"hemos cerrado brecha con ferrari y mercedes"

El supercoche que tiene Red Bull (o al menos eso dicen...) y que puede ser un bluf

Honda cumple esta temporada cinco años en la Fórmula 1 de la mano de Red Bull, con quien esperan dar un salto de calidad, alcanzar a Ferrari y Mercedes y conseguir victorias esta temporada

Foto: El Red Bull durante los entrenamientos de pretemporada en Montmeló. (EFE)
El Red Bull durante los entrenamientos de pretemporada en Montmeló. (EFE)

Honda cumple esta temporada cinco años desde su regreso a la Fórmula 1 y su vuelta ha traído más malos ratos que buenos. Los tres años con McLaren acabaron a palos. Con un Fernando Alonso desquiciado con la marca japonesa. Pocos olvidarán el grito del asturiano en 2015 en Suzuka "¡Motor GP2!". En 2018 tuvieron la oportunidad de callar bocas a los de Woking junto a Toro Rosso pero volvieron a fallar. El equipo que más elementos del motor cambió en todo el año. Ahora, después del año de laboratorio, llegan a Red Bull, un equipo que quiere luchar por victorias y que añade una infinita presión a los japoneses.

En la escudería austriaca tienen cierta incertidumbre con el rendimiento del nuevo motor después de unos test en los que, de puertas para adentro, parece que ha habido más problemas de los que han trascendido. El último día de test, Max Verstappen sólo pudo rodar 29 vueltas. Aún así, Christian Horner tiene claro que han alcanzado a Ferrari y Mercedes pero, curiosamente, el jefe de Honda, Masashi Yamamoto no lo tiene tan claro.

"Hemos cerrado la brecha"

Red Bull ya vio las orejas al lobo el año pasado y utilizó a Toro Rosso como banco de pruebas. Todas las nuevas actualizaciones de motor que llegaban iban directamente al monoplaza sin filtro. Pero la realidad es que los de Faenza batieron récords pero en lo negativo. Diez sanciones a sus pilotos por cambios en los elementos del motor durante la temporada. Christian Horner ha emplazado a la gente a hacer sus valoraciones cuando pasen tres carreras este año. "Esperad que completemos las tres primeras carreras y luego preguntar otra vez cómo nos va", respondió a Sky Sports.

El jefe de Red Bull asegura que han conseguido cerrar definitivamente este invierno la brecha que les separaba de Mercedes y Ferrari: "Está claro que Ferrari después de la segunda semana de pruebas parece muy fuerte. Mercedes va a estar ahí, son los campeones mundiales actuales, así que no van a aflojar, pero creo que definitivamente hemos cerrado esa brecha". Si el jefe lo dice habrá que creerlo pero la realidad es que en los test de Barcelona, el equipo ha estado lejos de la cabeza y con varios problemas aunque reconozcan que "estos han sido nuestros mejores test de la era híbrida" y "por primera vez tenemos un motor competitivo" como aseguró Dietrich Mateschitz, cofundador de Red Bull, dejando en mal lugar a su anterior suministrador que tanto éxito dio al equipo.

Uno de los beneficios que ha encontrado Red Bull con Honda es la posibilidad de involucrarse al completo en la evolución del motor respecto a la que tenían con Renault. "Hay un enfoque muy diferente", aseguró Horner en declaraciones para 'F1Racing'. "El acuerdo con Honda ya no es una relación de cliente y proveedor. Este es un proyecto combinado, en el que el socio motor está integrado en el desarrollo y las aspiraciones del equipo, en lugar de un servicio estándar. Es una relación totalmente diferente y desde el principio. Max (Verstappen) cree mucho en eso. Creo que será un escenario diferente, es una relación muy diferente", confesó Horner.

Pierre Gasly durante los entrenamientos de pretemporada en Barcelona. (EFE)
Pierre Gasly durante los entrenamientos de pretemporada en Barcelona. (EFE)

"La motivación de Adrian Newey se ha disparado desde la participación de Honda. Esta forma de trabajo colaborativa es lo que Mercedes y Ferrari obviamente disfrutan y es lo más cercano a un motor interno que podemos obtener", finalizó. En términos de aerodinámica es difícil encontrar un equipo que trabaje y consiga mejores resultados como Red Bull estos últimos años pero ahora la pelota ha caído en tejado japonés. Tendrán que soportar una presión con la que no pudieron lidiar en McLaren. ¿Lo conseguirán este año?

En Honda sienten la presión

Honda ya tuvo una difícil papeleta en McLaren. Los de Woking se unieron a los japoneses en una estrategia arriesgada para ser campeones y nada más lejos de la realidad. La escudería británica, junto a Fernando Alonso, sometieron a un presión tremenda a Honda y los japoneses no pudieron evolucionar mientras cada año el monoplaza se hundía en la clasificación. Con Toro Rosso no había tanta coacción en busca de resultados pero este año se encuentran con Red Bull, un equipo que solo piensa en ser campeón del mundo.

La escudería austriaca consiguió el año pasado cuatro victorias y sus pilotos pisaron el podio en trece ocasiones. Unos números que el núcleo importante de Red Bull consideraron escasos. Y así acabaron con Renault, a palos. Poco les importó sus cuatro mundiales junto al suministrador francés. Ahora el cambio era necesario y buscan la mejora que según ellos han conseguido. Pero todo lo que no sea superar lo logrado con Renault el año anterior será un fracaso. Unas exigencias enormes para un suministrador que en cinco años no ha dado con la tecla y que no tiene tan claro conseguirlo por las declaraciones de su jefe, Masashi Yamamoto. “Ser socio de un equipo tan grande como Red Bull es una gran fuente de presión para Honda, pero también una gran oportunidad. No sabemos si podremos competir en el nivel superior en este momento, hasta que veamos a nuestros monoplazas en carrera", confesó.

"En términos de presión, supimos desde el principio de nuestras negociaciones que eran un gran equipo y que todos los aficionados y los medios de comunicación tenían grandes expectativas en ellos. Para ser honestos, no hubo muchos cambios, estábamos listos. La mitad de nosotros sentimos una gran presión, pero por otra parte sentíamos cosas positivas por lo que se avecinaba", finalizó. El Gran Premio de Australia dictará sentencia de dónde se encuentra Red Bull o igual, como dice Horner, hay que esperar a las tres primeras carreras para comprobar si es real todo este escenario idílico que la escudería austriaca ha pintado.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios