"HACEN FALTA MEDIDAS REALES DE VISIBILIZACIÓN"

Por qué es hipócrita e insuficiente que quiten las 'pitbabes' de la Fórmula 1

El anuncio de la eliminación de las azafatas en las carreras ha puesto de relieve la verdadera carencia de este deporte: la falta de visibilización de las mujeres que trabajan en la F1

Foto: Las azafatas ya no volverán a estar en la parrilla a partir de este año. (EFE)
Las azafatas ya no volverán a estar en la parrilla a partir de este año. (EFE)

Adiós a las azafatas en la F1. La noticia llegaba esta semana como el último cambio, hasta ahora, que anunciaría Liberty Media Corporation para el campeonato que compró en 2016. Ya se habían asegurado cambios para el futuro, como nuevos motores, modificaciones en la parrilla de salida o un mayor número de equipos, pero la eliminación de las azafatas es la novedad con la que esperan insuflar un poco de aire fresco a una competición que ya no conectaba con el público joven.

“Creemos que esta costumbre no resuena con los valores de nuestra marca y está claramente en desacuerdo con las normas sociales actuales”, explicaba Sean Bratches, nuevo director comercial de operaciones de la Fórmula 1, sobre el cambio de chip tras varias décadas de mujeres como azafatas. “No creemos que la práctica sea apropiada o relevante para la Fórmula 1 y sus aficionados, los antiguos y los nuevos, en todo el mundo”. Pero en la práctica, ¿sirve de algo este cambio?

Sin acciones reales, es hipocresía

Pablo de Villota, director de desarrollo de F1 y MotoGP en CSM Sport & Entertainment con una amplia experiencia en el 'paddock' del Gran Circo (enlace entre Banco Santander y Ferrari, entre otros trabajos), tiene clara su postura respecto a la retirada de la figura de las azafatas: es todo bastante hipócrita. “Si estas medidas no van acompañadas de un programa con medidas reales que busquen fortalecer el rol de la mujer en la Fórmula 1, parece que quieren quedar bien con el público”, explica a El Confidencial.

Recuerda también que la presencia de las azafatas no solo se remite a la parrilla. Allí están las llamadas 'pitbabes' o 'grid girls', pero muchas otras también copan los palcos vip o el Paddock Club, donde tienen que pasar “10 horas de pie con tacones”. La duda está en el aire porque, de momento, no se ha confirmado si el papel de estas azafatas en la sombra también será eliminado. “Si lo quitan solo de las zonas visibles en televisión, van a buscar el aplauso fácil”, insiste.

Un grupo de azafatas, durante los entrenamientos del Gran Premio de España de F1. (EFE)
Un grupo de azafatas, durante los entrenamientos del Gran Premio de España de F1. (EFE)

De Villota es primo de la piloto María de Villota y cuenta que, a través de ella, ha sido testigo de cómo trata la Fórmula 1 a quien no tiene el privilegio de practicarla siendo un hombre. “Es un deporte muy cerrado, a las mujeres les cuesta el doble”, relata. “Que retiren a las azafatas de la parrilla no me parece mal, siempre que el discurso sea completo y se lleven a cabo acciones reales”.

¿Pero cuáles tendrían que ser estas acciones? De Villota asegura que es necesario reivindicar el papel de las mujeres en la F1 y para ello, desde luego, no basta con quitar a las azafatas de la parrilla. Realizar acciones de visibilización como becas en equipo para ingenieras, ejemplifica, sería el primer paso. “No se trata de discriminación positiva”, se apresura a señalar, “sino de que lo visibilices y lo promociones para que las nuevas generaciones vean que se puede acceder a este mundo”. Y enumera distintos ejemplos, como las mujeres a cargo de los neumáticos del coche de Fernando Alonso o las jefas de prensa.

Aquí, De Villota insiste en destacar el “gran trabajo” de Silvia Bellot, Comisaria deportiva de la Federación Internacional de Automovilismo y embajadora de la Comisión de la mujer FIA. Ella misma atiende a este diario y explica que desde la Comisión de la mujer llevan ocho años trabajando para que el deporte del motor llegue a un mayor número de mujeres. "Queremos promocionar a las mujeres piloto, ingenieras, oficiales o jefas de equipo que ya existen para mostrar que no solo los hombres forman parte del automovilismo". De hecho, Bellot incide en este tema: existen muchas mujeres en el mundo del automovilismo, ya sean comisarias, bomberos u operadoras de grúas. Pero hay que visibilizarlas.

Hace falta un programa con medidas reales que busquen fortalecer el rol de la mujer en la Fórmula 1

Este mensaje es, precisamente, el que Andrea García, doctora en Sociología y experta en feminismo, opina que hay que enseñar a las chicas más jóvenes. La Agencia EFE recogía sus palabras tras el anuncio de la eliminación de las azafatas en las carreras: “Las niñas, cuando ven las competiciones, el único referente femenino que encuentran son las azafatas, y eso está lejos de motivarlas para ser deportistas”.

En cuanto a esto, Bellot señala programas de visibilización como el ‘Dare to be different’, de Sussie Wolf, donde “se da la oportunidad a las niñas de probar distintos roles del mundo del automovilismo”. Desde la Comisión de la Mujer de la FIA también se ha nombrado a distintas mujeres piloto embajadoras, como María de Villota o Michaele Mouton. “La intención era mostrar que las mujeres piloto no son una utopía, sino que ya existen”.

“Si no hay igualdad, que desaparezca”

Marina, exazafata de imagen, ha trabajado en los Grandes Premios de Motos de Montmeló. Lo remarca antes de expresar su postura sobre la erradicación de las azafatas de parrilla. "Como no habrá igualdad y nunca habrá hombres y mujeres como azafatas, me parece bien que desaparezca, igual que me parecería bien que desapareciera Miss España, por ejemplo", comenta a El Confidencial. "Están un poco anticuados". Aunque Marina asegura que siempre la han tratado bien, cuenta que hay compañeras suyas que lo han pasado peor. "Lo que se tendría que hacer es tratar a la azafata con respeto, pero como no se hace mejor, igual hay que quitarlo".

La utilización de azafatas era algo que ya venía tiempo chirriando, sobre todo en las mentes más jóvenes. Esta disconformidad se vio reflejada cuando se eliminó una de las costumbres más criticadas del ciclismo: dos mujeres dando un beso al ganador de la etapa. La polémica volvió a levantarse con fuerza tras el caso de las azafatas del Trofeo Godó: Inspección de Trabajo levantó un acta de infracción muy grave contra la empresa Schweppes y la agencia de azafatas Tote Vignau por acoso discriminatorio. “Estábamos heladas y nos regañaban por ponernos una chaqueta”, denunciaba una de las azafatas, Raquel Muñoz, en un artículo publicado por este periódico.

Esta imagen tampoco volverá a verse. (EFE)
Esta imagen tampoco volverá a verse. (EFE)

Sin embargo, las opiniones dentro del mundillo no han sido uniformes. Elena Urucatu, coordinadora de una de las agencias de azafatas que trabaja con la F1, ha defendido fervientemente el trabajo de las mujeres en parrilla. “El trabajo de azafata es de una larga carrera. Es un trabajo que tiene detrás una preparación, un cierto protocolo, bastantes idiomas. Ese es el perfil de la mujer en un circuito de la Fórmula 1”, defendía en una entrevista en Cadena SER. Y se posicionaba completamente en contra de su erradicación: “Por defender a las mujeres, dejan a las mujeres sin trabajo”.

A pesar de que existen diferentes opiniones entre aficionados o profesionales, y de que el debate sigue abierto, De Villota señala algo obvio, aunque importante en este aspecto: todo está cambiando. “Hay otro tipo de experiencia visual”, explica. “Ahora ya no hace falta que las azafatas cronometren y hay pantallas gigantes. Ya no es tan necesario como antes”. Marina, en cambio, piensa que es muy difícil que la figura de la azafata de imagen se erradique de algunos eventos: "Recuerdo que cuando salíamos a la pista, la gente empezaba a gritar. También vienen a verlo, es parte del espectáculo". De momento, este año, ya no habrá azafatas uniformadas en los campeonatos de Fórmula 1. Lo demás, está por ver.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
27 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios