Es noticia
Menú
Lauda, el "Ministro de Exteriores" que puso firme a Boeing, ahora arenga a Hamilton
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
ABRAZÓ A HAMILTON PARA 'CURAR' SU PRIMER CERO

Lauda, el "Ministro de Exteriores" que puso firme a Boeing, ahora arenga a Hamilton

El austriaco de Mercedes ya ha demostrado en diferentes ocasiones que su labia y argumentos son capaces de hacer posible cualquier cosa

Foto: Niki Lauda riéndose junto a Eric Boullier.
Niki Lauda riéndose junto a Eric Boullier.

A través de una conversación en un hotel durante el GP de Singapur, Niki Lauda terminó de convencer a Lewis Hamilton para que abandonase su estabilidad de McLaren y fichase en 2013 por Mercedes, equipo que desde su regreso a la F1 en 2010 sólo había obtenido una victoria. El pasado fin de semana, el austriaco volvió a utilizar su labia para borrar la amargura en el rostro del británico tras su primer cero de la temporada.

- ¿Cómo consoló a Hamilton?
- "Le abracé y le dije: esto fue sólo la primera carrera. En 1984 yo también fracasé en la primera carrera y luego me convertí en campeón del mundo".

En la contestación a la pregunta del periódico Osterreich pudo añadir que en su título de 1977 también finalizó en blanco la primera prueba del año, en Argentina. A sus 65 años recién cumplidos, el presidente no ejecutivo de Mercedes puede presumir de realizar una labor de asesor tan fundamental como la de cualquier ingeniero que aporta una innovadora idea para evolucionar el coche. Para empezar, dicho ingeniero quizás no estaría trabajando en Mercedes si Lauda no hubiera explicado las grandes oportunidades de éxito a los accionistas de Daimler para que estos continuasen apostando por la Fórmula 1 hace algo más de un año. Todo un encantador de serpientes.

placeholder

Pocas cosas parecen frenar a una personalidad forjada en la perseverancia y marcada por puntos vitales como su experiencia cercana a la muerte en Nürburgring de 1976 o su vivencia durante ocho meses tratando de descubrir por qué uno de sus aviones Boeing 767 se había estrellado en Tailandia, en mayo de 1991, provocando la muerte de 213 pasajeros y 10 tripulantes. Al final, tras investigar personalmente los trozos del avión consiguió que Boeing admitiera su error y que la multinacional líder en aeronáutica modificara el ‘sistema de inversión de empuje’, causa del accidente, para prevenir sucesos similares. Recordando este episodio, lo de convencer a Hamilton y a la cúpula de Daimler, así como encontrar siempre las palabras adecuadas para cualquiera de sus pilotos, compañeros de equipo, la FIA o la FOM le resultará ‘chupao’.

"Niki es el Ministro de Exteriores”

"Niki es el Ministro de Exteriores y nos permite realizar en el interior lo que pensamos que es correcto". Toto Wolff, director ejecutivo de Mercedes y propietario de un 30% del equipo, resume de esta manera la función del que también tiene acciones de la escudería, un 10% en este caso, y es un buen amigo de Bernie Ecclestone. Aunque su responsabilidad, como se vio en Melbourne, abarca también temas "internos".

placeholder

Tras lo visto en pretemporada y en el reciente GP de Australia, los dos pilotos de Mercedes tienen más papeletas que nadie para jugarse entre ellos la victoria en, al menos, las primeras carreras. "Si usted comienza temprano, terminar antes. El verano pasado, cuando Red Bull estaba centrado en la temporada 2013, nosotros estábamos con el desarrollo del nuevo coche", apuntó Lauda al diario de su país para explicar el porqué del buen comienzo de Mercedes. Los 25 segundos que Nico Rosberg sacó al segundo clasificado –el descalificado Daniel Ricciardo-, son una muestra de la ventaja con la que parten los pilotos de las flechas plateadas (aparentemente, una distancia suficiente como para ganar también en circuitos de otros perfiles). "Ahora mismo parece que podemos luchar contra todos, excepto con uno", señaló Jenson Button al término de la carrera. Es aquí donde Mercedes pueda encontrar un ‘bendito’ problema del liderazgo: ¿Hamilton o Rosberg?

Lauda, cuando recordó a Hamilton su temporada de 1984, tenía como compañero en McLaren al también campeón del mundo Alain Prost, a quien batió por sólo medio punto. El francés era más rápido los sábados (tres ‘poles’ a cero durante el año) y el austriaco asumió sin problema su papel secundario en clasificación para ‘atacar’ el domingo aprovechándose de sus 13 años de experiencia en F1 frente a los 4 de Prost. Experiencias como la de aquella temporada, unido a un palmarés coronado con tres Mundiales, dan una mayor fuerza a su voz para capear hipotéticos temporales entre sus dos pilotos.

Rosberg admite algún roce ‘infantil’ con Hamilton

"Hasta ahora ha funcionado bien. Estuvimos peleando por el campeonato en los karts y no hubo problema… bueno sí, pero después de una semana se arregló. Va a ser (un reto) duro por el ingrediente de la amistad. Pero estoy seguro de que conseguiremos solucionarlo", apuesta Nico Rosberg.

placeholder

Que su amistad continúe intacta a final del año dependerá de cómo sea el transcurso de la temporada (este fin de semana, el fallo en el monoplaza de Hamilton cerró cualquier posibilidad de roce), que los dos pilotos se muestren tan competitivos como el pasado año (Hamilton no dominó todas las carreras y sólo acabó con 18 puntos mejor que Rosberg, quien obtuvo dos victorias, por una de Lewis) y a que dentro del equipo se maneje bien la situación. Algo que, por ejemplo, no sucedió en McLaren entre Fernando Alonso y Hamilton –el desenlace fue la salida del español- o en Red Bull entre Sebastian Vettel y Mark Webber, quienes mantienen un distanciamiento en lo personal prácticamente desde la primera vez que pilotaron un coche ganador en 2010. Lauda tendrá mucho que decir en este aspecto emocional para que el vencido no reaccione de manera negativa ante la realidad de que en algún momento habrá un líder y un escudero: órdenes de equipo.

- ¿De dónde sacas la energía con 65 años?
- "Estoy tratando de llevar una vida equilibrada y dormir lo suficiente. Y, ahora, las victorias me dan una energía extra".

Al gurú de Mercedes le queda cuerda… y saliva, para rato.

A través de una conversación en un hotel durante el GP de Singapur, Niki Lauda terminó de convencer a Lewis Hamilton para que abandonase su estabilidad de McLaren y fichase en 2013 por Mercedes, equipo que desde su regreso a la F1 en 2010 sólo había obtenido una victoria. El pasado fin de semana, el austriaco volvió a utilizar su labia para borrar la amargura en el rostro del británico tras su primer cero de la temporada.

Lewis Hamilton Bernie Ecclestone
El redactor recomienda