un nuevo fabricante de motor para 2021

Porsche muestra al fin su interés en la Fórmula 1 y plantea una batalla de potros

Buenas noticias para la Fórmula 1 a pesar de la situación de Honda, puesto que Porsche ha hecho público su interés por entrar en la competición en 2021 tras dejar el WEC

Foto: Porsche se interesa por la Fórmula 1 y podría entrar en competición en 2021. (Reuters)
Porsche se interesa por la Fórmula 1 y podría entrar en competición en 2021. (Reuters)

La Fórmula 1 vivió este martes una circunstancia curiosa y extremadamente inusual cuando Lutz Meschke, vicepresidente de la Junta Ejecutiva y miembro de la Junta de Finanzas y Tecnología de la Información de Porsche mostró en declaraciones a 'Motorsport.com' su interés por el ingreso de la marca en la categoría reina en un futuro próximo. La marca de Stuttgart lleva más de 25 años sin estar en la F1, mientras el grupo VAG estuvo muy cerca de firmar una asociación con Red Bull a través de Volkswagen antes del estallido del 'Dieselgate'. Con la llegada de Liberty Media a la cabeza de la competición automovilística más relevante del planeta, esta se ha convertido en algo mucho más atractivo, pero los 'ojitos' que los alemanes le hacen a la F1 para 2021 —fecha prevista para la nueva normativa de motores— no son nada normales.

El interés de Porsche es real y de hecho Meschke se reunió con Ross Brawn y otros dirigentes de la Fórmula 1 en Monza. Pero para entender la situación de Porsche en conjunto, hay que ir hacia atrás. A finales de julio anunció que, tras cuatro años en el WEC (Campeonato del Mundo de Resistencia) y tres victorias en las 24 horas de Le Mans, no iban a seguir compitiendo allí en 2018. A fin de cuentas ya habían demostrado ser capaces de imponerse a rivales de altura como Audi y Toyota y después de defender su posición como la marca más laureada en Le Mans, la millonaria inversión ya no podía traer más ganancias. En su lugar, decían, iban a pasarse a la Fórmula E, donde por una fracción del dinero que hay que gastar para correr en el WEC iban a tener mucho más retorno en imagen.

Ahí es precisamente donde está la clave del asunto, puesto que Porsche tiene los medios económicos para estar compitiendo en una categoría de nivel mucho más alto. Así entran en juego Liberty, la Fórmula 1 y su atractivo futuro. En solo una temporada, la nueva dirección del campeonato ha logrado cambiar la mala percepción que se tenía de la categoría reina gracias a una mucho mejor gestión de su imagen, aunque también a la lucha entre Mercedes y Ferrari que logra devolver la emoción a las carreras. La noticia del interés de Porsche es buena porque la entrada de una marca de este calibre cuando se introduzca la nueva normativa de motores en 2021 podría atraer a otras en un efecto dominó que no es desconocido para el deporte del motor. Además, los dos 'potros' —Porsche y Ferrari, por sus logos— se encontrarían de nuevo.

Porsche motorizó a la McLaren histórica de los años 80 que inspiró el kart fabricado por el padre de Fernando Alonso.
Porsche motorizó a la McLaren histórica de los años 80 que inspiró el kart fabricado por el padre de Fernando Alonso.

La historia de Porsche en la Fórmula 1 tiene una pizca de todo repartido en tres épocas diferenciadas. En la primera logró ganar el Gran Premio de Francia de 1962 con un coche de construcción propia y Dan Gurney al volante. La segunda fue la más exitosa, de la mano de McLaren con un excelente motor turbo, pero temiendo una ausencia de éxitos no cedió el uso del nombre de la marca de forma oficial. Así, los tres títulos de pilotos y dos de constructores además de las 25 victorias en la Fórmula 1 a lo largo de los años 80 se los llevó TAG (Techniques d'Avant Garde), aunque el producto era de Porsche. A principios de los años 90 intentó reverdecer los aún recientes triunfos, pero con una tecnología desfasada y un compañero de viaje poco competitivo como Footwork, el intento duró 6 carreras.

De esta forma, la etapa más conocida de Porsche en la Fórmula 1 es la que compartió con McLaren, con casi tantos éxitos como justo después con Honda. Los alemanes brillaron más que nunca cuando tuvieron que diseñar un motor turbo, lo que puede traer esperanzas de que sean competitivos cuando lleguen a la competición en caso de confirmarse su decisión. La gran pregunta, claro está, es sobre qué equipo montaría sus motores. A día de hoy se habla sobre todo de Red Bull, quien tiene vínculos muy cercanos con el grupo VAG —ha patrocinado equipos de competición de varias de las marcas del grupo— aunque no es la única opción.

Tal y como está la Fórmula 1 actualmente, no sería descartable que Porsche mirara hacia compañeros como Williams o Force India, que buscarían huir del yugo que las mantiene en la zona media de parrilla. También está la opción McLaren, que después del fracaso con Honda y su esperado paso a Renault para 2018, podría buscar otra asociación mítica con la que triunfar. Aunque si la experiencia de Honda ha enseñado algo, es que no se puede vivir del pasado y eso es algo que en Porsche saben muy bien porque ya lo han vivido en la categoría reina. A partir de ahora viene lo más difícil: rematar el interés y conseguir que se comprometan.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios