HAMILTON CAMBIÓ DE PLANES Y FERRARI LE IMITÓ

Algo falla en Ferrari si te roban la cartera y explicas que no podías evitarlo

Ferrari tenía el podio de Raikkonen de Singapur en su mano hasta que copió un "plan B" de Mercedes y Hamilton terminó tercero. Maurizio Arrivabene no reconoce fallo alguno

Foto: Kimi Raikkonen en el GP de Singapur.
Kimi Raikkonen en el GP de Singapur.

“Fue muy divertido y disfruté mucho. Es difícil adelantar aquí pero, al final, el coche salió vivo y pude llegar al final”. Sonriente, Sebastian Vettel salvó su fin de semana remontando desde la última posición hasta la quinta en el GP de Singapur. Ferrari atinó en cada una de sus paradas y propició tal salto. Sin embargo, ese buen resultado quedó empañado por el error que sacó a Kimi Raikkonen del podio cuando éste lo tenía prácticamente asegurado. Mercedes tiró la caña y Ferrari picó el anzuelo… Maurizio Arrivabene, tras la carrera, indicó que fue “la decisión correcta”. No piensa igual Raikkonen.

['Haciendo caja' en Singapur: por qué Alonso vale su peso en oro]

“Genial, Kimi adelanta a Hamilton”, se podía leer en la cuenta de Twitter de la Scuderia cuando en la vuelta 33 el piloto finés arrebataba el tercer puesto al inglés tras un fallo de este en la curva Raffles Boulevard. Kimi estuvo atento y se lanzó a por él en un trazado donde adelantar no es una tarea fácil. El movimiento hacía honor al buen estado de forma de Raikkonen en esta temporada en la que está a sólo cinco puntos de Vettel. “Han sido pequeños detalles”, reconoce él mismo, lo que ha provocado estar a la misma altura que el alemán. “¿Ser padre ha influido?”, le preguntaban este fin de semana en Singapur: “Si fuera eso... tendría muchos más hijos”.

[Rosberg gana, Alonso regala un séptimo a McLaren y Ferrari un podio a Hamilton]

Con tres podios, a falta de 15 vueltas en Marina Bay parecía que iba a sumar otro más, pero Mercedes pasó al “plan B” y Hamilton, aunque tenía gomas blandas como para llegar al final con ellas, entró en boxes para colocar superblandos e “intentar algo diferente”, como señaló por radio el piloto británico. Ferrari, que también manejaba margen suficiente como para mantener a Raikkonen en pista hasta el final de la prueba (lo reconoció el propio piloto), se precipitó en unos segundos y cambió lo planeado para intentar cubrir la posición con un marcaje al hombre. Ordenó a Kimi, con blandos, que pasara por boxes una vuelta después de Lewis, le montó ultrablandos y se reincorporó a pista en cuarto lugar.

[Alonso soñó tras la primera curva: "Pensé en el podio"]

Arrivabene, fiel al estilo protector de Ferrari

“Seguro que podíamos haber aguantado hasta el final, pero esto es fácil de decir al final”, señalaba Raikkonen reconociendo el error. Arrivabene, fiel al estilo del equipo de Maranello, protegió a los suyos y no vio fallo alguno: “Creo que elegimos la decisión correcta. En ese punto, manteniendo los superblandos (error, tenía blandos puestos) hubiésemos tenido mucha degradación y su Mercedes hubiera llegado a nuestra altura hubiera sido un gran desastre”. ¿Por qué Arrivabene indica que debían pasar por boxes obligatoriamente y Kimi que podían haber aguantado? ¿Creemos a Kimi o a Maurizio? “Basamos nuestra decisión en nuestros datos y ahora nuestra labor es saber si nuestra información era la correcta”. Al menos, con esta aclaración, el jefe de la Scuderia deja abierta la puerta al error interno. Estas dudas que desprenden en público no aportan mucha credibilidad... además de que viendo a otros pilotos, hasta seis decidieron mantener blandas durante los últimos treinta giros (aproximadamente).

[Sainz corrió a la pata coja en Singapur: con 180 CV menos]

En este sentido, Arrivabene habla de “mucha degradación” y de “un gran desastre”. ¿Cuáles hubieran sido las fatales consecuencias? ¿Perder más posiciones que la tercera? No, detrás venía Vettel (compañero de Kimi) y muy lejos -más de 40 segundos después- Verstappen… Aparentemente, sus “datos” no les mostraron que si realizaban una parada más una vuelta después de Hamilton iban a perder la posición sí o sí. Además, en el caso de que Hamilton hubiera llegado a la altura de Raikkonen hacia el final de la prueba, hubiera sido con unas gomas muy degradadas y en una pista donde para adelantar hace falta una superioridad manifiesta.

¿Estaba pensado desde un principio?

¿Falta de personalidad? Sabiendo que el paso por boxes suponía unos 27 segundos más, ¿iba a ser capaz Hamilton de recortar medio minuto en 15 giros? Jock Clear, jefe de operaciones en pista, se debió de plantear esa duda y, sin tener una referencia concisa de las consecuencias directas por entrar una vuelta después de Lewis, ¿hubo cambia de planesnbsp;¿Fue precipitado? Si lo tenían pensado y su decisión no estuvo influida por Hamilton, ¿por qué no entraron antes? A toro pasado es sencillo sacar conclusiones, como comenta Kimi, pero ya en aquel momento parecía una estrategia a la desesperada de Mercedes (que llamaron “plan b”) más que una genialidad del equipo de Toto Wolff. ¿Si para Mercedes era “plan B”, para Arrivabene era 'plan A'?

[Lea más noticias de Fórmula 1]

“Creo que fue la gran estrategia lo que nos ayudó a mantener nuestras opciones abiertas y estar en contacto con los líderes”, aseguró Vettel al término de Singapur. Ferrari cumplió con Sebastian su plan previsto de principio a fin. Y funcionó. Con Raikkonen, si también se llevó a cabo el plan previsto pueden analizar los “datos” para ver si la “información era correcta”. Si la estrategia se varió por el camino deben analizar por qué no fueron fieles a sus ideas y se dejaron influir por otros rivales.  

opta
Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios