LA HISTORIA SE REPITE PARA EL ALEMÁN

La gran pifia de Vettel con uno de los fallos más decisivos de su carrera

El piloto alemán Sebastian Vettel realizó uno de esos errores que no eran costumbres durante esta temporada y acabó hundido y llorando dentro de su Ferrari

Foto: Vettel perdió el liderato del Mundial en su casa. (REUTERS)
Vettel perdió el liderato del Mundial en su casa. (REUTERS)

Cómo puede cambiar la vida en 24 horas. Un día puedes ver a tu máximo enemigo llorar y al día siguiente te toca a ti. Fue el caso de Sebastian Vettel en el Gran Premio de Alemania de Fórmula 1 con su dramático sollozo y un “lo siento” mientras golpeaba su volante. Patadas de impotencia a la grava, y un gran fallo ante su público que puede pasar factura en el futuro. Así acabó el Gran Premio de Alemania para un Vettel totalmente hundido, que regaló una victoria casi hecha a su rival en el campeonato.

En la vuelta 52 llegó el drama del alemán. Con la pista húmeda por la lluvia ligera que cayó sobre el trazado alemán, Vettel entró a demasiada velocidad al llegar al Motodrom y perdió el control de su monoplaza. Su Ferrari acabó estrellado contra las protecciones. El Ferrari empotrado con el piloto llorando dentro del monoplaza. El de Heppenheim cometió una de esas pifias que deciden campeonatos. Como también resultaron decisivas la de Baku o Singapur el pasado año. Pero este, llegó en un momento donde hasta Toto Wolff reconocía que Ferrari ha dado un paso adelante y supera a Mercedes con su unidad de potencia. Lo nunca visto en estos cuatro últimos años.

La historia se repite

Obviamente la he liado. He cometido un error y no podía volver a la carrera. He frenado un poco tarde y he bloqueado las ruedas traseras. No creo que haya que analizar lo que ha pasado", explicaba más sereno posteriormente el piloto alemán, "hay muchas cosas que se pueden revisar de la carrera: teníamos el ritmo, controlamos la carrera durante gran parte de ella, pero la he perdido. Es lo duro de la competición. Ha sido mi error y es triste".

Su error puede despertar los fantasmas de la temporada 2017. "Fue una combinación, especialmente en la segunda mitad de la temporada, de problemas técnicos y errores del piloto”. Sergio Marchionne señalaba así una de las causas de la derrota de Ferrari al terminar la pasada temporada.

En el GP de Azerbaiyán, Vettel perdió la cabeza y embistió a Hamilton con el coche de seguridad en pista en una de las imágenes del año. El piloto de Ferrari evitó la descalificación por los pelos, pero no una penalización, que provocó que acabara en la cuarta plaza final. En Singapur, fue el momento clave del Mundial. Pero falló en la salida y se vio envuelto en un accidente múltiple con Raikkonen y Verstappen. En México, el Mundial ya estaba casi sentenciado, pero Vettel chocó con Hamilton para acabar así con cualquier opción de victoria.

“El amor conquista el mundo”

El británico acertó allí donde su rival falló. Primero, voló sobre en el primer relevo con los neumáticos más duros, que conservó de forma extraordinaria alargando su tiempo en pista hasta la llegada de la lluvia. Su equipo acertó perfectamente con la llamada a boxes, pero también con la monta de neumáticos ante la llegada de la lluvia. No entró en pánico, y montó un juego de lisos a pesar de las nubes que rodeaban el circuito. McLaren con Alonso o Sauber con Leclerc, por ejemplo, apostaron a una lluvia más intensa. Y cuando comenzó a llover, Hamilton se mantuvo magistral en la pista, salvando varias situaciones complicadas. Vettel, por su parte, se fue contra las protecciones. "Iba demasiado deprisa", sentenció Nico Rosberg.

El amor conquista el mundo”, explicaba emocionado el británico, ahora nuevo líder del campeonato, con 17 puntos de ventaja. Tras la profunda decepción del día anterior, Hamilton había vivido el Gran Premio de Alemania como una suerte de desafío espiritual. “Obviamente, ganar desde esa 14ª posición era muy difícil. Pero siempre hay que creer. Recé antes de comenzar e intenté mantener la calma. Pero no pensé que ganar era posible”. Cuando más tocado estaba Mercedes y Hamilton cuánto más fuerte se sentía Ferrari y Sebastian Vettel, precisamente en Alemania, mayor fue el regalo del piloto alemán a sus rivales. Y con Sergio Marchionne en situación crítica.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios