charla con carlos sastre, ganador del tour 2008

"Contador sufrirá mucho al principio, pero nunca se le puede descartar"

Carlos Sastre, ganador en 2008, analiza en conversación con El Confidencial la edición de este año, centrándose en el papel que puede desempeñar Alberto Contador

Foto: Alberto Contador es atendido tras una de las dos caídas que sufrió en este comienzo de Tour Francia (Reuters)
Alberto Contador es atendido tras una de las dos caídas que sufrió en este comienzo de Tour Francia (Reuters)

No ha comenzado el Tour de Francia como tenía diseñado en su cabeza. Con físico y mente a punto para pelear por el triunfo final, convencido de que la preparación ha sido inmejorable, dos caídas en las primeras dos etapas han llenado de sombras el horizonte de Alberto Contador. El de Pinto afrontaba esta gran carrera seguro de encontrarse listo para dar cumplida respuesta y batalla a Chris Froome y Nairo Quintana, a priori los dos grandes favoritos. Ahora el guion previsto, por desgracia, ha variado. Una voz autorizada para desvelar las claves de esta edición y lo que se puede esperar del corredor de Tinkoff es Carlos Sastre. Ganador del Tour en 2008, el ex ciclista nacido en Leganés comenta para El Confidencial su visión de la edición de este año.

La quinta etapa es la primera que endurece de verdad este Tour, comentando Sastre que “es costosa y complicada, parecida a la de este pasado domingo. Será difícil de controlar para los 'sprinters' y varios corredores, como Alejandro Valverde, pueden tener muchas opciones”. “Las etapas 7, 8 y 9 conformarán el primer tramo realmente complicado”, resalta, subrayando que “se trata de jornadas muy exigentes y duras”. Tiene claro al referirse a esta parte del Tour que corredores “como Froome y Quintana han trabajado para llegar bien a estas etapas iniciales, con el fin de que no se les escape la carrera” a las primeras de cambio. Y recuerda que “Chris ya dijo que en la pasada edición se le hizo difícil controlar la carrera de principio a fin, lo que le supuso realizar un gran desgaste”. “Ha llegado muy bien a esta edición”, subraya sobre el británico.

Carlos Sastre ganó el Tour de Francia en 2008 (EFE)
Carlos Sastre ganó el Tour de Francia en 2008 (EFE)

Tocado emocionalmente

“No me cabe duda de que Alberto sufrirá mucho en esta quinta etapa, en general al principio de este Tour de Francia” debido a esos dos inoportunos percances. “Emocionalmente está tocado, pero físicamente al final te recuperas un día u otro”, dice Carlos, que añade que “una carrera como esta no da tregua, aunque se trata de un ciclista muy experimentado y, sobre todo, es un sufridor nato. Estoy convencido de que lo va a intentar -luchar por el triunfo- hasta el final”. “La segunda caída te pone la moral a prueba”, decía tras la etapa del lunes Contador, que dejaba claro que “voy a dar el máximo por toda la gente, los aficionados que me apoyan”. 

“Pese a las dos caídas, está tratando de permanecer en cabeza”, destaca el ex ganador de la gran vuelta francesa, que pone en relieve un aspecto básico que es “el descanso. Estos contratiempos son muy malos e incómodos cuando el físico se debe relajar”. Las heridas han quedado a la vista de todo el mundo tras los dos accidentes sufridos, y Sastre sabe por experiencia propia que “durante las noches se sufre mucho, te duele todo, te despiertas cada 5 minutos… Ojalá Alberto encuentre ese sueño necesario para descansar en condiciones”.

Desde la lejanía, pero también desde la experiencia, cree Carlos que “cuando se producen dos caídas es porque algo no está funcionando bien en su cabeza o pasa algo que desconocemos en el interior del equipo”. Eso sí, deja claro que “a Alberto no se le puede descartar nunca. Haya pasado lo que sea, hablamos de un corredor que, conociéndolo, supera siempre obstáculos de todo tipo gracias a su valentía. Todos esperamos que pueda ir recuperando poco a poco el mejor estado físico para pelear por la victoria final”.

Chris Froome es el gran favorito para los entendidos, también para Carlos Sastre (EFE)
Chris Froome es el gran favorito para los entendidos, también para Carlos Sastre (EFE)

Espectáculo permanente

“Un Tour de Francia siempre es duro porque en cualquier edición hay dos bloques de montaña muy exigentes. Llama la atención, por ejemplo, el final de la quinta etapa, que como pasó en la segunda, obligará a todos los favoritos a estar delante del pelotón”, dice el ganador de esta gran prueba. Señala Sastre que la organización “se ha dado cuenta de que diseñando finales así se gana en espectacularidad, sin que ello conlleve perjudicar a nivel global a los 'sprinters' con el trazado”. “Hay finales complicados, pero sin abusar”, apunta recordando el espectacular papel de los velocistas en cualquier gran vuelta.

La cronoescalada de la etapa 18 (17 kilómetros), con tres por delante para acabar, es para los entendidos uno de los puntos álgidos de este Tour. Sastre recuerda que “ya vimos en el Giro que puede marcar cosas, aunque las diferencias no creo que sean significativas. Es una crono que le puede ir bien a Nairo; se trata de una subida típica del Tour, con un desnivel medio del 6/7 por ciento. Puede ser clave, eso sí, para sacar un tiempo a los rivales que puede ser importante o simplemente para acortar diferencias”. “El Tour siempre es un espectáculo a gran escala”, resume Sastre. “Froome está un poco por delante de los demás, pero ningún rival será fácil de batir, porque hablamos de que hay siete u ocho corredores que pueden aspirar al triunfo final”, explica.

Cuestión de inteligencia

“Las etapas alpinas, como todos los años, son muy duras. No conviene olvidar que se van a subir 13 puertos en pocos días, con los tramos más exigentes de una media del 8 por ciento de desnivel. Son etapas espectaculares, cortas y explosivas”, recuerda Carlos. “Dependiendo de lo que suceda en los Pirineos y la contrarreloj, la carrera se mantendrá viva hasta el final, hasta esos últimos y complicados días”, enfatiza. “Ganará el más fuerte… o el más inteligente”, dispara para dar valor al poder de la mente, necesario para alzar los brazos en los Campos Eliseos de París.

Sí, la cabeza juega siempre un papel básico cuando se pelea por alcanzar un logro deportivo de esta magnitud. Y cuando nuestro protagonista se subió al primer cajón del podio en París en 2008, lo hizo porque también el cerebro actuó cuando tocó. “La inteligencia es una parte muy importante para aspirar al triunfo final. Puedes estar muy fuerte físicamente, pero si gastas energías donde y cuando no toca, al final te quedas sin ellas. En resumidas cuentas, hay que manejar bien las bazas que tengas y en momento concretos”, termina rematando Carlos Sastre. En ello está Alberto Contador después de un comienzo tan abrupto.

Ciclismo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios