uno de los triunfos más polémicos del asturiano

La victoria de Fernando Alonso que le costó 100.000 dólares a Ferrari

El GP de Alemania de 2010 se caracterizó por una carrera en la que Alonso marcó grandes y redondos hitos pero estuvo marcada por el polémico adelantamiento a Massa

Foto: Alonso y Massa en el podio del GP de Alemania de 2010.
Alonso y Massa en el podio del GP de Alemania de 2010.

El Gran Premio de Alemania de este fin de semana nos hace recordar una de las victorias más polémicas de Fernando Alonso en suelo alemán. El de 2010 fue una carrera en la que Alonso marcó grandes y redondos hitos en su trayectoria en la Fórmula 1. Fue la carrera número 150 y la 100 en la que puntuó. Su victoria supuso también llegar a los 700 puntos. Por si fuera poco, en clasificación consiguió la primera línea con el segundo puesto, su primera con Ferrari. Pero todo eso quedó eclipsado por el polémico adelantamiento del asturiano a su compañero de escudería Felipe Massa, que le costó a Ferrari 100.000 dólares de multa por dar órdenes de equipo.

En 2010, las órdenes de equipo estaban prohibidas. Históricamente siempre han existido, pero no fueron vetadas por el reglamento de la FIA hasta el año 2002, después de una maniobra entre Michael Schumacher y Rubens Barrichello, compañeros en Ferrari, en la misma línea de meta. Desde entonces las escuderías siempre han utilizado mensajes cifrados para evitar una posible sanción. El brasileño recibió uno de esos mensajes, pero poco camuflado, y Alonso le adelantó para llevarse una victoria que se vio envuelta en polémica.

Ferrari no quería perder el doblete

Una de las claves de la carrera estuvo en la vuelta 21, cuando Massa y Alonso se disponían doblar al alemán Adrian Sutil, de Force India, en la horquilla siguiente a la curva parabólica. El brasileño entró ligeramente colado en la frenada y Alonso se lanzó al interior de la curva. Los Ferrari se emparejaron a la salida, pero Massa logró mantener la posición después de que los dos coches estuvieran muy cerca de tocarse.

Si el brasileño hubiese cedido en la disputa de la posición, el final de la carrera habría sido muy distinto. A partir de ese momento, Alonso y Massa se dedicaron a realizar vueltas rápidas y Sebastian Vettel se mantenía tercero a una distancia razonable de siete segundos, lo que permitía cierta comodidad a la cabeza de carrera. Aun así, Ferrari tenía miedo a por perder ese doblete tras el primer incidente y conocían la competitividad del asturiano. Por eso tenían claro que debían hacer algo y apostaron por Alonso.

En la vuelta 46, después de que Alonso marcara otra vuelta rápida, el ingeniero de Massa, Rob Smedley, le comunicó por radio: "Fernando es más rápido que tú, me puedes confirmar que has entendido el mensaje". Y en el giro siguiente a la salida de la horquilla, el brasileño levantó el pie del acelerador y dejó pasar al primer puesto a Alonso. Smedley le dijo después: "Bien hecho, lo siento". Y a partir de ese momento la polémica estaba servida. En las entrevistas postcarrera de los tres pilotos del podio se pudo ver una de las reudas de prensa más calientes de los últimos años. Así quedó empañado el segundo doblete de la temporada de Ferrari, que había tardado diez carreras en llegar.

El "faster than you"

“Fernando is faster than you” (Fernando es más rápido que tú). Ese es el mensaje que recibió Massa cuando iba directo hacia una victoria en el trazado de Hockenheim. Massa había hecho un gran comienzo de Mundial y estaba plantando cara a todo un bicampeón del mundo, pero el GP de Alemania fue un punto de inflexión para él y para Ferrari. El F10 alcanzó su mejor momento de la temporada igualando fuerzas con el invencible Red Bull mientras que Massa se desplomaba en el Mundial.

La comunicación no solo fue un mazazo para el brasileño en una carrera que tenía en el bolsillo, sino que también le estuvo persiguiendo durante el resto de su carrera. Massa entendió que era un simple escudero del asturiano y que no tenía ninguna posibilidad de ganar nada. El papel de segundo piloto penetró en la cabeza del brasileño y lo martirizó durante varios años.

Smedley, buen conocedor de Massa, reconoció hace años el problema que tuvo el piloto tras el mensaje. “Creo que encontró dificultades desde ese momento, porque fue una especie de momento crucial en el que entendió en qué se concentraba el equipo. De manera acertada o equivocada, no estoy diciendo que concentrarse en Fernando fuera correcto o incorrecto, no lo voy a comentar. Y creo que Fernando es un gran piloto, he sido grabado muchas veces diciendo lo bueno que Fernando es. Así que podrías argumentar que era el enfoque adecuado, pero creo que, una vez que Felipe entendió eso, fue complicado para él asumirlo”.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios