado de Verstappen

El de Stevenage vio peligrar su victoria más que nunca cuando Verstappen, en un intento final a la desesperada, estuvo a punto de llevárselo por delante. El holandés lanzó su ofensiva en la frenada a la salida del túnel en un exceso de precipitación. El piloto de Red Bull se fue largo e impactó su llanta contra el otro neumático de Hamilton. El británico tuvo los reflejos suficientes para salvar el incidente, minimizar los daños y poder continuar en carrera sin consecuencias. El holandés se la tenía que jugar al saber que con los cinco segundos de sanción caería a la cuarta plaza.

Verstappen no tiró la toalla, pero fue incapaz de volver a un Hamilton que veía como su sufirmiento se acababa. El inglés cruzó la línea de meta en primer lugar para sumar una sufridísima y trabajada victoria en Mónaco que dedicó a Niki Lauda. "Estaba cerca, fue un ataque precipitado de Max, por suerte lo vi en el último minuto, creo que su alerón delantero estaba al lado de mi rueda trasera, tenía miedo de que no me quedaran neumáticos", concluyó.

Pese a esas dificultades y los continuos reproches por la estrategia tomada, Hamilton premió el trabajo increíble del equipo Mercedes. "Lo que hemos conseguido es impresionante y estoy orgulloso de ser parte de ello", señaló después de que Mercede sume su sexta victoria en seis carreras. Al final, tal fue el sufrimiento de Hamilton que se tomó su pequeña venganza con su equipo en un video que colgaron en sus redes sociales. "¡Esto es por ponerme los neumáticos medios para 68 vueltas!" El británico sale de Mónaco con 17 puntos de ventaja frente a Bottas y 55 con Sebastian Vettel dando un buen bocado al mundial.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios