difícil temporada para el fabricante francés

Renault será la esperanza de McLaren, pero hoy está machacando a Red Bull

McLaren busca la solución de Renault para 2018, pero su fiabilidad en la presente temporada con Red Bull no es para tirar cohetes. Pero habrá propulsor nuevo la próxima temporada

Foto: Renault ha sufrido innumerables problemas técnicos a lo largo de 2017. (Reuters)
Renault ha sufrido innumerables problemas técnicos a lo largo de 2017. (Reuters)

La Fórmula 1 contiene la respiración mientras se resuelve la situación entre McLaren, Honda y Renault, con Toro Rosso como última carta del póker para desbloquear el mercado. Para el equipo de Woking, los motores franceses suponen la única esperanza para salir del agujero en que le ha metido Honda. Pero no es oro todo lo que reluce, ni siquiera con el amarillo tradicional de Renault: la temporada del tercer fabricante de motores en la Fórmula 1 no está resultando fácil. De hecho, su fiabilidad en Red Bull es nefasta. ¿Y McLaren quiere refugiarse en Renault?

Mercedes ha logrado 18 podios en lo que llevamos de año, por 14 de Ferrari, 7 de Renault y ninguno de Honda. Motores aparte, sus respectivos chasis son muy competitivos. Ttambién el de Red Bull desde la evolución que está transformando el monoplaza de Daniel Ricciardo y Max Verstappen, como se ha visto en los últimos circuitos. Pero su motor no está rindiendo en potencia y, sobre todo, fiabilidad.

Una paupérrima fiabilidad

Mientras que Stoffel Vandoorne se ha retirado por problemas técnicos en dos ocasiones, Max Verstappen ha sufrido el mismo destino en cuatro carreras. La comparación no juega a favor de Renault en este caso. A todo ello hay que añadirle cuatro casos de problemas terminales en los motores del equipo oficial Renault y otros cuatro en los de Toro Rosso, además de las múltiples situaciones vividas por estos equipos en las sesiones de entrenamientos libres y oficiales. Quo vadis, Renault? Al final, parece que las dificultades de Honda solo hayan servido para ocultar que en Renault el problema es grave.

La temporada comenzó de forma delicada para Red Bull. En Australia sufrió Ricciardo pero Verstappen se lleva la peor parte con seis abandonos. (EFE)
La temporada comenzó de forma delicada para Red Bull. En Australia sufrió Ricciardo pero Verstappen se lleva la peor parte con seis abandonos. (EFE)

La pesadilla de Renault con el actual motor híbrido no es algo nuevo, comenzó en la primera semana de pruebas de 2014 en el circuito de Jerez. Entonces se llegaron a dar casos de equipos con 20 vueltas en cuatro días, y quedó claro que tenían por delante un enorme desafío. Sin embargo, Daniel Ricciardo ganó en 2014 tres carreras. El motor de Ferrari nunca fue peor que el Renault y el tiempo está demostrando que, desafortunadamente, Mercedes sigue dominando, Ferrari está cada vez más cerca y Renault no acaba de llegar.

Renault tiene previsto grandes cambios en su unidad de potencia para la próxima temporada, cuando previsiblemente equiparán a McLaren. El fabricante francés confía en reducir diferencias con Mercedes y Ferrari, cuyas ganancias pueden ser cada vez más marginales a medida se exprime la evolución de la tecnología híbrida. Puede que el motor Renault siga tercero en la jerarquía de 2018, pero la cuestión será ver con qué diferencias. Y como está confirmando Red Bull, con qué grado de fiabilidad. De hecho, estos días, el fabricante francés ha destinado un equipo extra de técnicos en Red Bull para corregir los graves problemas.

¿Será el Renault de 2018 mejor que hoy en día? Muy previsible. ¿Suficiente para pelear directamente con Mercedes y Ferrari? Nadie lo sabe. Aquí reside una de las claves para la decisión que tomará Fernando Alonso dentro de poco tiempo.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios