lucas eguibar, campeón mundial de snowboard

Eguibar: "Que mi hermano estuviera a punto de morir me da fuerzas para ser el mejor"

Lucas Eguibar cuenta los días para disputar este fin de semana en Baqueira Beret la última prueba de la Copa del Mundo, de la que el rider donostiarra es vigente campeón

Foto: Lucas Eguibar, tras ganar en Veysonnaz, Suiza. (Efe)
Lucas Eguibar, tras ganar en Veysonnaz, Suiza. (Efe)

El Snowboard tiene un nombre propio en España: Lucas Eguibar. El rider donostiarra, actual campeón de la Copa del Mundo, es la gran atracción en la última prueba de esta competición internacional, que se disputa este fin de semana en la estación aranesa de Baqueira Beret. Aunque Lucas no puede optar a revalidar su título, sí que tiene opciones de acabar en el podio. "¿Un paso atrás? ¡No!", afirma con rotundidad. Ahora es cuarto, aunque viene de conseguir una victoria parcial en Veysonnaz (Suiza). "Al ganar esta prueba me he quitado una espinita que tenía clavada esta temporada, que no ha ido tan bien como esperaba", reconoció Eguibar durante la presentación  en la sede del Consejo Superior de Deportes (CSD) de la prueba final de la Copa del Mundo de Snowboardcross.

El vasco tiene 2.766 puntos, y está a menos de 1.000 puntos del segundo, el austríaco Alessandro Haemmerle, con 3.440, y el tercero, el ruso Nikolay Olyunin, con 3.060. El líder y ganador de 2016 a falta de una prueba es el francés Pierre Vaultier (4.640), vigente campeón olímpico. "De siete carreras esta temporada, en cinco he estado en el top 10, por eso estoy contento. De cara ya a la próxima, tenemos un Mundial en Sierra Nevada y también la clasificación de los Juegos Olímpicos", expuso Lucas en el citado acto, donde estuvo acompañado por Óscar Graefenhain, director general del CSD, May Peus, presidente de la RFEDI, y Xavi Ubeira, director comercial de Baqueira Beret. 

¿Baqueira Beret? Para mí es un placer correr en casa, va a ir muchísima gente y chavales a los que cada vez les engancha más el Snowboard

En una breve charla posterior con El Confidencial, Eguibar comenta sobre cómo ha cambiado su vida en el último año que "lo he dicho siempre y se ha podido ver: el CSD, la federación, las marcas, los medios, todos nos han apoyado y ello ha provocado que yo mismo me motive para las siguientes temporadas". Lo cierto es que Lucas no ha cambiado nada, más allá de que, un año después de llegar a los más alto en su deporte, se le nota más maduro y suelto a la hora de hablar delante de los micrófonos. "El verano pasado pude irme a la playa, que para mí es la vida. Pude recargar las pilas y después me entrené a tope, con muchas ganas de luchar", comenta.  

Su mérito está ahí, aunque quizás no se le reconozca todo lo que a él le gustaría. De hecho, la gran mayoría de la gente ni le conoce... "Hay que ir poco a poco, pues cuesta mucho que quienes no están metidos en tu deporte sepan quién eres. Rafa Nadal porque es Rafa Nadal, pero algunos grandes deportistas no son tan conocidos fuera de sus deportes. Además, concretamente el Snowboard es poco conocido en España, aunque poco a poco se va hablando más de él. Vamos avanzando a pasos pequeños, pero vamos llegando", comenta Eguibar. 

Es un placer correr en casa y me enorgullece ser un referente para los chavales, la persona que les motive para seguir adelante

En cuanto a los patrocinadores, esa pata tan importante para los practicantes de deportes minoritarios, Lucas reconoce que "cuesta mucho y más en la época en la que estamos, aunque gracias al Globo de Cristal han ido llegando cositas. Quizás no son pasos grandes, pero sí pasos pequeños que puede llevar a algo muy bueno", añade con optimismo. Su reciente triunfo en Suiza y el hecho de que este fin de semana compita en Baqueira Beret, también le van a permitir tener más visibilidad. "Para mí es un placer correr en casa. Va a ir muchísima gente y entre ellos muchos chavales a los que cada vez les engancha más el Snowboard. Me enorgullece ser quien les motive para seguir adelante. Sí, estoy encantado de ser un referente porque me gusta ayudar a los demás y, si encima competimos en casa, competiré con más ganas si cabe", explica Eguibar.  

Siempre imaginé verme entre los mejores del mundo, pero lo que nunca pensé es que lo iba a lograr y menos aún con sólo 21 años

Aunque siempre se lo preguntan, nunca está de más recordar de dónde le viene la afición de Lucas por la nieve y si algún día soñó que podía llegar a lo más alto de una especialdiad tan compleja, sobre todo para alguien que nació y vive tan lejos de la nieve. "Desde pequeño, cuando me preguntaban, siempre decía que quería ser olímpico, porque cuando yo practicaba el esquí alpino veía que los Juegos Olímpicos eran y es el sueño. Decía que quería ser profesional de esquí alpino, pero cuando me cambié al Snowboard decía lo mismo. Lo conseguí en 2014 y me coroné el año pasado con la Copa del Mundo. La verdad es que siempre imaginé verme entre los mejores del mundo, pero nunca pensé que lo iba a lograr y menos con 21 años". 

Eguibar: "Que mi hermano estuviera a punto de morir me da fuerzas para ser el mejor"

Tal y como contamos en El Confidencial, la vida de Lucas dio un giro inesperado cinco meses antes de los Juegos de Sochi. Su hermano mayor, Nicolás, sufrió un accidente de moto que le causó graves lesiones en el cerebro. "Ver a mi hermano a punto de morir, me enseñó a valorar lo que soy, lo que tengo y me da fuerzas para ser el mejor", comenta Lucas, sin ocultar lo orgulloso que está de Nico: "Con los problemas que tenía y tal y como nos lo pintaban los médicos, verle luchando por su vida y cómo lo ha hecho, siendo una persona superalegre, que allá donde va saca una sonrisa a todos, no sólo me da mucha alegría, sino que también me ayuda a dar las gracias por ser quien soy". Esta historia de superación y motivación está perfectamente recogida en el cortometraje 'Gigantes Paralelos'.

Sobra decir que en Baqueira Beret, además de Nicolas, "estará toda mi familia". "¿Más presión por ello? Cuando estás en la pista, te olvidas de todo. Pero, no, no tengo más presión porque voy a ir a disfrutar. Si yo lo hago bien, mi familia y mis amigos van a disfrutar mucho más". "El segundo puesto está complicado, pero todo puede pasar", comenta sobre la carrera Lucas, para quien después de haber sido campeón del mundo, no volver a estar en lo más alto del podio "no es un paso atrás". "Creo que ya son seis años con éste en el que no se repite ganador de la Copa del Mundo, lo cual demuestra que cada hay muchísima pelea. Encima, con la edad que tengo, 22 años, estoy aprendiendo muchísimas cosas", explica el rider donostiarra.

No revalidar el título no es un paso atrás, pues son seis años sin repetir ganador de la Copa del Mundo, lo que demuestra la pelea que hay

La trascendencia de Lucas Eguibar es internacional, aunque su condición de vasco también provoca que sea seguido muy de cerca por sus paisanos. "Se nota que no hay este deporte, aunque al ser de allí todos los medios te apoyan y también les estoy muy agradecidos". No es muy normal que un donostiarra sea campeón del mundo en un deporte como el Snowboard, de ahí que se le pongan los dientes largos cuando se le comenta que su ciudad podría darle el Tambor de Oro. "¡Eso digo yo, que no tenemos muchos campeones del mundo", comenta entre risas. "No estaría mal que después de haber ganado el Globo de Oro me entregaran el Tambor de Oro. Ojalá llegue ese día", acaba Lucas, con la misma sonrisa que ha mantenido durante toda la charla y con la que este sábado competirá en Baqueira.     

Esquí

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios