JAVIER MÍNGUEZ ANALIZA EL FUTURO DEL CICLISMO

¿Hay vida después de Contador?: "No existe un relevo generacional"

Alberto Contador no se ve compitiendo más allá de 2016. ¿Qué pasará cuando no esté ni el ni Valverde ni Purito? Javier Mínguez, último seleccionador de ciclismo, analiza el futuro de este deporte

Foto: Alberto Contador en la última Vuelta a España (AP).
Alberto Contador en la última Vuelta a España (AP).

Este lunes la Fundación de Alberto Contador presentaba a sus dos equipos en Madrid: junior y Sub23. Su particular intento de acabar con las carencias que hay en la cantera del ciclismo español no evitó que los focos se centraran en el actual campeón de la Vuelta a España. El de Pinto abrió de par en par las puertas a una posible retirada: “La verdad es que más allá de 2016, ahora mismo, puedo decir que no me veo”. Si cumple sus intenciones se bajará de la bicicleta con 34 años, la misma edad a la que lo hicieron Perico Delgado o Escartín ya que Indurain y Olano lo hicieron un par de años antes, a los 32. Sin Contador en el horizonte y con Valverde y Purito enfilando, posiblemente, el mismo camino, ¿qué futuro le espera al ciclismo español? Javier Mínguez, último seleccionador de ciclismo, lo analiza para El Confidencial.

La retirada del ciclista de Pinto está prevista para finales del año que viene, momento en el que los otros dos miembros de la exitosa triada española contarán con 36 primaveras. Puede que no sea simultánea, pero no es descabellado pensar que la retirada de Contador, Valverde y Purito podría coincidir en el tiempo dibujando un panorama que no invita al optimismo: “El relevo es algo generacional y ahora mismo no existe”. Javier Mínguez habla claro sobre el futuro del ciclismo español: “Cuando llegue ese momento, lo primero que tendríamos que hacer es un monumento a los tres. Hemos disfrutado más de lo que merecemos”. El último seleccionador recuerda que “Valverde es el número uno y Contador le sigue; el año anterior Purito fue el primero de la clasificación. Hay que ser realistas, hemos estado comiendo caviar mientras otros comían jamón york”.

El futuro del ciclismo español está marcado por oscuros nubarrones, pero Mínguez confía en que tras la tormenta llegará la calma: “Primero vamos a seguir disfrutando de ellos, luego les homenajeamos y después ya se verá qué hacemos. Hay muchos corredores y lo importante es organizar bien la base. Ahí, la Fundación de Alberto está haciendo muy buen trabajo”. El futuro del ciclismo español está plagado de dudas, pero no el del campeón de la última Vuelta. Unido a su actual equipo hasta finales del presente año, Contador ya ha confesado en alguna ocasión que existen contactos para alargar dicho vínculo… además de otras ofertas. Todo depende los resultados que obtenga en un año en el que el doblete ‘Giro-Tour’ marca el ritmo. El último que lo consiguió fue Marco Pantani en 1998 y lo cierto es que los recorridos de ambas citas con perfectos para las condiciones del pinteño.

El análisis de Javier Mínguez también se basa en los resultados: “Yo creo que ha diseñado un programa mental hasta 2016 y si gana algo, a lo mejor se anima a continuar”. Y al mismo tiempo hace un ejercicio de empatía: “Mentalmente quiere seguir ganando, pero hay que entenderle: siempre se ha entregado en cuerpo y alma, sólo ha disfrutado de la vida sobre la bicicleta, no ha podido salir, comer lo que ha querido…”. Todo ello sin esconder que “a nadie le gusta que un gran campeón deje de correr, pero aún no lo ha dejado. Es un deportista que se ha sacrificado desde muy joven, ha peleado, se ha concentrado mucho en su disciplina… pero llega un momento en el que la mente y el organismo dicen basta”.

Si todo va según lo previsto y no hay ningún percance que alargue su retirada en lo más alto, Contador podría dejar el ciclismo con un palmarés en el que figurasen seis Tour de Francia, tres Giro de Italia y cuatro Vueltas a España. Sería el mejor de los casos contando con que este año no estará presente en la cita nacional y dando por hecho que firmase la victoria en todas las competiciones citadas. Lo haría a los 34 años, pero la edad “depende de cada ciclista. A algunos les cuesta más llegar y duran más, otros a los 40 siguen rindiendo”, apunta Mínguez que, también, señala los factores que influyen en la retirada: “Es algo mental; el estrés, el ritmo de vida que llevan, trabajan desde la mañana a la noche… es un calvario”.

Ciclismo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios