DE LA ÉPOCA DE ALGUERSUARI A LA DE SAINZ

Barra libre para Sainz y Verstappen: Red Bull manda a paseo sus órdenes de equipo

El trabajo de Faenza está siendo refrendado en pista por sus jóvenes pilotos y ha servido a Marko para enviar presión a sus pilotos 'top', al tiempo que les ha asegurado libertad de movimientos

Foto: Carlos Sainz en Montmeló este pasado fin de semana.
Carlos Sainz en Montmeló este pasado fin de semana.

“Le dejé pasar dos veces, pero me pidió paso una tercera y yo necesitaba esa vuelta. No podía llegar a mi box y decir: señores no he hecho bien mi trabajo porque he dejado pasar a Vettel tres veces”. En aquellos entrenamientos de GP de Corea, Jaime Alguersuari se llevó una bronca de Helmut Marko por no dejar vía libre al monoplaza del alemán. Un año después en el GP de Abu Dabi, los dos Toro Rosso, especialmente Jean Eric Vergne poniendo medio coche fuera de la pista, protagonizaron una exagerada acción para no interrumpir en carrera a Vettel. En la última vuelta de este pasado domingo, viniendo más fuerte, el Toro Rosso de Carlos Sainz adelantó al Red Bull de Daniil Kvyat, quien “se tiró como un loco”, según el propio madrileño. Las circunstancias han cambiado y ese respeto de antaño que se presuponía a Toro Rosso con Red Bull ha desaparecido, empezando por el propio Marko. En 2015, los austriacos no tienen un equipo de cuatro coches y, salvo que cambie el panorama, han dado libertad tanto al español como al holandés para luchar entre ellos y frente a Red Bull. Adiós las órdenes de equipo.

“Nuestros chicos ‘franquicia’ necesitan echar un ojo ahí fuera. Paradójicamente, los más inexpertos realizaron un mejor trabajo. Ambos están haciendo algo extraordinario. Luché duro por Sainz, no tenía muchos amigos o apoyos, pero yo sí solía serlo”. El asesor de Red Bull, el Dr Marko, plasmó la sensación que le dejó la carrera al periódico austriaco Kleine Zeitung. Una continuación de lo señalado a El Confidencial un día antes: “Increíble resultado”.

Daniil Kvyat, piloto de Red Bull.
Daniil Kvyat, piloto de Red Bull.

Y con intenciones de vender el equipo…

Actualmente, Daniel Ricciardo ocupa la séptima posición del mundial con 25 puntos, Sainz es décimo con 8, Max Verstappen va inmediatamente detrás con 6 y Kvyat es decimoquinto con 5. Esta situación, en primer lugar, ha venido a consecuencia del excelente trabajo en la fábrica de James Key y su equipo, quienes parece haber ganado en algunos puntos la partida a los de Milton Keynes, donde por primera vez tienen un coche diseñado por un Adrian Newey que ya no trabaja a tiempo completo. La nueva era de motores ‘echó’ a Newey y está alejando de alguna manera a Dietrich Mateschitz, que ya debió ahuyentar rumores sobre la venta de su equipo principal (Audi no descarta el interés)… aunque no así en lo referente a su filial, según ha podido saber este periódico.

Lejos queda el comentario jocoso del ingeniero de Toro Rosso Xavi Pujolar del año pasado, cuando –medio en broma medio en serio- aseguró en El Confidencial que “si Toro Rosso mejora demasiado habrá un punto en que Red Bull diga: parad”. Ahora, lo único que parece frenarles es el propulsor Renault (Sainz registró una de las peores velocidades puntas del fin de semana).

A esa labor en Faenza se une que la pareja de pilotos encargada de defender las bondades del STR10 está siendo muy satisfactoria. Por las reacciones de los ‘jefes’, más de lo esperado. La coincidencia de estos dos factores –la labor dentro y fuera de la pista-, unido a que el RB11 no 'anda', ha provocado la actual libertad de la que gozan Sainz y Verstappen... y que el pez pequeño tenga el respeto del grande. Un respeto ganado a pulso.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios