Ya extraña a los telefónicos

Las lágrimas de Nairo Quintana en su despedida como ciclista de Movistar

El colombiano no pudo contenerse ante las muestras de agradecimiento de los empleados de la compañía en Colombia, palabras de excompañeros y un emotivo vídeo con sus mejores momentos

Foto: Nairo Quintana, en su despedida como corredor de Movistar en Colombia. (EFE)
Nairo Quintana, en su despedida como corredor de Movistar en Colombia. (EFE)

Nairo Quintana no lo pudo evitar. El menudo ciclista colombiano tuvo que hacer un alto durante su discurso de despedida en la sede de Telefónica en Bogotá. Le invadió la emoción. Ocho años defendiendo los colores de Movistar por las mejores carreteras del mundo dan para mucho: para forjar una leyenda, pero también para decir adiós de una manera muy poco agradable para él. Pese a los honores, es una realidad que la salida de Nairo del equipo español no es voluntaria. Los telefónicos entendieron hace dos temporadas que su etapa como ciclista con opciones al Tour de Francia ya pasó y las diferencias de los de Eusebio Unzué con su agente, Giuseppe Aqcuadro, fue otro de los motivos de peso para, definitivamente, no plasmar una nueva renovación. "Hemos tenido muchos recuerdos bonitos", dijo Nairo, envuelto en lágrimas.

Este próximo curso el de Boyacá correrá con los colores del Arkea, escuadra que no pertenece al World Tour y que tendrá muy complicado ser de la partida en dos de las tres grandes vueltas del calendario: Giro de Italia y Vuelta a España. De hecho, su presencia se da prácticamente por descartada pese a que el colombiano es campeón de ambas. El Arkea sí estará en el Tour debido a su condición de equipo galo, pero la salida de Nairo del Movistar es un claro paso atrás para sus aspiraciones personales pues no solo están en riesgo estas carreras, también otras muchas pertenecientes a la primera categoría del ciclismo. "Les invito a que me sigan apoyando a donde vaya, seguramente haré cosas muy bonitas por mi país y con el nuevo equipo", espetó Quintana, que sabe que será un año durísimo desde el punto de vista emocional.

Nairo Quintana, ídolo en Colombia, se fotografía con los empleados de Movistar. (EFE)
Nairo Quintana, ídolo en Colombia, se fotografía con los empleados de Movistar. (EFE)

"Es duro estar hoy aquí"

Nairo ya extraña a Movistar y, si durante la presentación de la nueva edición de la Vuelta ya quedó patente, este pasado viernes en Colombia volvió a demostrarse. Allí se exhibieron la 'maglia rossa' del Giro 2014 y también 'la roja' de la Vuelta cosechada en 2016 ante Chris Froome. Tampoco faltó el 'maillot' blanco a mejor joven del Tour en 2013, su explosión internacional. En el centro de todas estas conquistas, más algunas secundarias, lucía la equipación de Movistar que tantos cursos ha defendido. Quintana recibió de manos del director ejecutivo de la empresa en América Latina, Alfonso Gómez, una placa conmemorativa y un ramo de flores, todo ello entre aplausos de miles de empleados. "Para mí es muy duro estar hoy aquí, pero como dice el presidente: esto no es una despedida, es un hasta pronto". Nairo anunció el pasado mes de septiembre, durante la segunda jornada de descanso de la Vuelta, su adiós a Movistar y ya entonces dejó la puerta abierta de cara al futuro: "He cumplido un ciclo [...] No sé si luego regresaré o me quieren con el tiempo, pero de momento me tengo que marchar". En el acto celebrado en Bogotá estuvo acompañado de toda su familia y también de Winner Anaconna, otro ex del conjunto azulón que ahora le acompañará en esta nueva aventura en Francia. "Esta siempre será vuesta casa", les indicó Gómez, agradecido.

Como no podía ser de otra manera, los telefónicos le prepraron un vídeo con sus 'highlights'. No es para menos, Nairo abandona Movistar como uno de los mejores corredores de su historia, con 16 títulos y 43 victorias individuales, solo por detrás en este último apartado de Valverde e Induráin. "A todos mis compañeros les agradezco porque han sido parte fundamental de mi crecimiento, los llevo en el corazón", expresó con voz quebrada. Nairo sigue soñando con el Tour, la única grande que se le resiste, y enfocará su preparación de cara a una ronda gala que este curso presenta mucha montaña y escasa contrarreloj, algo que le viene bien a sus características. En lo que respecta al resto del calendario, prestará especial atención a las carreras francesas y a las invitaciones que puedan ir llegando de otros lados. Compartirá la responsabilidad en Arkea con Barguil, con el que de momento parece congeniar. Nueva etapa, mismos retos para Quintana, al que muchos ya no ven como candidato de empaque en las grandes citas. Él se resiste a pensarlo y está dispuesto a discutirle la corona a su compatriota, Egan Bernal.

Ciclismo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios