Es noticia
Menú
Y Alonso no se quitó el casco: "Ganar a mi compañero e... ¿irme a casa?"
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
DIFÍCIL PANORAMA PARA LOGRAR OTRO TÍTULO

Y Alonso no se quitó el casco: "Ganar a mi compañero e... ¿irme a casa?"

Antes del Gran Premio de Canadá, Alonso hablaba de seguir en activo hasta lograr un tercer título, pero Ferrari no está hoy en condiciones de ayudarle a ello

Foto: Fernando Alonso, este domingo, en el asfalto del Gilles Villeneuve.
Fernando Alonso, este domingo, en el asfalto del Gilles Villeneuve.

Fernando Alonso se paseó por todo el ‘paddock’ con el casco puesto tras otro gran premio para olvidar. Quien conoce las carreras sabe que, cuando eso ocurre, el piloto puede querer ocultar sus sentimientos. "Demasiado despacio en las rectas", "a nivel personal, intentar acabar por delante de mi compañero y luego irme a casa...", se le podía escuchar poco después, ahora sí, tras quitarse el casco.

Hace algunas semanas charlábamos al respecto con alguien conocedor del paisaje en torno a Alonso, quien se preguntaba: “¿Y qué opciones tiene Fernando, tal y como están las cosas?”. Hoy, la cuestión adquiere más validez que nunca.

En activo hasta lograr el tercer título

El Gran Premio de Canadá nos volvió a recordar cómo Ferrari ha errado el tiro en la nueva Fórmula 1. Alonso partía en la peor posición desde los tiempos de Minardi, y ni siquiera sus pilotos pudieron capitalizar los incidentes e imprevistos de un gran premio apasionante, meros comparsas batidos por un equipo sin pretemporada –Red Bull- y por el de mejor 'relación calidad/precio' de la parrilla –Force India-, a bordo de un F14 T lento y acosado por problemas técnicos. Era esta la carrera que, se esperaba, podría suponer un paso adelante...

Días antes llegaba una inesperada declaración de intenciones del piloto español: “Este es el principal objetivo, y no piensas en retirarte hasta que logres alguna satisfacción, es algo por lo que estoy trabajando, no es que no esté contento con los dos títulos, pero el tercero te sitúa en una lista de nombres importantes”. En definitiva, Alonso seguirá en activo hasta lograr ese ansiado tercer título. Declaraciones que surgen – ¿o quieren contestar?- a esos rumores que apuntarían hacia un posible año sabático del piloto español. Porque, recordemos “¿Y qué opciones tiene Fernando, tal y como están las cosas?”.

Quedarse, incierto, marcharse, complicado

La historia de la Fórmula 1 confirma que los ciclos históricos de éxito se forjan con años de anticipo. Newey y Red Bull empezaron en 2007 para explotar en 2009. Mercedes y Ross Brawn, en 2011. Alonso hablaba recientemente del trabajo de Ferrari para forjar el suyo, pero el panorama actual –y los problemas con la unidad de potencia italiana- permiten dudar que pueda iniciarse incluso en 2015, dada también la espectacular ventaja –todavía no explotada a tope de Mercedes-. Si este año es ya un calvario, ¿cabe apostar por un 2015 también en Maranello?

¿Y salir fuera? En este terreno, la selva contractual en la que entraría Alonso con Ferrari podría ser brutalmente enmarañada. Es más que razonable –y comprensible- suponer que Montezemolo y Mattiacci interpongan todos los obstáculos legales posibles para su marcha de Ferrari, máxime si con ello se refuerza a otro equipo. Ya hemos visto la reacción de Red Bull a la oferta de Ferrari a Newey.

¿Y cómo es el paisaje fuera de Maranello?

Pero si mantenerse en Ferrari con este panorama resulta descorazonador, salir fuera de la espesura legal no ofrece un paisaje más despejado. Aceptando la hipótesis de que Alonso abandonara la Scuderia. ¿McLaren es un destino? ¿Otro equipo que intenta crear las bases de un proyecto a futuro, sin fundamentos presentes que ofrezcan señales de éxito? Sí, llega Honda, pero sin la experiencia en pista de sus homólogos fabricantes, y con un equipo técnico -el de McLaren- que ha fracasado en los últimos dos proyectos con el monoplaza. Se trataría, entonces, de otra apuesta similar a la que representa Ferrari hoy en día.

¿Y un paso a Mercedes? ¿A Red Bull? Ya sabemos que lo imposible siempre es posible en la Fórmula 1 pero, salvo que esté fluyendo un río de contactos profundamente subterráneo, convengamos que estas son opciones que pueden considerarse en el presente terreno para la fantasía.

"No vamos a vender que vamos a llevar una revolución en la próxima carrera"

A pesar de las decepciones, cabe ya sentir cierta comprensión y hasta simpatía ante el tremendo esfuerzo sin éxito de los hombres de Maranello. Y bajo una presión brutal. Aunque quizás haría bien Montezemolo es escuchar aquellos mensajes de Alonso en Montmeló: "No vamos a vender que vamos a llevar una revolución en la próxima carrera, porque no va a ser así, vamos a dar pequeños pasos pero constantes, vamos a trabajar día y noche y vamos a hacer lo que podamos". Al día siguiente, el presidente señaló la cita de Montreal.

Con un equipo –Ferrari- que trabaja ya a largo plazo, con alternativas inciertas, la pregunta (“¿qué opciones tiene Fernando, tal y como están las cosas?”) se antoja de difícil respuesta. Más si cabe tras lo visto en el Gran Premio de Canadá: “Ganar a mi compañero de equipo, e irme a casa” es todo el horizonte actual de Fernando Alonso. Con su casco puesto por el paddock del Gilles Villeneuve, se antojaba un caballero de la triste figura. En el mejor momento de su vida deportiva, el piloto unánimemente reconocido como el mejor de la parrilla.

Así que entre los rumores, mejor aceptemos la palabra del propio Alonso y su intención de seguir en activo en la Fórmula 1, a la espera de tiempos mejores con el nuevo proyecto de James Allison y la reestructuración en marcha del recién llegado Marco Mattiacci.

El sábado, en las 24 Horas de Le Mans

De momento, el próximo sábado, Alonso dará la salida en las 24 Horas de Le Mans, invitado por la organización. Solo tres pilotos -el español entre ellos- han tenido ese honor, pero Alonso será el único en activo de la historia, y sin haber participado nunca antes en la misma. Ante esos rumores (‘irme a casa’) y as dificultades de un presente complejo y revuelto, quién sabe si Ferrari tienta a Alonso con otros caramelos para el futuro. Como Red Bull a Adrian Newey.

Nos esperan más grandes premios como el de Canadá. Mientras tanto, quizás un Samurai pueda encontrar inspiración en la intensa aventura de otros, "47 Ronin: la historia de los leáles Samurais de Ako", esa experiencia de honor, sacrificio, persistencia, paciencia y, también, revancha, que le serán muy necesarias para lograr “ese tercer título que te sitúan en la lista de los nombres importantes”.

Fernando Alonso se paseó por todo el ‘paddock’ con el casco puesto tras otro gran premio para olvidar. Quien conoce las carreras sabe que, cuando eso ocurre, el piloto puede querer ocultar sus sentimientos. "Demasiado despacio en las rectas", "a nivel personal, intentar acabar por delante de mi compañero y luego irme a casa...", se le podía escuchar poco después, ahora sí, tras quitarse el casco.

Fernando Alonso McLaren Fórmula 1
El redactor recomienda