HAMILTON Y VETTEL SIGUEN SU BATALLA

El 'Káiser' Hamilton: iguala a Schumacher y bate a su 'sucesor' (Vettel); Alonso, 11º

Hamilton iguala el récord de Schumacher en el circuito donde el 'Káiser' ganó por primera vez. Toda una oda a la Fórmula 1 en un día donde Alonso y Sainz cayeron eliminados en la Q2

Lewis Hamilton dijo una vez que "Michael Schumacher es una leyenda que nadie puede sustituir". Quien conozca un poco la Fórmula 1 sabe que tenía razón: no sólo no ha habido nadie capaz de igualar sus siete títulos mundiales, sino que tampoco ha aparecido una personalidad tan carismática y meticulosa como la que convirtió al 'Káiser' en aquello que bien citaba Hamilton, "una leyenda". Pero en este deporte cambian los tiempos y siguen surgiendo grandes pilotos con detalles de talento nada envidiables a los de Schumacher. Hamilton, de hecho, es un buen ejemplo por sus apoteósicas vueltas de clasificación. Hoy se enfrentaba al reto de marcarse otra de esas, la que podía llevarle a su 68º pole. Justo el mismo número que dejó plantado Schumacher en su retirada. Nadie hasta ahora había llegado tan lejos.

Schumacher nunca fallaba cuando tenía la presión a la espalda, pero alguien que iba camino de igualar su récord tampoco podía permitirse relajarse en esa tarea. Y en efecto, Hamilton se enfundaba el mono a las 14:00, gafas de sol puestas y entraba entre nervioso y concentrado al box. Se paró con muy pocas personas, quizá para no olvidarse de la responsabilidad que le venía encima. Una hora después, pulió el récord en la historia del circuito... y también el de Schumacher. La conexión de todo esta historia es mágica: aquí fue donde Schumacher ganó su primera carrera en 1992, hace 25 años. Este domingo, su hijo Mick dará unas vueltas con aquel coche a modo de un homenaje familiar. El deportivo y emotivo ya lo ponía Hamilton cuando acariciaba el Mercedes y señalaba el logo de la estrella ante las cámaras, aquella que lució Michael hasta su retirada en 2012. Al final, ha sido quien cogió su asiento al año siguiente el que ha acabado desbancándole. Y probablemente donde más le hubiera gustado si pudiera venir a ver las carreras a día de hoy.

Hamilton, durante la clasificación en Spa. (Reuters)
Hamilton, durante la clasificación en Spa. (Reuters)


"Recuerdo llegar aquí en 1996 y ver cómo Michael pasaba con el coche; es ahí cuando mi amor por este deporte fue un paso más allá", decía Hamilton en la rueda de prensa, aliviado también por haber ganado a quien muchos han considerado como el 'sucesor' natural de Schumacher en la Fórmula 1: Sebastian Vettel. De algún modo hizo honor a esa distinción, porque llevó el Ferrari al máximo de sus posibilidades con una frialdad insólita. Mercedes llevaba la voz cantante en un circuito perfecto para su coche y podían haber dado un golpe importante, pero Vettel ha salvado el día con una vuelta brillante que le dejaba a apenas dos décimas. Lo suficiente para que Hamilton no pueda relajarse en la carrera. De algún modo, esta clasificación deja la puerta abierta a que el 'Schumacher' glorioso de Spa vuelva mañana... pero inmortalizado en otro alemán de Ferrari.

Valtteri Bottas terminó tercero, visiblemente sorprendido de ver a Vettel tan cerca de Hamilton. Kimi Raikkonen, cuarto, dejó una sensación algo agridulce después de haber liderado los Libres 3 de esta mañana. Justo detrás saldrán ambos Red Bull, con Max Verstappen 5º y Daniel Ricciardo 6º. Es cierto que se esperaba una clasificación más apretada de lo que luego fue, pero en todo el 'paddock' reinaba una sensación de alegría más allá de la que dictaba la tabla de tiempos: Schumacher se fue de este deporte hace años, y aunque su leyenda sea irremplazable, aún existen pilotos capaces de forjar su propio legado por su cuenta. Dentro de unos años, hay quien se emocionará por emular a Hamilton como hoy lo ha hecho él con Schumacher. Que todo ocurra en Spa, uno de los sitios míticos del calendario, convirtió todo en una oda perfecta a la Fórmula 1.

Alonso roza la Q3, Sainz se queda lejos

Decía Alonso ante los medios este viernes que la Q3 y los puntos serían prácticamente imposibles en este circuito de Spa, lleno de rectas y curvas rápidas letales para la falta de potencia del motor Honda. Quizá fuera un pesimismo medido para no alentar falsas expectativas, pero a la hora de la verdad se ha quedado a sólo 84 centésimas de obtener el pase al Top-10 en la sesión clasificatoria. Su vuelta fue magnífica, su mejor del fin de semana y seis décimas más rápido que la que marcó en Q1, pero insuficiente para batir a Renault y Force India, notablemente superiores al McLaren.

Carlos Sainz, a quien sí se le esperaba luchando más cerca por la Q3, apenas ha podido pasar de la 14º posición. Esta mañana, el ambiente dentro de Toro Rosso era moderadamente optimista: se hablaba de una 10º u 11º posición como objetivos plausibles a la vista de lo cómodo que parecía sentirse Sainz en los entrenamientos libres. Finalmente, sólo ha podido batir al McLaren de Stoffel Vandoorne, que saldrá 15º sin haber hecho siquiera una vuelta lanzada. El motivo, una penalización de 65 puestos por utilizar dos nuevos motores que convertía el hecho de salir a rodar en un sinsentido.

Desastre de Williams en la Q1

"¿Pero cómo va a ir Fernando Alonso a Williams, si están en capa caída?", contaba esta mañana un analista del 'paddock' en Spa-Francorchamps. Se difundió el rumor como la pólvora después de que lo publicara la prestigiosa web alemana Auto Motor und Sport, pero si fuentes cercanas al piloto ya desmentían a esta información en las primeras horas del día, lo que luego ha ocurrido en la pista ha acabado legitimando aquella pregunta. En la Q1, tanto Felipe Massa (16º) como Lance Stroll (18º) caían eliminados. Sin ritmo ni brillo en un circuito donde otros años metieron algún susto a los grandes.

Es la dura situación actual de este histórico equipo inglés, pero otros como Daniil Kvyat también está viviendo en este Gran Premio su trauma particular, con un futuro en entredicho incluído en la ecuación. El ruso, descafeinado todo el fin de semana, ha terminado 17º con el Toro Rosso y acarrea además una sanción para la carrera de mañana por utilizar nuevo motor. Los dos pilotos de Sauber, Marcus Ericsson y Pascal Wehrlein, cerrarán la parrilla de salida.

opta

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios