una tradición con décadas de historia

¿Qué hay tras los 'donuts' de Alonso, Hamilton y Massa que llegaron a prohibirse en la F1?

El pasado GP de Abu Dabi vivió el retorno de pleno derecho de los 'donuts' en la Fórmula 1 con varios pilotos dando espectáculo tras terminar la última carrera del año.

Foto: Lewis Hamilton celebra el fin de la temporada 2017 con un 'donut' junto a su compañero de equipo en la línea de meta. (EFE)
Lewis Hamilton celebra el fin de la temporada 2017 con un 'donut' junto a su compañero de equipo en la línea de meta. (EFE)

Una de las imágenes más espectaculares del Gran Premio de Abu Dabi se produjo tras acabarse la carrera —no dio esta mucho de sí—, con los dos Mercedes haciendo 'donuts' en la línea de meta, después de la vuelta de honor. Evidentemente, no se pusieron Hamilton y Bottas a freir dulces para el público, sino que hicieron derrapar sus monoplazas de manera que las gomas traseras dejaran marcas en forma circular sobre el asfalto, lo que se conoce coloquialmente como 'donut'. No fueron los únicos, puesto que Massa aprovechó el momento para despedirse a lo grande e incluso Alonso, a quien no le tocaba por resultados, se sumó a la fiesta.

A pesar de lo espectacular del momento, lo vivido en Abu Dabi el pasado domingo no es ni mucho menos algo nuevo en la Fórmula 1 y de hecho, en temporadas recientes el circuito de Yas Marina ha sido escenario de varios espectáculos de 'donuts'. Quizás el más recordado fue el de 2013, cuando los Red Bull de Vettel y Webber encandilaron al público al danzar juntos ante toda la afición. También lo celebró de forma parecida Button, al terminar la temporada 2009 y despedirse de Brawn GP. Alguna ventaja debía tener lo de contar con enormes escapatorias de asfalto...

Prohibiciones sin sentido

Dicho esto, no debería ser nada remarcable, que hubiera 'donuts' en Abu Dabi, como tampoco en Brasil —Massa y Vettel son habituales ahí—, pero es que en teoría, ¡estaba prohibido! En los años más recientes, la FIA ha ido relajando su postura con respecto a las celebraciones pero hasta finales de 2013 y desde finales de la pasada década, los 'donuts' estaban prohibidos y multados con cifras astronómicas. Por ejemplo, la celebración del título de Vettel en el Gran Premio de India de 2013 le supuso al equipo una multa de 25.000 euros —de ahí que en Abu Dabi ese mismo año, Horner le dijera a su piloto 'esto lo pagas tú' cuando volvió a celebrar la victoria de la misma forma— y no fue hasta la temporada 2014, cuando la FIA publicó una nueva normativa que permitía los 'donuts'... a los ganadores.

En realidad, desde la publicación de esta nueva normativa más permisiva, no ha habido más sanciones al respecto, incluso cuando no fuera el ganador, quien se soltara la melena. Una forma con bastante más sentido común de afrontar la situación puesto que el público y hasta el piloto lo disfrutan. A día de hoy, los 'donuts' son ya perfectamente legales. Según la FIA, el motivo por el que los 'donuts' estuvieron prohibidos, fue por seguridad. Claro que no siempre fue así y hace tan solo quince años, eran considerados como una parte habitual de la Fórmula 1 al acabarse las carreras. Una gran victoria, un buen resultado inesperado... cualquier excusa era buena para quemar algo de rueda y llenar el circuito de humo.

Los 'donuts', un producto italiano creado en América

Aunque los derrapes en forma circular —la verdad es que 'donut' suena mejor, tiene mucho más gancho— se adoptaron rápidamente en la Fórmula 1 y se convirtieron en algo habitual en prácticamente cualquier forma de automovilismo, su origen está en Estados Unidos. El primer piloto en convertir esta celebración en algo tan popular fue Alex Zanardi a mediados de los años 90. Sucedió en la CART, actualmente conocida como IndyCar, donde el italiano era toda una estrella en ciernes. Desde entonces, se han visto en la NASCAR, en la IndyCar, en la Fórmula 1... pero también en otras categorías como la GP2 o la GP3 de la mano, entre otros, del norteamericano —claro— Conor Daly. Los 'donuts' se convirtieron en toda una institución para celebrar el final de una competición.

A pesar de lo mucho que gustan los 'donuts' y del poco sentido que tienen las prohibiciones al respecto, afortunadamente ya en el pasado, hay un motivo por el que no los vemos más a menudo en la Fórmula 1. Las normativas limitan el uso del número de motores y cajas de cambios a lo largo de un año. Cualquier exceso es penalizable, por lo que ni equipos ni pilotos tienen muchas ganas de castigar sus mecánicas por una mera celebración. A fin de cuentas, para hacer un 'donut' hay que mantener el motor en altas revoluciones por minuto de forma continuada en marchas muy cortas, normalmente en primera. Un simple 'donut' puede dejar un motor, transmisión y caja de cambios para tirar a la basura. Lógico, entonces, que los pilotos lo hagan tras la última carrera del año, cuando ya no hay que ser conservador. Pero es que a todos nos gustan los dulces...

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios