el regreso de la cita mexicana fue un éxito

La F1 necesita más grandes premios como el de México: el Monza de América

La ceremonia del podio con alrededor de 50 000 mil aficionados recordó a la de cada año en Italia. En México, el ambiente durante todo el fin de semana fue uno de los mejores en los últimos años

Foto: Rosberg, Hamilton y Bottas en la ceremonia del podio del Gran Premio de México (@F1)
Rosberg, Hamilton y Bottas en la ceremonia del podio del Gran Premio de México (@F1)

“Una de las mejores "parade lap" de siempre. GRACIAS México”, confesó Fernando Alonso. "¡Fue el mejor podio de mi vida! Miles y miles de personas cantando tu nombre tras ganar en una pista estupenda, ¡es increíble! En ese momento te sientes como una estrella de rock en un escenario, disfruté de cada segundo”, reconoció Nico Rosberg. “Nunca he visto una afición así, es como un partido de fútbol. En todo el tiempo que he estado en la Fórmula 1 nunca he visto nada igual”, señaló Lewis Hamilton en el podio.

El Gran Premio de México fue especial, no fue uno más, y los aficionados tienen la culpa de ello. El ambiente que se produjo durante todo el fin de semana fue uno de los mejores en los últimos años en la Fórmula 1, y el momento de la ceremonia del podio recordó a la atmósfera que se vive cada año en Monza cuando los aficionados invaden la pista. En el autódromo Hermanos Rodríguez casi no fue necesario hacerlo porque la gran mayoría estaba ya en sus asientos, en la zona del Estadio Foro Sol, a los que se sumaron más personas hasta llegar a ser alrededor de 50 000 mil.

“Se me ha puesto la piel de gallina”

Todos los equipos fueron unánimes en afirmar que el Gran Premio de México fue un éxito, y también, la mayoría de los pilotos quedó muy satisfecha con el nuevo trazado. Una de las mejores partes de este nuevo recorrido fue la zona del estadio. “Bonita parte del circuito con casi 40.000 espectadores en estas 2 curvas!”, reconoció Alonso. La misma que disfrutó con el ‘parade lap’ de los pilotos coreando algunos de sus nombres o que estalló de júbilo cuando Sergio Pérez adelantó, primero a Carlos Sainz, y después, a Max Verstappen.

“Todo el fin de semana ha sido impresionante y este Gran Premio ha puesto el listón aún más alto. La zona del estadio es genial y los aficionados son impresionantes. Es agradable volver a un lugar nuevo, sobre todo cuando se organiza un espectáculo como éste, en el ‘drivers parade’ se me ha puesto la piel de gallina. Ver a tantos aficionados animándonos ha sido muy emocionante”, confesó Daniel Ricciardo, que ya el mismo jueves pudo comprobar junto a Sainz las ganas que tenía México de F1. Red Bull montó un show en la Plaza de la Constitución de México DF con el australiano y el español, quienes ofrecieron el principal espectáculo subidos a dos monoplazas de Red Bull y frente a 150 000 mil personas.

También, Niki Lauda, que lleva unos cuantos años alrededor del Gran Circo, se quedó sorprendido: “Lo mejor que he visto en toda mi vida, lo mejor. La magia son los mexicanos, la magia son los organizadores que hacen que esto ocurra. La manera en que ellos han organizado los lugares de los espectadores para mí es lo mejor que he visto en mi vida: el podio justo en frente de todo el pueblo. La F1 volvió a donde se puede sentir y tocar y esto es lo más importante”.

Que aprenda el resto

Mucho más tuvo la cita mexicana: mariachis cantando en el ‘paddock’ o un himno cantado por un coro de niños Mixes (al que se unió todo el público y Sergio Pérez desde la pista) mientras varios aviones dibujaban la bandera de México en el cielo y se desplegaba también un estandarte enorme del país en la tribuna. “Estoy muy feliz por que estén de vuelta, han hecho un gran trabajo, un súper trabajo estupendo de hecho”, confesó Bernie Ecclestone el viernes. La Fórmula 1 había pasado por México, en este mismo circuito sin la remodelación actual, entre 1963-97 y 1986-92. Y volvió por todo lo alto, con unos 350 000 mil espectadores en todo el fin de semana.

“Deberíamos traer a algunos de los promotores europeos a estas carreras y que echen un vistazo de lo que deberían estar haciendo”, indicó Ecclestone. Pero aparte de una gran organización, quien hizo más grande esta cita del calendario fueron los fans como bien indica el propio Bernie: “Realmente, es la gente la que hace que las cosas funcionen. No es necesariamente el circuito o el ‘paddock’. Sólo la actitud de la gente. No tiene nada que ver con el dinero. Es simplemente la voluntad de la gente”.

“De niño, me imaginaba en la F1 en mi país”

“Cuando era niño, me acuerdo que me gustaba jugar con el casco y el nomex (material usado en la ropa de los pilotos) de mi papá. Me los ponía y arriba de un sillón me imaginaba corriendo un Fórmula 1 en mi país, rodeado de mi familia, mis amigos y toda mi gente. Hoy, después de muchos años y mucho trabajo, ese sueño se volvió realidad… ¡GRACIAS MÉXICO! Gracias por creer en mí y siempre apoyarme, y gracias por haberme regalado el mejor fin de semana de mi carrera. El día de hoy es la prueba de que los sueños sí pueden cumplirse, y estoy convencido de que es solo el principio: lo mejor está por venir!”

Sin duda, de entre todos los pilotos presentes en el gran premio, Sergio Pérez fue el que más disfrutó y el que más hizo levantarse al público de sus asientos: “Creo que todo el mundo ha disfrutado de la energía de la multitud y esta debería ser una de las carreras más populares en el calendario ahora”. De todos los certámenes que se han ido uniendo a la F1 en los últimos años, probablemente ninguno lo ha hecho con este éxito. El Gran Circo ha recuperado a una afición que tenía muchas ganas de Fórmula 1 y Ecclestone habrá tomado nota. De momento, habrá Gran Premio de México hasta 2019.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios