¿Y si Alonso y Hulkenberg hubieran corrido juntos en las 24 Horas de Le Mans?
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
INTENTÓ SU PARTICIPACIÓN PARA ESTA EDICIÓN

¿Y si Alonso y Hulkenberg hubieran corrido juntos en las 24 Horas de Le Mans?

El piloto español intentó correr en la pasada edición con Porsche y Nico Huldenberg, que finalmente consiguió la victoria en su primer intento ¿Qué se habría encontrad? ¿Habría rendido a alto nivel?

placeholder Foto: Fernando Alonso en un gran premio (Efe).
Fernando Alonso en un gran premio (Efe).

“Este tipo de competición es realmente fascinante. Sería bonito, algún día, poder ser protagonista en pista”, confesaba el pasado año Fernando Alonso antes de dar la salida a la pasada edición de las 24 Horas de Le Mans a la vez que reconocía que algún día participaría en esta carrera. Nico Hulkenberg pudo haber sido su compañero de equipo. Y ganó.

El piloto español intentó competir en 2015 con Porsche. Pero no fue posible y se conformó publicando en Twitter antes y después de la carrera. Ante la vibrante experiencia vivida por Hulkenberg y sus compañeros, ¿cómo habría encajado Alonso en la prueba de carreras más importante y singular del mundo automovilístico?

One year ago... #startOfThe24hLeMans #Magic pic.twitter.com/p7pObnpSLb

Enhorabuena a @PorscheRaces y sus chicos por la gran carrera que han hecho en las @24hoursoflemans ! Coche 19....

Unos 'pepinos' de consideración

“Es difícil llegar hasta el límite porque si lo haces, algo entrará a funcionar en un modo menos eficiente y afectará al tiempo total. Tienes que asegurarte de que todo funciona al cien por cien, pero no tú mismo”. Alonso describía reciente y magníficamente las claves del pilotaje con los monoplazas actuales utilizando la analogía del piloto de avión comercial. “Una forma de conducir un poco extraña y muy frustrante”.

Los pilotos de Audi y Porsche se quedaron sorprendidos por la intensidad competitiva que ofrecen sus prototipos actuales. El portugués Filipe Alburquerque (Audi) hablaba de llegar a las curvas Porsche a 310 km/h: “Es una sensación especial. Sientes que el coche está aplastado contra el suelo, es muy divertido”. Los protagonistas reconocían entre ellos su sorpresa: “Como pilotos, queremos ir cada vez más rápido y cuando lo comentamos entre nosotros nos miramos y nos decimos: wow, esto es real y realmente rápido”. De hecho, esta ha sido una de las ediciones más rápidas en toda la historia de la prueba desde 1923 y han caído varios récords.

Brendon Hartley, compañero de Mark Webber en Porsche, especificaba que “en la pista, los niveles de concentración son tan estimulantes para nosotros por la velocidad a la que estos coches son capaces de rodar” admitiendo que “es un sueño estar al mando de estas máquinas capaces de velocidades de paso por curva e increíbles velocidades máximas”. Ahora, de nuevo, la pregunta: ¿Cómo se hubiera sentido Alonso o Kimi Raikkonen, quien reconocía estos días que la Fórmula 1 ha de ser más “peligrosa”?

El 'martillo pilón'

¿Habría estado Alonso a la altura de una disciplina tan diferente y nueva para él? La victoria de Hulkenberg no debería reducirse a su talento como piloto de Fórmula 1. Este campo requiere unas condiciones particulares del piloto. Nick Tandy, compañero de Hulkenberg, de menor renombre internacional fue igual o más rápido en sus relevos que el alemán. Timo Berhard, compañero de Mark Webber, supera al australiano en la pista. Además, en Le Mans el resultado final depende más que en la Fórmula 1 del trabajo de equipo y el encaje de miles de detalles técnicos y logísticos.

Pero algunos de los rasgos de Alonso anticipan un potencial éxito en Le Mans. Por un lado, su capacidad para rodar cerca del límite de su montura a los pocos kilómetros. Por otro, es unánimemente reconocida su habilidad para adaptarse a todo tipo de condiciones técnicas del coche y de la pista. En Le Mans es crucial la versatilidad del piloto para rodar rápido en la madrugada, con calor, por la noche o bajo la lluvia.

Además, en esta disciplina es clave mantener un elevado 'average stint', es decir, un alto ritmo medio durante un gran número de vueltas. Ese 'martillo pilón' del que hablaba Rob Smedley sobre el español para el que cuenta su gran condición física. “Los coches son muy atractivos desde el punto de vista del piloto porque la tecnología es muy elevada” admitía al respecto el propio Alonso recientemente: “Pilotas en tres décimas durante dos horas en tres relevos. Es algo que hemos olvidado en la Fórmula 1 en los dos últimos años”

En qué no puede encajar Alonso hoy

Otro aspecto a disfrutar sería la competitividad actual de las 24 Horas y el Mundial de Resistencia. “La intensidad de la competición con nuestros rivales es algo muy especial y único en el mundo de la competición actual; es un privilegio formar parte de ello”, admitía Hartley. “Juntando todos los factores con el equipo y con los ingenieros nos ofrece algo único, uno de los más altos niveles en el mundo del motor”. En la Fórmula 1, por el momento, vivimos en pleno monopolio sin alternativas.

Pero hoy, el piloto de McLaren no puede encajar en un aspecto determinante. Quizás, el que impidió su presencia en la presente edición. De haber corrido en Le Mans, la cara de la cúpula de Honda en Japón habría sido un poema ante el impacto de su presencia primero y de una hipotética victoria después rentabilizada por otro fabricante que paga su millonaria ficha. Y que sufriría por contraste el impacto del difícil inicio del proyecto con McLaren. Hulkenberg no tiene la posición de Alonso en McLaren. Es Force India, no una multinacional del automóvil y sí un equipo que aspira al título en la Fórmula 1.

Sí, de acuerdo, pero al recordar ahora la voz entrecortada por la emoción y las lágrimas del piloto alemán vía radio tras cruzar la meta, pensar que Fernando Alonso y Nico Hulkenberg podían haber corrido juntos en las pasadas 24 Horas de Le Mans…

Fernando Alonso Nico Hulkenberg 24 horas de Le mans Honda McLaren
El redactor recomienda