Por qué Jaguar elige la Fórmula E
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
OTRO FABRICANTE EN LA COMPETICIÓN DE AGAG

Por qué Jaguar elige la Fórmula E

El banco de pruebas que supone la competición de Alejandro Agag ha provocado que la firma inglesa vea interesante la prueba en la que ya están otros fabricantes como Renault, Audi, Mahindra o NextEV

Foto: Jaguar presentó este martes el boceto de su monoplaza eléctrico.
Jaguar presentó este martes el boceto de su monoplaza eléctrico.

“Estoy orgulloso de anunciar el regreso de Jaguar a la competición con una entrada en el innovador campeonato de Fórmula E. Los vehículos eléctricos tienen un amplio futuro para evolucionar y en Jaguar Land Rover estamos convencidos que la Fórmula E nos dará una oportunidad única para desarrollar nuestras tecnologías eléctricas en condiciones de funcionamiento extremo. Creo que en los próximos cinco años vamos a ver más cambios en el mundo del automóvil que en las últimas tres décadas. La Fórmula E ha reconocido y reaccionado a estas tendencias y se ajusta perfectamente a nuestra marca”.

Nick Rogers es el director de ingeniería del Grupo Jaguar Land Rover y fue muy claro a la hora de explicar por qué eligió la Fórmula E. La marca clásica descartó competiciones más 'clásicas' para apostar por una que camina entre lo actual y lo venidero, además por un precio razonable que pese a que irá incrementando en el tiempo, seguirá siendo aparentemente rentable para un fabricante.

La última vez que un monoplaza cruzó la línea de meta con un jaguar pintado en su chasis fue el 24 de octubre de 2004 en el GP de Brasil, cuando Christian Klien finalizó en decimocuarta posición y con ello la era de Jaguar en Fórmula 1 (con motores Cosworth). Más de una década después, su rugido sonará diferente… más eficiente, y gastándose menos.

De 1,5 a 50 millones de euros

En la actualidad, la inversión en los monoplazas eléctricos es más barata que los del Gran Circo. La confección de los primeros equipos de Fórmula E han rondado los 1,5 millones euros, aunque la competición tiene estimado que el coste se irá incrementando conforme se vaya evolucionando la tecnología a lo largo de las temporadas… en un lustro podrían rondar los 50 millones de euros, casi como un Fórmula 1, con la diferencia de que la fórmula eléctrica es un banco de pruebas total cuya inversión en el 'racing team' puede ser incorporada a sus vehículos de calle. Es una inversión con una salida atractiva, más allá de que pueda generar patrocinadores.

De ahí que Nick Rogers reconociera que “se ajusta perfectamente a nuestra marca”, porque Jaguar -como la tendencia de marcas deportivas- se han abalanzado sobre el modelo del vehículo híbrido. Jaguar se une a Renault, Mahindra, NextEV (rival chino de Tesla) y Audi (está presente con un equipo privado pero tan involucrado como los anteriores) como fabricante de automóviles en la competición dirigida por Alejandro Agag (además de contar con la presencia de McLaren o Williams desarrollando tecnología).

Jaguar pretendía ingresar en la Fórmula E en la tercera temporada, pero la salida del equipo de Jarno Trulli -tras algún problema en la gestión- ha precipitado su aparición a buen precio y de la mano de Williams. En la actual temporada participará con el vehículo del año pasado y será en la siguiente campaña cuando ya sea un Jaguar con rugido propio.

Fórmula 1 McLaren
El redactor recomienda