"No es un juvenil más", dice Josu Larrazabal

Quinn Simmons, el campeón del mundo júnior que sigue los pasos de Evenepoel

El americano se saltará la categoría sub23, como ya hizo el belga, para debutar en el World Tour con el Trek-Segafredo. "Tiene condiciones para establecerse en la élite", cuenta a El Confidencial su director

Foto: Quinn Simmons celebra su oro en el Mundial Junior de Ruta. (EFE)
Quinn Simmons celebra su oro en el Mundial Junior de Ruta. (EFE)

Hace un año, el estadounidense Quinn Simmons puso pie a tierra en el Mundial Júnior de Ruta que ganó Remco Evenepoel, hoy convertido en una auténtica estrella del World Tour, la máxima categoría del ciclismo profesional. Acabó exhausto, sin fuerzas, tras ayudar a sus compañeros de Selección. Sin embargo, el pasado jueves el de Durango (Colorado) deslumbró en su segunda participación con una absoluta exhibición de poderío que recordó y mucho a la del belga un curso atrás. Simmons se marchó en solitario a falta de 33 kilómetros para colgarse el oro. Antes, en la prueba contra el crono rozó otra medalla: el bronce. Quedó cuarto, cerca de la 'machada'.

La temporada que viene no dará el salto a la categoría sub23 porque, como Evenepoel, pasará directamente a profesionales de la mano del Trek-Segafredo (conjunto del que Alberto Contador es embajador), que ha visto en él una joya y le ha extendido un contrato para las dos próximos años. La historia, con sus particulares diferencias, se repite. "Le firmamos antes del Mundial. No es un juvenil más, tiene condiciones físicas para establecerse en la élite, pero todo dependerá de su gestión emocional. Es un corredor que está muy desarrollado, se ve a simple vista. Un compañero de Trek que vive por su zona nos habló muy bien de él y de su entorno, y valoramos la idea de incorporarlo. No solo seguimos su progresión en ruta, también nos interesamos por lo que había hecho antes", explica Josu Larrazabal, director del Trek.

Y es que antes de despuntar en carretera, Simmons fue un excelente ciclista de montaña. En 2018 batió a todos sus rivales para coronarse campeón nacional júnior de prueba corta y campo a través. Posteriormente, y de la mano del Lux Cycling Academy, uno de los equipos base más potentes del país, dio el salto a ruta. Clarence Knickman, bronce olímpico en 1984, ha sido su mentor en esta prestigiosa escuela de promesas. A sus títulos nacionales de BTT le sumó, pocos días después, también el de ruta para sorpresa de los presentes. "Nos estamos malacostumbrando a chavales de este corte, capaces de dominar en diferentes modalidades. Cada vez vamos a ver más casos como el de Simmons o el de Evenepoel. El nivel de exigencia con el que trabajan desde jóvenes es alto", señala Larrazabal.

 Simmons, en el podio junto al italiano Alessio Martinelli y su compañero Magnus Sheffield. (EFE)
Simmons, en el podio junto al italiano Alessio Martinelli y su compañero Magnus Sheffield. (EFE)

13 victorias este año

Su indudable talento no pasó desapercibido. Simmons cumplió un sueño y viajó por Europa, cuna del ciclismo, para medirse a los mejores corredores del mundo. Debutó en la Gent-Wevelgem y también fue de la partida en la París-Roubaix Júnior. Tercero en la primera y séptimo en la segunda (a pesar de rodar con una rueda pinchada en los últimos compases), ambas por delante de Evenepoel. Su primera victoria de prestigio en el viejo continente llegó en la cuarta etapa del Trofeo Saarland alemán. Meses después debutó en unos mundiales y atacó de lejos para intentar sorprender al grupo, que no le concedió ni un metro.

Así las cosas, en este segundo año en la categoría Simmons decidió guardar la bici de montaña y centrarse en la de ruta con el objetivo de dar un paso adelante. El pasado mes de marzo puso la primera piedra de la que iba a ser una temporada excepcional: en su segunda participación, el corredor del Lux se convirtió en el primer ciclista estadounidense en ganar la prestigiosa Gent-Wevelgem. "Tiene perfil de clasicómano y, además, es un excelente contrarrelojista. Él se quiere centrar en las carreras belgas y es posible que establezca su lugar de residencia ahí para tenerlo todo más controlado y a mano", apunta Larrazabal.

Fue en ese momento cuando su proyección mediática se disparó considerablemente. Esta temporada acumula 13 victorias y es, sin duda alguna, el ciclista más destacado del pelotón júnior. Si en 2018 consiguió ser campeón nacional en ruta, este 2019 lo ha sido de contrarreloj. La guinda llega ahora con su oro en un Mundial que le ha catapultado al profesionalismo. "Es un tipo muy maduro, por lo que me han comentado. A la hora de ofrecer un contrato así este aspecto es fundamental, importantísimo. Tiene habilidad para entender las carreras y saber moverse dentro del grupo. Es inteligente y, por lo que sé, organizado respecto a sus tareas y su método de trabajo", detalla el vasco. Simmons es el tercer ciclista estadounidense en vestir el maillot arcoíris juvenil tras Greg LeMond (1979) y Jeff Evanshine (1991).

Esquiador, como Roglic

El de Durango, cuyo ídolo en el pelotón es Peter Sagan (en 2020 correrá contra él), comparte, sin embargo, una curiosidad con el reciente campeón de la Vuelta a España, Primoz Roglic: ambos fueron esquiadores. De hecho, Simmons sigue calzándose los esquís con frecuencia en su ciudad natal. En invierno alterna ambos deportes para prepararse de cara la competición. Antes de empezar a fraguarse una carrera en el ciclismo fue uno de los mejores especialistas de fondo (Roglic era de saltos) juveniles de su país. Sus capacidades atléticas son incuestionables, pero en el Trek no tienen prisa con él: "Tendrá un calendario acorde a su edad. En principio tendrá un invierno progresivo. No disputará el World Tour de entrada, aunque sí acudirá a carreras belgas para ir conociéndolas. Luego, dependiendo de sus resultados, veremos si da el salto a pruebas de mayor envergadura. Todo está por decidir aún y hay que tener cuidado. Conviene no acelerar el proceso, que todo siga un camino natural. Su estado de forma y capacidad de adaptación nos irán diciendo. No todos son Evenepoel desde el inicio", cuenta Larrazabal.

El conjunto americano empezará a trazar las líneas a seguir por el joven corredor en próximas fechas, tras la concentración prevista en Waterloo (Wisconsin), sede de la marca de bicicletas y principal patrocinador del proyecto. Simmons tendrá como compañeros de viaje el curso que viene a Vincenzo Nibali (vencedor de las tres grandes), Bauke Mollema (ganador en San Sebastián), Richie Porte (dos veces campeón de la París-Niza) o Jasper Stuyven. Buenos maestros de los que aprender. Al igual que el americano, el campeón juvenil de contrarreloj, el italiano Antonio Tiberi, también dará el salto. Trek anunció su contratación, pero lo incorporará ya en 2021.

Ciclismo
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios